Las carreteras españolas dan lástima. Esto es todo lo que hay que arreglar y cuánto costaría

Las carreteras españolas dan lástima. Esto es todo lo que hay que arreglar y cuánto costaría
28 comentarios

Tras analizar más de 3.000 tramos de carreteras estatales y autonómicas, la Asociación Española de la Carretera (AEC) asegura que la inversión necesaria para una puesta a punto del firme, la señalización y los elementos de contención y balizamiento es de casi 10.000 millones de euros.

Además, de entre las conclusiones de su estudio se extrae que aunque el 70 % de la red viaria es segura, solo el 43 % de las vías del país están preparadas para su adaptación a la futura movilidad conectada y autónoma, “y apenas el 14 % podrían iniciar el proceso de transición ecológica derivado de las exigencias y compromisos internacionales”.

Muy lejos de contar con infraestructuras verdes y conectadas

Roderas, grietas de diferente consideración, disgregaciones o deformaciones son los daños más frecuentes que ha encontrado la AEC en nuestra red viaria tras más de 4.000 horas de trabajo en la inspección visual de 3.000 tramos aleatorios de 100 m, 3.000 señales verticales, 900 km de marcas viales y más de 20.000 elementos de balizamiento.

Estos daños pueden llegar a afectar a la estructura de la plataforma, pero además alejan cualquier perspectiva realista de que la red viaria española pueda acometer en el corto o medio plazo su adaptación a los requerimientos de la futura movilidad, con las implicaciones económicas y sociales que de ello pueden derivarse.

Tanto es así, que de los 101.700 km representados en la muestra auditada por la AEC (26.400 km de la red del Estado y 75.300 de la red autonómica), un total de 13.000 presentan deterioros graves en más del 50 % de la superficie del pavimento.

La cara amable de este panorama tan poco alentador la ofrece el País Vasco, un territorio en el que todos los indicadores resultan paradigmáticos como modelo de red segura y preparada para dar el salto hacia la digitalización y la transformación ecológica, según el estudio.

De hecho, se espera que la AP-8 albergue en apenas dos años los primeros 57 km de autopista inteligente de Vizcaya en el tramo que separa Ermua de Ugaldebieta, y que hará las veces de laboratorio de pruebas tanto para el coche autónomo, conectado y cooperativo (CCAM) como de varias infraestructuras inteligentes.

F 6 Scaled
Fuente: AEC

Hemos de puntualizar que para el estudio solo se tienen en cuenta los daños que se observan a simple vista (el informe no considera, por ejemplo, problemas que van más allá de la capa de rodadura del firme, operaciones de conservación en obras de drenaje o en obras de fábrica, etc.).

El trabajo de campo para el estudio fue sido desarrollado en el último semestre de 2021 por catorce evaluadores (entre ellos expertos ingenieros de caminos), los cuales recorrieron los tramos que les fueron asignados: cada tramo inspeccionado ha sido documentado gráficamente, habiéndose recopilado más de 30.000 fotografías.

Marcas Viales 3 1 Scaled
Fuente: AEC

Respecto al nivel de fiabilidad de la muestra, la AEC segura que sus datos "cuentan con 2,6 % de margen error en la Red de Carreteras del Estado y un 2,4% en la Red Autonómica y de Diputaciones Forales".

No se salvan ni las señales ni los elementos de contención

Caca
Fuente: AEC

A la luz de los datos del informe "Necesidades de Inversión en Conservación”, la Asociación Española de la Carretera estima que en la actualidad son necesarios algo más de 9.900 millones de euros para poner a punto las infraestructuras viarias de nuestro país.

La cifra bate récords y “ha sido calculada incorporando una estimación de la subida experimentada en los precios de los materiales”, a fin de ofrecer una imagen lo más próxima posible a la realidad actual. Las cantidades se desglosan según la siguiente tabla:

déficit acumulado (en millones de euros)

firmes

señalización y barreras

total

Carreteras del Estado ( 26.400 Km)

3.084

177

3.261

Comunidades Autónomas y Diputaciones Forales (75.300 km)

6.372

285

6.657

Déficit acumulado total

9.456

462

9.918

Como puede verse en los datos y en cuanto al déficit de inversión, el pavimento acumula el 95 % del total, lo que se traduce en unas necesidades de inversión en reposición y refuerzo de firmes cifradas en 9.456 millones de euros para el conjunto de las carreteras españolas.

De ellos, la Red del Estado, de 26.400 kilómetros de longitud, precisa de 3.084 millones, y la Red Autonómica (con 75.300 kilómetros) de 6.372 millones.

En cuanto a la señalización es necesario renovar 100.000 señales de código en la Red del Estado, según la AEC: una malla en la que 67.000 señales superan la edad de siete años (período de garantía otorgado por los fabricantes para las láminas retrorreflectantes).

Hori
Fuente: AEC

En costes, esto se traduce en que la reposición de estas 100.000 señales se estima en 36 millones de euros. Por su parte, en la Red Autonómica es preciso cambiar 260.000 señales según el informe, lo que requiere unas inversiones por valor de 62,5 millones de euros aproximadamente.

En este caso, la investigación cifra en 166.000 las señales cuyo material retrorreflectante ha superado la fecha de uso recomendada por el fabricante y por tanto no contarían con una correcta visibilidad de noche o en condiciones meteorológicas adversas, por ejemplo.

Senial2

Tampoco llegan al aprobado las barreras metálicas de seguridad, al contrario que los elementos de balizamiento como los hitos de arista, captafaros, paneles direccionales y balizas que son los únicos que aprueban (y justitos) tanto en la red autonómica como estatal.

Según los datos de la AEC, el deterioro de las carreteras españolas "podría llegar a limitar el importante papel que estas infraestructuras están llamadas a desempeñar en la transición hacia una movilidad más sostenible, ecológica, digital y segura".

Así, consideran imprescindible implementar una estrategia que acelere la transformación ecológica y digital de las carreteras españolas, a fin de mejorar la competitividad, la calidad y la sostenibilidad de nuestro sistema viario.

Pero la mala conservación de la red según la AEC también podría afectar directamente al bolsillo de los conductores: según sus datos, circular por una carretera en mal estado podría incrementar "al menos un 10 % el consumo de combustible".

La Asociación Española de Fabricantes de Mezclas Asfálticas (Asefma) eleva la apuesta, pues hace un lustro ya aseguró que "una carretera en mal estado eleva el consumo de combustible de los vehículos en un 34 % y disminuye en hasta un 25 %".

Temas
Inicio