Publicidad

Un camión encalla en un municipio de Barcelona destrozando varios edificios y el conductor culpa al GPS

Un camión encalla en un municipio de Barcelona destrozando varios edificios y el conductor culpa al GPS
10 comentarios

Publicidad

Publicidad

Ha vuelto a ocurrir. El GPS ha sustituido una vez más al sentido común y ha protagonizado la 'anécdota' del verano en territorio español. Si hace poco más de un mes un centenar de conductores quedaron atrapados en un camino embarrado por seguir las indicaciones de Google Maps, esta vez le ha tocado el turno a un camionero en Barcelona.

Un tráiler cargado de café se ha quedado encajado en una pequeña calle de San Pol de Mar la pasada madrugada. El conductor, de nacionalidad francesa, ha alegado que se metió sin darse cuenta y guiado por el GPS.

Se ha liado parda

El transportista hacía el trayecto entre Madrid y Girona, y a pesar de los numerosos carteles que prohíben la entrada de vehículos pesados al centro del municipio, el GPS fue el fiel guía de este conductor, que ha alegado que estaba muy cansado.

El conductor se ha visto obligado a detener su marcha al llegar a las cuatro esquinas, cuando el camión ha quedado empotrado por las dos bandas entre las paredes de la calle.

En su intento por circular por una calle en la que difícilmente pasarían coches (ha ocurrido entre la calle Consulado del Mar y calle Nueva), se llevó por delante motocicletas, coches, tuberías, tejas y hasta conductos de gas, según ha informado el Ayuntamiento de San Pol.

Con la presencia de los bomberos y la Policía Local, y gracias a una grúa que ha tirado del camión marcha atrás con incontables maniobras, han comenzado a sacar al vehículo del atolladero, y aún no se ha comunicado si la calle ha quedado abierta al tráfico. El conductor ha dado positivo en alcohol y drogas en una primera prueba, que al repetirla ha salido negativa.

Img 20190806 073941 Foto: Ayuntamiento de San Pol de Mar.

El alcalde de San Pol de Mar ha anunciado que tomará medidas para que se asuma el coste de los daños ocasionados y desde el Consistorio ya se ha informado acerca del procedimiento para reclamar daños.

Por desgracia, cada cierto tiempo tenemos conocimiento de un conductor que, siguiendo las indicaciones del navegador, acabó poniendo el coche casi vertical, empotrando un camión entre los árboles o hundiendo su vehículo en un lago.

En el mejor de los casos puede acabar en anécdota, y en el peor en la muerte de una persona.

Foto | Ayuntamiento de San Pol de Mar

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir