Škoda Octavia 1.4 TSI, prueba (parte 1)

Škoda Octavia 1.4 TSI, prueba (parte 1)
40 comentarios

Antes de la prueba megachachi que os estamos preparando toca un modelo normal. Pedísteis más pruebas con gasolina y os traigo al Škoda Octavia 1.4 TSI de 122 CV, nuevo en esta gama y que depara muchas sorpresas. Me ha quedado clarísimo que este modelo está muy infravalorado.

Este coche es muy conocido por ser un modelo muy exitoso para los taxistas. Además de un precio ventajoso el Octavia tiene otras cualidades muy significativas que han ayudado a estos profesionales a decantarse por él, es una elección bastante sabia y racional. Es más de lo que parece, y para juzgarle adecuadamente hay que dejar a un lado los estereotipos.

Skoda Octavia

Exterior

Este modelo es el restyling de la segunda generación, a primera vista cambia la parrilla frontal, los faros, los paragolpes y los proyectores antiniebla. Respecto al lateral son idénticos, y en la parte trasera las diferencias son muy sutiles. En mi opinión las diferencias no deben utilizarse como para justificar la compra del modelo nuevo, son minucias.

Los neumáticos opcionales Bridgestone Turanza ER300 205/55 R16 me parecieron una elección muy adecuada para este coche. Tienen un compromiso muy bueno entre confort, sonoridad, consumo y prestaciones, las recomiendo. Las llantas de aleación que vemos son extras, de serie usa embellecedores con dimensión 195/65 R15.

Skoda Octavia

Es una berlina, ya que el portón mueve la superficie acristalada. Por 80 euros adicionales nos pueden instalar un limpialuneta, así que no le criticaré lo de siempre, y me parece perfecto por parte de Škoda. Lo malo del portón es que sube mucho, más de dos metros, hay que tener mucho cuidado en los garajes y en general en los espacios cerrados.

Las personas de estatura media o baja van a “sufrir” intentando cerrar el portón. Le cuelga un mando de goma flexible para cerrarlo, es una solución que se puede considerar tosca pero que me parece muy buena, ya que es más fácil de coger que el típico asidero estático. Por otra parte con un portón tan grande se facilita mucho acceder a su mastodóntico maletero.

Skoda Octavia

Su presencia por la noche es prácticamente indiscutible debido a los grupos ópticos traseros, se hace notar con claridad. La forma que describen es la de dos “c” enfrentadas, fijáos en el detalle. La lucecita verde en el techo y el cartelito de “Taxi” vienen opcionales, pero todas las versiones tienen intermitentes de estricta serie (por si alguien lo duda).

Interior

Pese a que Škoda se asocia automáticamente a una marca barata y que utiliza los despojos del grupo Volkswagen, nada más lejos de la realidad. El Octavia no tiene nada que envidiar a modelos como Volkswagen Golf o Audi A3, de hecho están hechos con la misma plataforma y la calidad de terminación es muy similar. Para encontrar defectos hay que ser un pijo de cuidadosea.

Skoda Octavia

Se encuentran detalles de calidad por todas partes: fondos de portaobjetos acolchados o tapizados, apertura amortiguada de la guantera, espacios portaobjetos, el tacto de los mandos, la comodidad de los asientos, el esmero por un acabado de calidad sin ostentación… En resumen, lo mejor posible teniendo en cuenta al segmento, y con un precio competitivo.

Respecto al modelo anterior, los cambios son también mínimos. Además de la actualización tecnológica en equipamiento, cambia el volante, los mandos del climatizador (antes como el Golf, ahora como el Superb), tablero de instrumentos y las tapicerías. Como no había defectos significativos en el modelo de 2005, tampoco ha habido correcciones de importancia.

Skoda Octavia

Es un coche amplio y cómodo para cuatro adultos, sobre todo en relación a su tamaño. En las plazas delanteras el confort de siempre del grupo VAG, y detrás generosas plazas en las cotas de altura, longitud y anchura. Si llevamos a un tercer adulto notará falta de anchura, un respaldo durito y un túnel central molesto, lo típico en coches de este segmento.

Resulta tremendamente satisfactorio, teniendo en cuenta el desembolso económico que se realiza. Realmente parece un coche de segmento superior, que no tiene nada que envidiarle a modelos más caros. Podríamos criticarle, desde la subjetividad, que el interior es un poco soso y apagado, pero eso también se lo podemos echar en cara a los Golf, de toda la vida.

Skoda Octavia

Realicé casi 900 kilómetros con este coche, y quedé encantado por lo buen rutero que es. La sensación que da es la de un coche muy bien hecho. No es de extrañar que en la República Checa se vean tantísimos Octavias, están muy orgullosos de este modelo. El aislamiento acústico es muy bueno, el motor al ralentí (1.4 TSI) es casi inaudible.

Hay huecos por todas partes para dejar objetos, hasta en los laterales de los asientos (ver detalle delante y detrás, encima de la “s” de Motorpasión). Las puertas tienen huecos, muy útiles delante, no tanto en la zona trasera.

Skoda Octavia

El confort climático es bueno, en las plazas traseras, además de las salidas de aire de los pies, se añaden los aireadores del final de la consola central, que son equipamiento de serie. Sólo puede ajustarse el caudal y la orientación del aire. Bajo estas salidas se oculta un compartimento pequeño. El climatizador automático es bizona o monozona según se desee.

Aquel que se decida a subirse en un Octavia y no como pasajero de un taxista, verá que este coche tiene una injustificada mala fama. No se compra mucho por ser barato, es que es barato y además bien hecho. Por ejemplo, tiene detalles de calidad que superan al SEAT León y otros empatan hasta con el Audi A3. Está mejor hecho que los Citroën C4 y Peugeot 308.

Skoda Octavia

¿Qué hay del maletero? Lo primero es que es enorme, lo segundo es que es el rey indiscutible de su categoría, 560 litros de capacidad. Para tener más maletero, o compramos un coche más grande o un familiar, pero en sedán o berlina de este segmento nadie ofrece más. Los asientos traseros se abaten de forma asimétrica, no dejan una superficie de carga plana.

Bajo el plano de carga nos encontramos una rueda de repuesto de serie igual que las demás, con ruedas de 16 pulgadas. Si por ejemplo montamos las opcionales 225/45 R17 la de repuesto es 205/55 R16. Es fácil encontrar soluciones diversas para facilitar el transporte de objetos tales como bolsas pequeñas por los ganchos y los compartimentos laterales del maletero.

En Motorpasión | Škoda Octavia 1.4 TSIParte 2, Parte 3 y Parte 4

Temas
Comentarios cerrados
Inicio