Compartir
Publicidad
Publicidad

Volkswagen Up!, presentación y prueba en Roma (parte 1)

Volkswagen Up!, presentación y prueba en Roma (parte 1)
Guardar
81 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer mismo empezó la comercialización en España del más pequeño de los Volkswagen. Aunque no van a llegar las primeras unidades a los concesionarios hasta enero, ya se puede encargar. El modelo más sencillo arranca en 9.720 euros, con carrocería de tres puertas y motor de 60 CV. El año que viene tendrá cinco puertas también.

El Volkswagen Up! no pretende ser un coche barato, ni un simple pelotilla, sino algo más, un concentrado de Volkswagen en talla pequeña. Mediante unos voladizos cortísimos y una amplia batalla, tiene el espacio bien aprovechado, tanto para cuatro adultos como para el maletero.

Antes de acudir a la presentación internacional tenía mis dudas acerca de dónde se había ahorrado dinero, y debo admitir que lo he subestimado. Lo cierto es que el precio está bastante justificado y conociéndolo, nos parecerá más justo. Vamos a conocerlo, porque merece la pena.

Volkswagen Up!

Tradicionalmente, el segmento A (o sub-B) va a lo mínimo, proporcionar medios de transporte económicos. En el caso del Up! se ha querido marcar distancias con su predecesor —el Fox— ajustando el precio pero mejorando la calidad en un sentido muy general. Por ello, la relación valor/precio es realmente buena.

No tiene ni tendrá versiones diesel, porque no son necesarias. Entre el bajo peso (menos de 1.000 kg en vacío), la optimización de los motores y de la aerodinámica, los motores de gasolina gastan poco. No paga impuesto de matriculación, sus emisiones son bajas. La versión de gas natural (GNC) se llama eco-Up! y llega en 2012, tiene menos emisiones todavía.

Es más que un urbanita, porque permite salir a carretera con mucha decencia y sin echar de menos constantemente a coches de segmento superior. No es lo habitual en coches de su precio, por ejemplo el Citroën C1 es claramente un coche más simple y espartano, y en viajes largos es hasta incómodo.

Volkswagen Up!

Equipamiento del Volkswagen Up!

Para España vendrán las versiones Move Up! y High Up!, quedando fuera el modelo más pelado que sí se verá en otros países. No hay que pagar aparte por la dirección asistida, ni por el cierre centralizado, ni por el tacómetro. Tampoco tiene paragolpes negros o espejos exteriores negros aunque sea el sencillo.

En el nivel de acceso trae llantas de 14” con tapacubos, banqueta trasera partida, guantera, ajuste en altura del conductor, todo el equipamiento estándar de seguridad, cierre centralizado, elevalunas eléctricos delanteros, protección antirrobo, maletero con suelo de doble altura, luces diurnas, etc.

Si pasamos al High Up! hablamos de llantas de 15” (aleación), faros antiniebla, cromados en difusores de aire e instrumentación, volante y pomos en cuero (cambio, freno de mano), dos altavoces, radio RDC 215 (con CD y MP3 + Aux), filtro antipólen, aire acondicionado, asientos delanteros calefactados, espejos exteriores con ajuste eléctrico…

Volkswagen Up!

Por encima, hay dos versiones que se llaman Black Up! y White Up!, que además de los obvios colores exteriores e interiores, suman a todo lo dicho llantas de 16 pulgadas, cromados exteriores, lunas semitintadas, alfombrillas específicas, tapizado exclusivo y el sistema maps & more.

El interior se puede personalizar con el color que recubre el salpicadero (depende de la versión), con tapicerías de cuero y exteriormente con más modelos de llantas. Otros interesantes extras son el Tempomat, techo solar, más altavoces, sensores de aparcamiento traseros, ordenador de a bordo o la amortiguación deportiva.

El modelo básico no puede tener acceso a la mayoría de las opciones, aunque puede meterse con un paquete el aire acondicionado, el filtro antipólen, la radio-CD y dos altavoces por 600 euros. Hagámonos a la idea de que un Up! equipado decentemente superará los 10.000 euros de media.

Volkswagen Up!

¿Y en seguridad, qué? Pues desde el básico tenemos seis airbags (delanteros frontales, delanteros de tórax y de cortina), cuatro plazas con sus reposacabezas, frenos ABS, control de estabilidad ESP, desconexión del airbag de pasajero o fijaciones de sillitas infantiles ISOFIX en plazas traseras.

Su puntuación EuroNCAP no se conoce aún, pero debería ser buena. Su carrocería tiene una resistencia torsional de casi 20.000 newtons/grado, la mejor del segmento según la marca. Hay un extra especialmente interesante, y es el asistente de frenada en ciudad.

Con este sistema, entre 5 y 30 km/h, si el coche valora que no vamos a frenar por nuestra cuenta, primero avisa. Si el aviso no sirve de nada, se preparan los frenos para la máxima potencia si el conductor pisa el pedal. Puede llegar a decelerar por su cuenta a una razón de 10 m/s². Si no evita el porrazo, las consecuencias serán a buen seguro inferiores.

Volkswagen Up!

¿Qué es el maps & more?

Se trata de una solución integrada de navegador Navigon con el sistema de sonido, el teléfono Bluetooth y el ordenador de a bordo del coche, en una única pantalla. Si nos preocupa que nos lo puedan robar, o lo queremos sacar del coche, se puede hacer. Son 300 euros y las actualizaciones de mapas no llegan a 30 euros.

La integración con el ordenador nos permite ver en un vistazo todos los datos del viaje (velocidad, consumo, autonomía…), o si queremos, un medidor que imita a la temperatura del agua. Ese indicador analógico no existe, pero si tenemos ordenador de a bordo, también podemos verlo en la pantalla central como cifra en grados.

La integración va muy allá, porque colabora con los sensores de aparcamiento, si el coche los tiene, o puede almacenar carátulas de los discos que escuchamos, o localizar el coche si no recordamos dónde está aparcado. Hasta nos permite conducir de forma más eficiente si prestamos atención.

Volkswagen Up!

Se registran los datos de nuestro patrón de cambio de marchas y de aceleración/desaceleración. Cuanto más caso hagamos a las recomendaciones, menos consumirá. De hecho, en la pantalla central del salpicadero viene la recomendación de marcha, y aunque es algo tedioso obedecer siempre, lo cierto es que se nota.

Es posible meter música o imágenes en una tarjeta SD que no supere los 32 GB. La pantalla es táctil y el manejo es muy sencillo para una persona joven o acustumbrada a la tecnología. Además de los millones de POI que tiene la cartografía, podemos memorizar 500 puntos personalizados y hasta programar rutas (ideal para comerciales).

No se acaba aquí la practicidad del aparato, porque se pueden descargar más aplicaciones para tener más funciones, como una lista de surtidores de gas natural o un glosario técnico. Funciona todo a través de los altavoces del coche, por lo que la integración es máxima sin ser una solución empotrada ni carísima.

Volkswagen Up!

Precios del Volkswagen Up!

Con el motor 1.0 de 60 CV, el Move Up! se queda en 9.720 euros. Pasar al escalón siguiente, High Up! ya sube la factura a 10.790 euros, pero es un aumento razonable. Las ediciones White Up! y Black Up! cuestan lo mismo, 11.830 euros, solo 2.010 euros más caros que la versión sencilla a la venta.

El motor de 75 CV implica rascarse un poco más el bolsillo, siendo los precios, en el mismo orden, 10.300, 11.360 y 12.410 euros. Aparte habría que sumar el cambio automático de cinco velocidades, cuando esté disponible esa posibilidad. ¿Y qué cambia de un motor a otro físicamente? Solo la gestión del motor, lo veremos más adelante.

Para las versiones de cinco puertas no hay precios, aunque es factible que cuesten hasta 500 euros más. En cuanto a la versión de gas natural, tampoco hay precio, pero contará con una subvención por coche ecológico. Y más adelante, en 2013, saldrá una versión eléctrica, y el precio también es una incógnita.

Volkswagen Up!

Las versiones BlueMotion Technologies incorporan la parada automática del motor y la frenada regenerativa, lo que todos conocemos como Stop&Start. Esto permite reducir el consumo en ciclo urbano un 6%. No es un elemento que venga de serie, pero tampoco viene desglosado en la lista de precios.

En cuanto al cambio automático, es manual robotizado, de cinco relaciones —como el manual. Tiene modo semiautomático y automático, y carece de posición “P”. No puede tener levas tras el volante, se harían los cambios mediante la palanca de turno. No hemos probado esta versión al no estar disponible.

El Volkswagen Up! se fabrica en Bratislava, al igual que sus homólogos Skoda Citigo y SEAT Mii. La mayor parte de las impresiones de este artículo y de su segunda parte son aplicables, sin problema alguno, a esos otros dos coches. Más allá de diferencias estéticas o de posicionamiento comercial, es el mismo coche.

Volkswagen Up!

Volkswagen Up & Go!, una fórmula asequible

Para hacer que el coche sea más asequible, Volkswagen ofrece una fórmula de financiación que facilita tener el coche con una economía modesta. Se trata de pagar una entrada y luego pagar a plazos, solo que va incluído un año de seguro (a través de Volkswagen) así como gran parte del mantenimiento preventivo del coche.

Esto se llama Up & Go!. Nos dan un ejemplo, para el modelo más baratito. Pagando una entrada de casi 2.900 euros, sale una cuota de 115 euros al mes. Incluye tres años de mantenimiento (hasta 60.000 km), tres años de garantía y un año de seguro —que por cubrir, cubre hasta la pérdida de puntos del carné.

Durante tres años, se paga la cuota, y al terminar, se puede optar por continuar con el coche, devolverlo al concesionario, o estrenar uno nuevo. El mantenimiento incluye la mano de obra, el aceite y los recambios originales que se precisen. Es algo parecido a un renting, pero para particulares.

En Motorpasión | Volkswagen Up!, presentación y prueba en Roma (parte 2)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos