Drones y radares de la DGT: la última amenaza para el conductor

Drones y radares de la DGT: la última amenaza para el conductor
9 comentarios

Con más horas de sol, buen tiempo y vacaciones, el verano es la época en la que más usamos el coche y por lo tanto la parte del año en la que estamos más expuestos a que nos pongan una multa.

La última adquisición de la DGT en materia de vigilancia son los drones, y hoy vamos a hacer un repaso sobre qué son los drones de vigilancia, dónde se utilizan y cómo vigilan las distracciones y las maniobras imprudentes.

Drones de vigilancia

Soporte: instalados en la nueva generación de drones de vigilancia.

Tipo de instalación: móvil. Dispositivos aerotransportados ligeros.

Cuerpos que lo utilizan: la DGT cuenta actualmente con 39 drones de vigilancia. Por ahora ninguno de ellos está dotado de cinemómetros que puedan medir la velocidad como sí pueden tener los helicópteros Pegasus. Los drones se utilizan por el momento para realizar labores de vigilancia de maniobras peligrosas, incorrectas, llevar puesto el cinturón de seguridad o el uso del móvil.

Alcance: los drones están capacitados para vigilar el tráfico desde una altura de hasta 120 metros y desplazarse hasta 80 km/h, además por su pequeño tamaño se vuelven casi invisibles una vez están en vuelo.

Margen de error: no se aplica margen de error porque no pueden medir la velocidad, al menos de momento.

Aplicaciones que pueden detectarlo: ninguna. La única posibilidad es recibir notificaciones provenientes de aplicaciones como Waze que recogen los avisos de otros conductores que hayan pasado previamente por el mismo punto.

Radares

En Motorpasión | Italia se ha quedado sin radares de velocidad por una rocambolesca historia de patentes

Temas
Inicio