Compartir
Publicidad

Toyota Land Cruiser 3.0 D-4D, miniprueba (parte 2)

Toyota Land Cruiser 3.0 D-4D, miniprueba (parte 2)
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Toyota Land Cruiser de la prueba está propulsado por un motor 3.0 D-4D (173 CV), ya conocido dentro de la marca. Resulta un motor suave en la conducción para ser un todoterreno, no es brusco ni demasiado contundente, aunque disponga de potencia de sobra para salir de más de un entuerto fuera del asfalto.

Al menos con la carrocería corta (o dos puertas más portón) de esta unidad, el Land Cruiser se conduce fácilmente, la dirección es precisa y suave. Por carretera nos da sensación de aplomo y seguridad y pese a su altura se muestra bastante asentado y estable.

El cambio es de largo recorrido, aunque muy bien dosificado para el peso del conjunto y la potencia del motor. Con un par máximo de 410 Nm entre las 1.500 y 2.800 RPM responde perfectamente en bajo régimen.

toyota Land Cruiser 2010-06

Esto permite una conducción económica tanto por el campo como por el asfalto, claro, siempre sin contar con el tráfico en la ciudad. Un chivato luminoso te avisa de cuándo es el mejor momento para cambiar de marcha y ahorrar así combustible, aunque para mi gusto, te lo pide antes de tiempo, a unas 1.500 RPM, cuando a 1.300 se podría hacer siendo más eficiente.

En tramos virados la cómoda suspensión que monta este Toyota Land Cruiser cuando se conduce por autopista o se disfruta del 4x4, llega a ser demasiado blanda haciendo el efecto “barco” tan incómodo.

Fuera del asfalto el Toyota Land Cruiser sigue manteniendo la casta que tan eficiente lo ha hecho. Incluso con los neumáticos de serie, mixtos 80/20 que es lo mismo que decir que son para el uso diario, sobre la tierra se comporta noblemente.

toyota Land Cruiser 2010-10

Es capaz de pasar casi por cualquier lado gracias a que mantiene las mismas cotas de todoterrenero que el modelo anterior, con 32 grados de ángulo de ataque, 25 grados para el de salida y 22 para el central, lo que se traduce en un auténtico 4x4.

La reductora ahora se acciona gracias a una sencilla rosca, que hace que pierda parte de su auténtico espíritu al prescindir de la típica palanca de reductoras, pero que facilita mucho más las cosas a los profanos del “off road” o a los que lo usan esporádicamente.

toyota Land Cruiser 2010-09

La seguridad y el equipamiento

El Toyota Land Cruiser GX, el acabado básico, ofrece un equipamiento de serie en cuanto a seguridad, muy jugoso. Monta siete airbags (frontales, de rodilla, laterales y de cortina), ABS, EDB y BA.

También monta de serie control de estabilidad VSC y control de tracción activo A-TRC. El siguiente nivel de equipamiento, denominado VX incluye en su equipamiento básico, control de velocidad de crucero y volante en cuero, entre otras.

El volante es de serie regulable en altura y profundidad, así como el ajuste eléctrico del lumbar en el asiento del conductor, sistema Bluetooth con mando en el volante, climatizador automático y elevalunas eléctricos. Los retrovisores son eléctricos, calefactados y abatibles mediante un botón, la dirección asistida variable.

toyota Land Cruiser 2010-12

En conclusión

He podido realizar una prueba inmejorable ya que mi coche particular es un Toyota Land Cruiser corto, como el de la prueba, con el mismo motor, pero prestyling. Básicamente el nuevo sigue guardando las mejores aptitudes de este 4x4, un vehículo con el que puedes irte a realizar trialeras como a hacer un largo viaje por carretera.

El maletero sigue siendo grande, auque bastante más reducido que en su carrocería de 4 puertas. El interior no ha cambiado sustancialmente, donde más se nota el cambio es en la incorporación de ayudas electrónicas para la conducción.

Quitando el pequeño inconveniente de darme constantemente en las espinillas al embragar (también es cuestión de tamaños, soy compacta), no me importaría cambiar el mío por el nuevo, claro está si no me costara un euro. Toyota ha sabido avanzar sin “cargarse” lo que ya había conseguido, con este refinado Land Cruiser.

toyota Land Cruiser 2010-13

También lo puedes adquirir con cambio automático, motor gasolina de 4.0 litros V6 o una edición especial, diesel de 204 CV “R-Edition”, de la generación anterior.

Precios del Toyota Land Cruiser

  • 3.0 D-4D, 173 CV GX: 38.400 euros

En Motorpasión | Toyota Land Cruiser 3.0 D-4D, miniprueba (parte 1)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio