Publicidad

Cómo viajar con tu mascota en el coche de forma segura

Cómo viajar con tu mascota en el coche de forma segura
Sin comentarios

Ni en las plazas delanteras, ni sobre el regazo, ni detrás sin sujeción. Cuando nos desplazamos con nuestras mascotas en coche, sea un viaje largo o corto, se debe prestar la misma atención a las medidas de seguridad que si viajáramos con niños. No solo por su bienestar, sino también por el del resto de ocupantes.

Según el último informe del RACE, en caso de accidente a 50 km/h, el peso de cualquier animal que viaje suelto en el habitáculo se multiplica por 35. Aquí van algunos consejos y dispositivos de seguridad para que viajar en coche con nuestros animales sea seguro (y legal).

Multa de 100 euros si viaja suelto

Gato Coche

Del informe 'Animales de compañía y Seguridad Vial' no solo se desprenden consejos básicos de seguridad, sino también los resultados de pruebas reales en un circuito cerrado.

Tras varias pruebas realizadas en pista con muñecos se ha constatado el riesgo que supone que un animal viaje suelto. Un perro de tamaño pequeño, de entorno a unos 5 kg, en el caso de un accidente a una velocidad de 60 km/h, multiplica aproximadamente por 56 su peso debido a la inercia.

Es decir, saldría disparado con un peso que equivaldría a un objeto de 280 kilogramos. Por ello la asociación da una serie de consejos -y obligaciones- para que los viajes en coche con nuestros amigos acaben bien.

  • Prohibido viajar con un animal suelto en el habitáculo. Hacerlo puede implicar una sanción de 100 euros.

  • Hacer uso de un sistema de retención: puede ser un arnés de sujeción (con un sistema de unión corto y estable), los transportines o los separadores del habitáculo, que deben ser firmes y estar bien anclados para evitar desplazamientos.

Importante: la correa no es un sistema de retención seguro, ya que puede causar la muerte por ahogamiento del animal, y no evita que se desplace.

  • No colocar objetos junto al animal. Cualquier objeto suelto se convierte en un proyectil ante un frenazo; un punto muy a tener en cuenta sobre todo en autocaravanas o furgonetas camperizadas, repletas de muebles y utensilios.

  • Asegurarse del bienestar del animal. Esto incluye hacer paradas cada dos horas como mínimo, evitar darle de comer si es propenso al mareo, asegurar la ventilación del habitáculo y por encima de todo jamás dejarle en el interior del vehículo, ni con las ventanillas bajadas.

En este sentido, el Código Penal español recoge en su artículo 337 la protección a los animales, abordando los casos de maltrato y castigando con penas de prisión (que pueden variar según distintos agravantes recogidos en su articulado) a los que causen lesiones o sometan a explotación sexual a los animales.

Además, en la última reforma del Código Penal se incluyó un artículo 337 bis en el que se especifica que el que abandone a un animal [...] en condiciones en que pueda peligrar su vida o integridad será castigado con una pena de multa de uno a seis meses.

Si el animal viaja en el maletero

Según explica el RACE, lo primero y más importante es que debe tratarse de un maletero abierto que permita al animal ponerse de pie, con espacio suficiente y con ventilación. En segundo lugar, debe evitarse colocar la carga (maletas, objetos) junto al animal, ya que en caso de impacto o frenazo brusco puede provocar daños a nuestra mascota, a la vez que aumenta la carga que se ejerce sobre el respaldo del asiento trasero.

También se deben evitar las barras de separación que llegan al suelo, para evitar daños en el animal.

Además, si se produce una colisión, existe la posibilidad de que el perro herido o traumatizado ataque a los equipos de rescate y de primeros auxilios, lo cual puede dificultar un rescate rápido. Por lo tanto, se desaconseja transportar animales en el maletero sin transportín para perros.

Si viaja en un transportín rígido

Adac Mascotas

El perro y el transportín deben estar bien sujetos, preferiblemente en el maletero, aunque el espacio para los pies también es seguro, puesto que queda 'encajonado'. Además, un cojín adecuado protege al perro frente a un impacto contra la pared de la caja.

En el maletero, el transportín también debe sujetarse contra deslizamientos laterales y debe estar apoyado con firmeza en el respaldo para minimizar los movimientos.

Caja de transporte para el maletero

La caja debe estar correctamente sujeta en el maletero con correas de amarre y su tamaño debe ser adecuado según el del animal. Si la caja es demasiado grande, podría salir disparado contra los barrotes ante un impacto.

En el mejor de los casos, la caja de transporte debe fijarse a los ojales de amarre para el equipaje y ajustarse al respaldo.

Bolsa blanda con sistema Isofix

Resulta indispensable contar con una buena sujeción, es decir, la bolsa siempre debe estar unida a los sistemas de retención del automóvil. Los animales de 3-5 kg también pueden desarrollar una enorme energía de impacto en caso de accidente y poner a pasajeros y animales en riesgo, alerta el informe.

Canasta para perros

La canasta para perros representa una buena solución para perros pequeños. Se fija con el cinturón del vehículo en el asiento trasero. Resulta esencial utilizar un sistema de sujeción adicional para el animal, preferiblemente una correa para el pecho estable con ojales o mosquetones reforzados.

Si viaja con protector de asiento

Estos accesorios protegen la tapicería contra la suciedad, pero no a los ocupantes ni al animal. Siempre debe utilizarse una correa de sujeción junto a este tipo de sistemas.

Arnés de coche

Se debe prestar atención a los ojales cosidos y a los ganchos estables de acero o aluminio. Se recomienda colocar la correa al animal antes de comprarlo. Es importante nunca usar collares como sistemas de sujeción.

Viajar Con Perro

Rejilla

Las rejillas de separación constituyen otra forma de sujeción porque protegen a los ocupantes contra las lesiones causadas por el lanzamiento de animales o equipaje de forma fiable. También se recomienda sujetar al perro en el maletero o subdividir el maletero con una rejilla para favorecer el bienestar del animal.

Si el vehículo dispone de una rejilla específica para ese modelo, esto aumenta la resistencia y, por lo tanto, también la seguridad. Las rejillas universales son más baratas, pero solo suelen ofrecer un dispositivo de sujeción para el suelo y para el techo del vehículo.

Correas tensadas en diagonal con Isofix

La correa estable y acolchada se conecta al vehículo mediante conectores Isofix. Al usar dos correas, se forma el denominado triángulo de fuerza y, por lo tanto, el perro no puede salir despedido hacia delante ni hacia ningún lado.

En Motorpasión | Viajar con niños en el coche: cómo colocar los sistemas de retención infantil

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios