Publicidad

Bosch ha fabricado 100 millones de sistemas ESP

Bosch ha fabricado 100 millones de sistemas ESP
31 comentarios

No se han cumplido aún los 20 años de la implantación del control electrónico de estabilidad (ESP) desde que Bosch lo sacase al mercado en el Mercedes-Benz Clase S (W140). Se ha alcanzado la cifra de 100 millones de unidades de este conjunto de centralita y sensores basados en el sistema ABS.

No solo fue cosa de Bosch, también ITT Automotive/Continental (1995), Volvo (1998), Toyota (1995), etc. Lo que más ha de llamarnos la atención es que Bosch había hecho 50 millones de unidades... en 2010. Sí, en cuatro años se han fabricado tantas unidades como en los 15 anteriores.

El motivo no es otro que la obligatoriedad de este sistema en Europa para turismos de nueva homologación desde octubre de 2011. Es más, a partir de noviembre de este año, cualquier coche a la venta incorporará ya este sistema de seguridad de serie. El 78% del mercado actual europeo ya lo tiene de serie, incluyendo los VI ligeros.

ESP de Bosch

En el resto del mundo ese porcentaje baja al 55% de media. China, primer mercado automovilístico del mundo, tiene una implantación del 25%. Ya es obligatorio en la Unión Europea y Estados Unidos. En Japón, Israel, Australia, Corea del Sur, Rusia y Turquía, todos grandes mercados, sigue sin ser obligatorio.

Por ejemplo, solo en Alemania se calcula que en 2011 habría salvado 540 vidas. Bosch afirma que el 80% de los accidentes que tienen un derrape se evitan con su sistema. ¿Cuántos de nosotros nos hemos librado gracias al ESP de un humillante (como poco) accidente de tráfico?

Desde las primeras generaciones, se ha reducido el peso a menos de la mitad, desde 4,3 kg del prototipo a los 1,6 kg del ESP de novena generación en su variante más sencilla. No solo evita accidentes, también es uno de los componentes básicos de la conducción autónoma. ¿Para cuándo los 150 millones?

ESP de Bosch
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio