Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuando hacerte un 'selfie' en el coche pone en peligro a los demás [actualizado]

Cuando hacerte un 'selfie' en el coche pone en peligro a los demás [actualizado]
Guardar
66 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Semanas atrás abordábamos el fenómeno selfie (autorretrato) como una forma de expresión que últimamente involucra coches y también coches en movimiento. Hablábamos entonces de la peligrosidad de protagonizar según qué esperpentos al volante y, en definitiva, intentábamos razonar por qué la gente se hace selfies mientras conduce.

Avanzamos ahora una posición para ver un episodio que puede acabar mal para un autorretratista y que podía haber acabado aún peor. Se trata de un vídeo grabado a bordo de lo que parece un Volkswagen Golf de color rojo y a cuyo autor ya lo anda buscando la Policía Nacional, que ayer mismo lanzó en Twitter esta llamada a la colaboración ciudadana:

Actualización:
La Policía ha emitido un nuevo tweet comentando que el joven se ha entregado en Barcelona.

El vídeo, que originalmente estaba colgado en YouTube por un usuario llamado Antonio Velázquez, dejó de estar disponible ayer tras la denuncia policial, cuando llevaba unas 15.000 reproducciones registradas. Ahora mismo puede verse una copia de las imágenes en esta noticia de El Mundo y en la cuenta de YouTube de la Policía, que lo ha resubido al portal de vídeos:

En el documento gráfico, el presunto autor de la grabación se muestra a sí mismo, en un primer momento, simulando dormitar en el asiento del acompañante mientras ruega a un supuesto conductor llamado Javi que baje la música del sistema de sonido del coche. Al no haber respuesta por parte del conductor, el acompañante finge asustarse mientras enfoca un puesto de conducción vacío. Esto, mientras el coche avanza por el segundo carril de una autovía guiado por la mano izquierda del autor del vídeo, que agarra el volante y adelanta a un tráiler para acabar riendo ante la cámara.

Llevar un coche con una sola mano a esa velocidad y desde el asiento del acompañante es algo que cualquier profesor de formación vial realiza ya desde el momento que se forma como tal. Eso sí, con dos salvedades: la primera, que en el asiento del conductor hay un formador de formadores, por si las moscas; la segunda, que bajo los pies ambos profesores llevan pedales, por si las moscas también. Esa es la gracia del kit de doble mando y de la formación y experiencia del profesor.

doble mando, doble espejo

Este no parece ser el caso del supuesto Golf. No observamos dobles espejos, por lo que o bien el coche no dispone del kit de doble mando, o está a medio montar... o sencillamente es un coche de serie guiado de forma tosca mientras el control de crucero mantiene la velocidad del vehículo.

En caso de peligro inminente, con el equipamiento de un coche sin preparar con un kit como el mencionado, no habría tiempo material de desconectar el control de crucero y realizar una frenada en condiciones de seguridad. De hecho, sin una formación y un bagaje suficientes, ni siquiera una esquiva se podría llevar a cabo con seguridad desde el asiento del acompañante.

En fin... La Policía lo anda buscando, pero el problema al que se enfrenta este hombre se lo ha buscado él solito. Si esta grabación hubiera derivado en un siniestro vial, las consecuencias habrían sido graves y el resto de los implicados se lo habrían encontrado sin buscarlo, sin comerlo ni beberlo.

Vía | El Mundo. ¡Un saludo para todos los que nos habéis avisado!
En Motorpasión | Los 'selfies' con coche y la extensión de mi identidad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos