Compartir
Publicidad

¿Confiscar el coche es la solución?

¿Confiscar el coche es la solución?
57 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando, de pequeños, nos llevábamos los coches de juguete al colegio y nos pasábamos las horas de clase jugando con ellos sobre la mesa, haciendo circuitos con los bolígrafos y los libros, lo mínimo que nos podía pasar si el profesor nos pillaba es que el coche acabase en el cajón de su mesa.

Te portas mal reiteradamente, no haces caso a la ley a la primera y al final, la ley, es decir, el profesor, toma una medida drástica: eliminar el problema de raíz. Si el coche te distrae, se sustrae y punto. Se acabó el problema.

Lo mismo va a pasar a partir de ahora en España, pero con coches a escala 1:1. De hecho, ya tenemos un ganador. A un granadino le han decomisado el coche, el primero en nuestro país, por conducir ebrio y ser pillado hasta en siete ocasiones. Más pena de cárcel, retirada del carnet y sanción económica, claro está.

Con este tipo de gente, la que pasa olímpicamente de sanciones, multas y juicios, la única medida posible es apartarlo del Mal por las bravas. Sin concesiones. Y ese mal, para A.T.M., es el coche, así que la única solución posible es apartarlo de cualquier aparato con ruedas y motor. De hecho, ahora tiene hasta prohibido circular con ciclomotor.

Como he dicho, se le había retirado el carnet con anterioridad, tenia varios juicios pendientes por conducción bajo los estados del alcohol e incluso, para más guasa, en una misma noche fue parado por sendos controles de alcoholemia en diferentes lugares y a diferentes horas. A este ejemplar había que apartarlo como sea de la circulación. Cómo sea.

Por eso veo bien que se le confisque, embargue, decomise o como lo queráis llamar, el coche. Pero, ¿es esta la solución? A corto plazo, mientras tiene el miedo en el cuerpo es posible que no vuelva a conducir, pero pasados unos meses, probablemente la Guardia Civil vuelva a tener un encontronazo con él y seguramente, al volante de cualquier otro coche y en estado ebrio. No tengo la menor duda.

Decomisar el coche por las autoridades es una solución, pero hace falta algo más. Hace falta concienciación. Este hombre, o los que están por llegar, no tiene claro cuales son los peligros hacía el resto de gente que circula por las mismas carreteras que él si va conduciendo borracho. Por lo tanto, una vez le devuelvan el coche, volverá a suceder lo mismo.

Decomisar el coche sí, pero con algo más que no sea sólo una pena de cárcel y una multa administrativa. Hace falta concienciar a esos sujetos que tienen poco o ningún aprecio por la vida de los demás. Y para eso, hace falta mucho más que un simple embargo.

Al día siguiente de que nos quitasen el coche en el colegio, volvíamos con otro y hacíamos lo mismo. ¿O no?

Foto | rahego
En MotorPasion | Mano dura para reincidentes y cafres: embargarles el coche

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio