Compartir
Publicidad

Europa quiere obligar a los fabricantes a instalar etilómetros y 'cajas negras' en los coches para 2022

Europa quiere obligar a los fabricantes a instalar etilómetros y 'cajas negras' en los coches para 2022
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya sabíamos que la Comisión Europea está detrás de una revisión del Reglamento de Seguridad General para los nuevos vehículos europeos. La frenada automática de emergencia será obligatoria en los coches europeos a partir en 2022, mientras que es probable que ocurra lo mismo con el control de velocidad inteligente en esa misma fecha.

Ahora el Ejecutivo europeo ha alcanzado un acuerdo provisional para introducir 11 sistemas de seguridad que pretenden que sean obligatorios para 2022 entre los que se encuentran 'cajas negras', sistemas electrónicos de control de estabilidad e incluso facilitar la instalación de un sistema de bloqueo con etilómetro.

Un horizonte que se antoja exigente para los fabricantes

La Comisión propone que, dentro de tres años, todos los modelos nuevos introducidos en el mercado incorporen de serie 11 sistemas de seguridad avanzados:

  • Para turismos y furgonetas: frenado de emergencia avanzado, asistencia en caso de abandono del carril, y cinturones de seguridad mejorados gracias a pruebas de colisión.

  • Para turismos, furgonetas, camiones y autobuses: asistentes de velocidad inteligentes, advertencia de somnolencia y de distracción del conductor, cámaras y sensores en la parte trasera para la marcha atrás y un registrador de datos en caso de accidente, la conocida como caja negra.

European Comission Fuente: European Comission.
  • Para camiones y autobuses: requisitos para mejorar la visión directa de los conductores de autobuses y camiones y eliminar los ángulos muertos con sistemas situados en la parte delantera y en el lateral del vehículo para detectar y advertir a los usuarios vulnerables de la vía pública, especialmente cuando se realicen giros.

Entre la batería de sistemas de seguridad que la Comisión Europea quiere que sean obligatorios se encuentra además un sistema que monitorea la presión de los neumáticos (obligatorio para furgonetas, camiones y autobuses), un cristal de seguridad para proteger a ciclistas y peatones (turismos y furgonetas) y la preinstalación de un sistema de bloqueo con etilómetro (para todos los tipos de vehículos).

Los etilómetros con dispositivo de bloqueo impiden que el vehículo arranque si el conductor no sopla.

Por otro lado el Ejecutivo europeo quiere acabar con lo que considera "las brechas actuales en la legislación, que esencialmente eximen a ciertos SUV y furgonetas de las pruebas de choque obligatorias". Estas excepciones se eliminarán para asegurarse de que no haya diferenciación entre ciertas categorías de vehículos.

Se espera que estas medidas salven 7.300 vidas y eviten 38.900 lesiones graves durante el período 2020-2030 y se enmarca dentro del programa 'Visión Cero', cuyo objetivo es reducir a cero las muertes y lesiones graves para 2050.

¿Afectará esto al precio de los coches? Según el análisis de la Comisión, la propuesta tendría "poco o ningún impacto en el precio de los vehículos nuevos".

La votación final, el 19 de abril

Fiat Panda Cero Estrellas Euro Ncap

Esta reforma del Reglamento de Seguridad General está en fase de votaciones y aún ha de pasar muchos filtros -Europarlamento, estados miembros- por lo que 2022 puede que sea una fecha un tanto optimista. Tendremos que esperar al 19 de abril, cuando se celebrará la votación final sobre este tema.

De momento 40 países liderados por la Unión Europea y Japón han acordado que los coches nuevos y los vehículos comerciales ligeros lleven incorporado de serie el sistema de frenada automática de emergencia (Autonomous Emergency Barking o AEB) desde principios de 2020 en Japón y desde 2022 en Europa.

Estados Unidos, China y la India se quedan fuera de este nuevo reglamento, que se aplicará a bajas velocidades: 60 km/h o menos. Solo afectará a los vehículos nuevos vendidos en los países signatarios, por lo que no implica que los usuarios tengan que adaptar sus coches.

El control de velocidad de crucero inteligente (o ISA por sus siglas en inglés) también va camino de convertirse en un asistente obligatorio a partir de 2022.

volvo cars

Fabricantes como Volvo se han adelantado a la nueva normativa europea y limitará la velocidad máxima de todos su coches a 180 km/h a partir de 2020. El cambio se implementará globalmente a partir del segundo trimestre del próximo año en los vehículos planeados para el año 2021, y no será posible desactivar esta funcionalidad.

También comenzará a introducir cámaras y sensores en los habitáculos de todos los modelos a principios de 2020. Estos dispositivos de vigilancia controlan los gestos del conductor y permiten que el sistema del vehículo intervenga en caso de que éste no responda a las señales de advertencia, bien por estar distraído o intoxicado con alguna substancia.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio