Compartir
Publicidad

El crimen organizado en México sigue disparando las ventas de coches blindados

El crimen organizado en México sigue disparando las ventas de coches blindados
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

70 asesinatos al día durante 2017. Aunque las autoridades mexicanas han negado que existan grandes grupos de crimen organizado, México sigue viviendo su pesadilla de violencia extrema diaria. Desde antiguos miembros de La Familia Michoacana a otros grupos vinculados a Los Zetas y al Cartel de Sinaloa, la rivalidad entre bandas y el asesinato de cargos políticos, población civil y cuerpos de seguridad se pisan unos con otros.

Una interesante información de Reuters pone en el punto de mira el mercado de los vehículos blindados. Los servicios de blindaje de vehículos han alcanzado este año su máximo histórico desde 2012; pero este mercado no ha dejado de crecer desde los 90, y cada poco tiempo experimenta un desgraciado repunte.

El Audi Q5, a prueba de balas

Audi Q5 2017 R 020

2017 se convirtió en el año más sangriento en México desde 1997, con 25.339 homicidios. 70 asesinatos al día, según el Ejecutivo Nacional.

Siete de cada 10 blindajes vendidos en México son de nivel tres, el cual implica reforzar el chasis del vehículo con acero de 3 milímetros de grosor, las ventanas con cristales de 21 milímetros y el suelo con una fibra de polietileno.

Estos desorbitados niveles han hecho que los servicios de blindaje de automóviles aumenten un 10 % este año hasta las 3.284 unidades a prueba de balas, según la 'Asociación Mexicana de Blindadores de Automotores' (AMBA).

La demanda ha crecido tanto que los fabricantes han comenzado a blindar sus modelos en las propias líneas de ensamblaje, como es el caso de Audi en Puebla, que ofrece una versión a prueba de balas del Audi Q5 destinada a la venta local y a la exportación a Brasil y Argentina.

También Jeep, Mercedes-Benz y BMW han fabricado modelos blindados en México.

Según la agencia de noticias, esta cifra aún es muy inferior a la de Brasil, país en el que se blindaron más de 15.000 vehículos el año pasado.

Hombres de negocios, altos ejecutivos y funcionarios del Gobierno entre el público objetivo

Mercedes Benz S600 Pullman Guard

Lo empresarios, ejecutivos y altos funcionarios del Gobierno acuden al blindaje para desplazarse y proteger a sus familias, y hasta las empresas de transporte privado tipo Uber o Cabify ruedan por Ciudad de México con un nivel 3 de blindaje.

Secuestros, robos con violencia en casas, carreteras, homicidio doloso, extorsión con armas de fuego o armas blancas engrosan las listas de fallecidos a manos de los cárteles del narcotráfico. Los estados con mayor número de asesinatos en 2017 fueron: Guerrero (Familia Michoacana, el cártel de los Beltrán Leyva y el cártel Jalisco Nueva Generación), Baja California (cártel de Sinaloa), Estado de México, Veracruz y Chihuahua (cártel de Juárez).

Según datos de la AMBA, la industria del blindaje de vehículos ha crecido en México a un ritmo anual del 10 % en los últimos tres años, en mayor medida por la demanda de los hombres de negocios que buscan evadir a la delincuencia.

"Sólo en 2015 el sector blindó unos 2.700 vehículos, de los cuales el 70 % transporta por las calles a empresarios o ejecutivos de compañías y, en menor medida, un 30 %, a altos funcionarios del gobierno federal y algunos estados".

Según el presidente de la AMBA, siete de cada 10 blindajes vendidos en México son de nivel tres, el cual implica reforzar el chasis del vehículo con acero de 3 milímetros de grosor, las ventanas con cristales de 21 milímetros y el suelo con una fibra de polietileno llamada Dyneema "que no caduca".

Mercedes Benz S600 Pullman Guard 2011 1280

Con ese blindaje, cuyo costo ronda entre los 35.000 y los 42.000 dólares, el vehículo pesa unos 280 kilos más. Sin embargo, funcionarios del gobierno federal que por su cargo requieren mayores medidas de seguridad y algunos empresarios utilizan blindaje de nivel cinco, que implica una capa de acero de 9,7 milímetros y cristales de 42 milímetros de grosor en las pick-up.

Un blindaje de ese nivel pesa hasta 1,2 toneladas y requiere reforzar los amortiguadores y frenos del vehículo, además de que cuesta entre 75.000 y 85.000 dólares. Un servicio que solo la élite se puede permitir en México.

Por su parte, los neumáticos llevan un polímero que permite al conductor avanzar hasta 70 kilómetros sin dañar llantas en caso que reciban disparos o cualquier otro elemento dañino.

Las compañías de blindaje experimentaron su auge en México en los 90, a la vez que despuntaban los niveles de secuestros e inseguridad en las calles de Ciudad de México.

Sin embargo, el blindaje se inicia en el país americano en 1973 con las patrullas de la policía. Brasil y México son los países que blindan el mayor numero de unidades por año a nivel mundial y se trata de una industria nueva con menos de 10 años; en Colombia esta industria se inició hace 20 años, cuando los hombres de Pablo Escobar secuestraron al expresidente colombiano Andrés Pastrana.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio