Publicidad

Probamos el Renault Kadjar 2019: un SUV con nuevos motores que mejora pero no emociona
Renault

Probamos el Renault Kadjar 2019: un SUV con nuevos motores que mejora pero no emociona

Publicidad

Publicidad

El Renault Kadjar ha recibido un lavado de cara. Después de haber llegado al mercado en 2015 aprovechando las sinergias con Nissan y utilizando la plataforma del archiconocido y exitoso Qashqai, ahora el Kadjar busca diferenciarse de su modelo precedente con mejores acabados, motores más potentes y más equipamiento.

En líneas generales el Renault Kadjar es justo lo que pretende ser: un coche cómodo, amplio y fácil. Sin alardes, el Kadjar cumple con lo que cualquier usuario medio puede necesitar de un SUV compacto.

Renault Kadjar: retoques por dentro y por fuera

Renault Kadjar 2019 007

Por fuera el nuevo Renault Kadjar cambia ligeramente después de sólo dos años en el mercado. En el frontal la parrilla es más ancha y marcada que antes, faros LED nuevas llantas y paragolpes delanteros tanto delante como detrás. En la parte frontal la zona de los antinieblas gana presencia y en la trasera la parte baja queda algo más elaborada.

Pasando al interior nos encontramos con un habitáculo similar al que ya conocíamos aunque revisado para parecer más moderno y refinado. La consola central recibe una pantalla táctil de 7" (para los acabados más altos) mejor integrada que preside a unos mandos de la climatización circulares de mucho mejor aspecto, con las pantallas en su interior.

Renault Kadjar 2019 Prueba Contacto 011

Renault también ha procurado que la percepción de calidad aumente en el nuevo Kadjar, sustituyendo los materiales utilizados tanto en las zonas acolchadas como en las duras de las puertas y de la parte central y empleando piezas acabadas en cromo satinado. Si bien ha mejorado en términos generales, sigue presentando algún crujido debido al empleo de elementos rígidos como los laterales del túnel central.

Por lo demás no hay grandes cambios más allá de unos asientos nuevos que son bastante cómodos al incorporar espuma de doble densidad, un reposabrazos central con regulación longitudinal y para la zona trasera dos nuevas salidas de aire y dos tomas USB. El cuadro de mandos es completamente digital, idéntico al del modelo precedente.

Más potencia en todos los motores

Renault Kadjar 2019 010

La mayor excusa para este restyling ha sido que el Kadjar estrena una nueva familia de motores. Se trata de dos gasolina de 1.332 cc GPF con potencias de 140 y 160 CV y dos diésel dCi: 1.461 de 115 CV y 1.749 cc de 150 CV. En todos los casos no hay grandes incrementos de entrega pero las curvas de par ofrecen su entrega máxima durante un tiempo más prolongado, haciendo de ellos unos propulsores más aprovechables.

El diésel 150 CV sólo puede ir equipado a la transmisión manual y el único disponible con 4x4. La mayor novedad de esta variante es que puede funcionar con tres modos de la transmisión: dos ruedas motrices, automático con hasta un 50% de reparto a las ruedas traseras o bloqueado en 50-50%.

Renault Kadjar 2019 Prueba Contacto 025

Sobre estos motores tuvimos la oportunidad de probar dos de ellos. En primer lugar nos montamos en el Kadjar gasolina TCe 160 EDC (160 CV y 260 Nm) asociado a la caja de cambios automática de siete velocidades, un buen compromiso entre entrega y comodidad. A todas luces práctica, esta combinación prima el confort en cualquier situación haciendo del Kadjar un coche sumamente agradable para un usuario que haga mucha ciudad.

A cambio, en entornos donde hay que aplicarse un poco más como carreteras reviradas peca un poco de lento y no deja exprimir todo el potencial del propulsor, dejando un regusto un tanto agridulce.

Renault Kadjar 2019 011

Más tarde tuvimos la oportunidad de probar el gasolina TCe 140 (140 CV y 240 Nm) con cambio manual, y si tuviéramos que elegir entre los dos nos quedaríamos con este último. Pese a los 20 CV menos y 20 Nm menos, los tres pedales permiten llevar a este SUV mediano en el régimen óptimo y no echamos en falta más potencia.

En ambos casos, los dos motores se sienten ligeros, no demasiado perezosos y suficientes para mover un conjunto que no llega a los 1.500 kg en ningún caso (hablando de los gasolina, el diésel sí supera la tonelada y media). También se percibe una buena insonorización tanto a nivel de rodadura como aerodinámico.

Renault Kadjar 2019 Prueba Contacto 055

Entrando en tramos de curvas la dirección mantiene un tacto excesivamente asistido, creando un intenso filtro entre lo que pasa sobre el asfalto y la información que llega a nuestras manos. Lo que sí nos sorprendió gratamente es el compromiso de la suspensión con un tarado bastante confortable pero que se aguanta mejor de lo esperado entrando fuerte a las curvas, sin cabecear y manteniendo al coche en su sitio siempre que no nos pasemos de optimistas.

Capacidades offroad justas pero razonables

Renault Kadjar 2019 Prueba Contacto 041

También aprovechamos la larga ruta para hacer algún tramo offroad ya que al fin y al cabo para esto se supone que son los SUV. Sin entrar en zonas complicadas, transitando por caminos fáciles los baches profundos se sortean sin problema, aunque si tomamos las irregularidades con cierta velocidad notaremos la dirección un tanto suelta.

Algo que no nos acabó de convencer es la configuración de las ayudas. En las versiones que no equipan el Extended Grip con tres modos de conducción (normal, suelo blando y experto, además de venir equipado con neumáticos M+S) tanto el ABS como el ESP actúan de manera demasiado intrusiva y, en el caso de las versiones con transmisión EDC, el ESP no es desconectable.

Renault Kadjar 2019 Prueba Contacto 014

Así, y sin intentar ir a buscar tiempos, si las cuestas son un poco empinadas y hay que apretar el acelerador a fondo, es posible que el coche en vez de ganar o mantener velocidad empiece a quedarse un poco colgado mientras el testigo del ESP flashea en el cuadro de mandos.

De manera puntual, Renault también preparó para esta toma de contacto con el nuevo Kadjar un pequeño circuito offroad. Allí nos esperaba un Kadjar dCi 150 (150 CV y 340 Nm), el único modelo que puede equipar la tracción 4x4 conectable.

Renault Kadjar 2019 002

En un entorno controlado pudimos comprobar que pese a ser un SUV de corte casi 100% asfáltico puede vadear sin problemas, sortear troncos ocultos entre varios palmos de barro, soportar inclinaciones laterales de aproximadamente un 30% y enfrentarse a cruces de vías dejando una rueda en el aire sin sentir que estamos en un coche inapropiado. No es un todoterreno, pero se le notan ciertos genes Nissan.

La única pega que pudimos ponerle es que las pruebas se hicieron con neumáticos de verano, pero aun así el Kadjar no hizo amagos de quedarse atrancado ni perder tracción en las zonas complejas.

Renault Kadjar 2019: un SUV generalista razonable

Renault Kadjar 2019 Prueba Contacto 078

En lo referente al equipamiento tecnológic es quizá donde más se nota que estamos ante un coche generalista. Para incorporar ayudas ayudas como la alerta de cambio de carril, el reconocimiento de señales, los faros LED adaptativos o la frenada de emergencia asistida hay que irse a los acabados más altos o recurrir a los paquetes opcionales. De serie el nuevo Kadjar incorpora regulador de velocidad manual; para un control adaptativo habrá que esperar hasta finales de 2019 cuando se incorporará de serie.

Pasa lo mismo con las comodidades en el interior porque el sistema de navegación, los sensores de aparcamiento, el arranque sin llave o la conectividad con Android Auto y Apple CarPlay no puede equiparse ni siquiera en opción para el acabado Life; de serie u opcional en el reto.

Renault Kadjar 2019 Prueba Contacto 063

Así pues, el Renault Kadjar arranca su oferta en un precio de 21.568,08 euros para el acabado Life que sólo se puede asociar al motor TCe de gasolina con 140 CV y asciende hasta los 29.250,08 euros del Black Edition (pintura en dos colores, llantas de 19", tapicería específica...) TCe de 160 CV y cambio automático.

La motorización diésel Blue dCi 115 CV arranca en 24.556,92 euros con cambio manual mientras que el mismo motor con cambio automático y el motor dCi de 150 CV llegarán a lo largo de 2019.

Por precio, el Kadjar se coloca en la media, muy próximo a las versiones equivalentes de los KIA Sportage, Citroën C5 Aircross o, por supuesto, su pariente el Nissan Qashqai. Las reservas del nuevo Kadjar ya están abiertas, pero las primeras unidades llegarán a partir del mes de enero.

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir