Coches históricos, quads, motos y furgonetas: lo que necesitas saber para pasar la ITV

Coches históricos, quads, motos y furgonetas: lo que necesitas saber para pasar la ITV
Sin comentarios

Todos los vehículos que circulan por España están obligados a pasar la Inspección Técnica correspondiente (ITV) que certifica que están en condiciones óptimas para hacerlo, pero existen unos términos concretos en cuanto a periodicidad y/o requisitos específicos para superar con éxito las revisiones, dependiendo del tipo de vehículo concreto que se trate.

En este post repasamos las particularidades técnicas más importantes a tener en cuenta en el caso de algunos vehículos especiales como es el caso de los vehículos históricos, las furgonetas, las motocicletas y los quads.

Vehículos históricos: peculiaridades a tener en cuenta antes de pasar la ITV

Historicos

Un vehículo clasificado como vehículo histórico no es lo mismo que un vehículo clásico o un vehículo antiguo. Es decir, la edad de este tipo de vehículos es importante pero no determinante para su denominación como históricos. En este sentido es imprescindible tener claro cómo se define en la actualidad un vehículo histórico y qué condiciones debe cumplir para obtener la matrícula histórica.

En España, según el R.D. 1247/95 por el que se aprueba el Reglamento de vehículos históricos, se podrá solicitar matrícula histórica siempre y cuando el vehículo en cuestión cuente con los siguientes requisitos:

  • Fue matriculado por primera vez hace al menos 30 años.
  • Se trata de un modelo que ya ha dejado de fabricarse.
  • Se encuentra en su estado original, o restaurado y/o modificado sin cambios sustanciales: es decir, no se le ha realizado ningún cambio mayor, ni se le ha sustraído algún elemento imprescindible ni se le han hecho modificaciones que no se correspondan con su época.

Además de estos requisitos principales, también puede ser un vehículo histórico aquél que esté incluido en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español, o haya sido declarado bien de interés cultural.

También el que tengan un interés especial por pertenecer a personalidades relevantes (o acontecimientos históricos) o aquél que esté considerado como vehículo de colección por sus características singulares, escasez u otra circunstancia especial muy sobresaliente.

Historical

En el Real Decreto 920/2017 por el que se regula la inspección técnica de vehículos, se establece que los vehículos catalogados como históricos se someterán a inspecciones técnicas periódicas en las condiciones que se establezcan para su catalogación, y al menos con la siguiente frecuencia:

  • Vehículos con una antigüedad de hasta 40 años: cada dos años o bienal.
  • Con una antigüedad de entre 40-45 años: cada 3 años o trienal
  • Vehículos de más de 45 años: deberán acudir a la ITV cada 4 años.

Así, entre las ventajas de tener un vehículo histórico se encuentran los plazos más amplios para pasar la ITV o estar exento de pagar el impuesto de vehículos de tracción a motor (IVTM) conocido popularmente como impuesto de circulación, aunque eso dependerá en última instancia de cada municipio.

En cuanto a la documentación que se ha de presentar a la hora de pasar la ITV de un vehículo histórico, es la siguiente: la tarjeta de ITV del vehículo, el permiso de circulación, el informe de laboratorio oficial y la resolución favorable de la CCAA, donde constan las características técnicas del vehículo, así como las exenciones a las que se acoge, los requisitos técnicos que debe cumplir a la hora de pasar la ITV y posibles limitaciones de circulación (dependiendo de cada caso).

Durante el proceso de inspección de estos vehículos se revisará, entre otros, el estado y acondicionamiento exterior e interior del vehículo, el alumbrado y señalización, los frenos, dirección y suspensión del vehículo, así como las emisiones contaminantes del coche.

Motocicletas, cuadriciclos y quads: lo que debes tener en cuenta de cara a la ITV

Quad

La inspección técnica de motocicletas, cuadriciclos y quads tiene el fin de asegurar que estos vehículos, como el resto, cuentan con las condiciones apropiadas para circular, certificando su buen funcionamiento y su seguridad, que todos los componentes estén debidamente homologados, que su kilometraje no haya sido adulterado y que cumplen con lo establecido por la normativa vigente en cuanto a ruido o emisiones.

La primera inspección técnica obligatoria para motocicletas, cuadriciclos y quads será a los cuatro años de antigüedad desde su primera matriculación (dicha fecha puede consultarse en el permiso de circulación). A partir de entonces, la periodicidad para pasar la ITV será bienal.

Cuidado: no se ha de confundir la periodicidad de las inspecciones para estos vehículos con la de los ciclomotores, pues son de categorías distintas. Los ciclomotores tendrán que pasar su primera ITV a los tres años de antigüedad y a partir de entonces, tendrán que pasarla cada dos años.

Quad2

La documentación necesaria para pasar la ITV con una motocicleta, quad o cuadriciclo será, esencialmente, el permiso de circulación y la ficha técnica o 'Tarjeta ITV' del vehículo. Si no es la primera vez que acudes a pasar la inspección, ten en cuenta simplemente que la fecha de la próxima revisión aparecerá en la Tarjeta de la ITV.

Durante el proceso de revisión de este tipo de vehículos se prestará atención a la comprobación del número de bastidor y su matrícula, el alumbrado, los frenos, el manillar y el sistema de bloqueo antirrobo y los retrovisores, entre otros elementos. Por último, se revisará el cumplimiento de los límites legales establecidos en cuanto a emisión de CO₂ y gases, se hará una prueba de ruido y la comprobación de fugas de combustible y aceite.

ITV en el caso de las furgonetas: periodicidad y documentos necesarios

Furgonetas

En el caso de las furgonetas, para comprobar cada cuánto tiempo deben pasar la ITV debemos fijarnos principalmente en la clasificación que posee el vehículo y su antigüedad.

Una furgoneta puede matricularse como un vehículo privado dedicado al transporte de personas, como vehículo dedicado al transporte de mercancías o cosas, o como vehículo mixto, cuando puede cumplir con ambas funciones (lo más habitual).

En el caso de las furgonetas dedicadas al transporte de personas y de sus equipajes, con un máximo de ocho plazas (excluida la del conductor) deberán pasar la primera ITV a los cuatro años. Cuando tengan entre cuatro y diez años de antigüedad, la revisión será bianual.

Todas las furgonetas de uso privado dedicadas al transporte de personas con un máximo de nueve plazas (lo que incluye las furgonetas camper) deberán pasar la inspección con esta periodicidad, que es la misma que la de un turismo.

En el caso de furgonetas para transporte de mercancías con una MMA menor o igual a 3,5 TM:

  • Tendrán que pasar la primera ITV a los 2 años de su matriculación.
  • Si tienen entre dos y seis años de antigüedad la revisión será bianual.
  • Si tienen entre entre seis y diez años de antigüedad deberá pasar la ITV anualmente.
  • Con una antigüedad de más de diez años, tendrá que pasar la ITV cada 6 meses.

En el caso de furgonetas mixtas (vehículo dedicado al transporte de mercancías y personas) la periodicidad ITV será más restrictiva que para las furgonetas dedicadas al transporte de personas. Es decir, se le aplicará la misma que la que tienen las furgonetas para transporte de mercancías o cosas, en función de la edad del vehículo.

No obstante, la mayoría de las furgonetas vienen homologadas para poder cambiar su clasificación y es habitual que a muchos conductores les interese tener catalogada su furgoneta como vehículo privado dedicado al transporte de personas. Para ello, deberán someterse a una inspección con motivo de reforma. En este caso, el vehículo tendrá que pasar las revisiones con la misma periodicidad que un turismo.

Aunque pasar la ITV es un proceso muy sencillo, para resolver el trámite lo antes posible y evitar esperas innecesarias, lo más recomendable es pedir cita previa antes de acudir a nuestro centro oficial más cercano.

Además, ante la duda de posibles defectos o simplemente por mayor seguridad, si es posible también es muy recomendable llevar nuestro vehículo al taller antes de acudir a la cita con la ITV para revisar al menos su estado general, prestando atención a los puntos más importantes (alumbrado, dirección, estado de los neumáticos, etc.). así minimizaremos riesgos de cara a la inspección.

En Motorpasión | Cómo ver cuándo caduca la ITV del coche en miDGT, la app de la DGT | He recibido una multa por tener el coche aparcado sin haber pasado la ITV: ¿puedo recurrirla?

Temas
Inicio