Roadtrip Pasión™: de Houston a Detroit (día 2)

Roadtrip Pasión™: de Houston a Detroit (día 2)
21 comentarios

Amanece con niebla en Meridian, Mississippi. Son casi las seis de la madrugada y ya estamos listos para retomar la ruta con destino Detroit. Hoy tenemos por delante unas cinco horas de conducción, con primera parada en la factoría de Mercedes-Benz en Tuscaloosa, Alabama.

Allí haremos una visita por las instalaciones y recogeremos el Clase C 2014 que debemos escoltar hasta el Salón de Detroit, donde se presenta oficialmente. Hoy, eso sí, pasamos del CLA 45 AMG a un más modesto GLK 250 BlueTec de color rojo. ¿Diésel? ¿En Estados Unidos? Pues sí, alguno hay. ¿Te subes con nosotros?

Que haya algún que otro diésel no significa que sea fácil encontrar gasolineras con surtidores que dispensen gasóleo. En algunos lugares, como California, es más fácil, pero en la américa profunda la cosa se complica. Aquí casi todo se mueve a gasolina, aunque sean enormes pick-up.

Roadtrip Pasión™, de Houston a Detroit. Día 2

Tras comprobar que, efectivamente, tal y como pensábamos, no hay diésel en las dos gasolineras de las inmediaciones del hotel, conseguimos encontrar una en la que hay un solitario surtidor entre otros tantos de gasolina. En general, tienen diésel en muchas, pero sólo un surtidor. Llenamos el tanque hasta arriba y cogemos la Interestatal 59 con rumbo Alabama.

Durante la primera parte del recorrido, por zonas muy boscosas, hay una niebla bastante densa que no deja ver más allá de unos cuantos coches por delante. El día anterior el panorama era parecido, aunque sin niebla, pero nos encontramos muchos ciervos pasando el rato en las cunetas, lo cual no resulta muy apetecible, y menos viajando de noche.

Poco a poco la niebla se disipa y mejora la visibilidad. Hay poco tráfico en la I-59 y no encontramos policía, así que aprovechamos para recortar unos minutitos al tiempo de llegada estimado por el navegador. Debemos estar a las 9:00 de la mañana en la fábrica para comenzar la visita, y a mediodía hemos de retomar el camino.

Roadtrip Pasión™, de Houston a Detroit. Día 2

Factoría de Tuscaloosa, Alabama

A las puertas de la fábrica nos identificamos y nos instan a dejar todas las armas de fuego fuera del recinto. Hemos hecho bien en guardar la escopeta en el maletero. Nos proporcionan nuestra tarjeta de visitantes y nos hacen equiparnos con un casco de plástico y una gafas de protección. Las carcajadas llegan enseguida al mirarnos los unos a los otros.

Para empezar vamos a dar un pequeño paseo por la zona de la fábrica en la que se ensamblan las carrocerías. Siempre me han fascinado las cadenas de producción y lo automatizado que está el trabajo. Robots por todas partes y sólo algunos operarios encargados de determinadas tareas. Se me escapa cómo puede ser tan eficiente un lugar así, con capacidad para producir 1.000 vehículos al día, pero el caso es que lo es.

El tráfico de carretillas con piezas y suministros, así como el de trabajadores en bicicleta moviéndose por el complejo, es bastante constante, por lo que debemos seguir el camino marcado con pintura en el suelo, por aquello de no ser arrollados. A pesar de todo, nos acompañan varios empleados que se encargan de garantizar nuestra seguridad. Más vale prevenir que curar. Lo cierto es que tampoco había peligro alguno, al menos en la zona por la que estuvimos.

Roadtrip Pasión™, de Houston a Detroit. Día 2
Roadtrip Pasión™, de Houston a Detroit. Día 2

Es cierto que en lo que a factorías de automóviles se refiere, vista una, vistas todas, aunque cada una tiene sus particularidades. Ésta en concreto fabrica SUV de la marca alemana para todos los mercados: GL, ML, Clase R... A partir de ahora, además, fabricará para Estados Unidos el Clase C, y es por eso por lo que estamos aquí.

Además de ver la zona de carrocerías, también nos explican cómo se realiza el proceso de pintado de los vehículos, en varias etapas (ver foto). Todo empieza con la llamada cataforesis o electrodeposición catódica, un tratamiento anticorrosión al que se someten las carrocerías sumergiéndolas en grandes tanques.

El siguiente paso, conocido como primer, pintura base o imprimado, sirve para proteger contra el óxido y es de color gris. Después de esto se aplica ya la pintura de color, es decir, la pintura del color concreto del coche, para finalizar con la última capa, el barniz o laca protectora, que aporta el acabado brillante final de la pintura.

Roadtrip Pasión™, de Houston a Detroit. Día 2
Roadtrip Pasión™, de Houston a Detroit. Día 2

Y después de tanto tecnicismo, toca un poco de diversión. Los responsables de la planta nos llevan a la pista de pruebas todo terreno de las instalaciones, aunque nos confiesan que los vehículos recién salidos del horno sólo son probados en circuito de asfalto, y no off-road.

Pendientes pronunciadas, pequeños arroyos para vadear, o una pista de obstáculos con escaleras de troncos y zonas rocosas, son algunos de los pasatiempos que nos tienen preparados. En este caso nos pasean en un GL 550 con todos los sistemas todoterreno de la marca: suspensión neumática de altura regulable, asistente de descenso, reductora, etc...

Tras el agradable paseo llega el plato fuerte, ver por primera vez el Mercedes-Benz Clase C 2014, que nos espera en una nave de la fábrica, listo para ser recogido y llevado hasta Detroit en su primera aparición pública en carretera antes de su debut.

Roadtrip Pasión™, de Houston a Detroit. Día 2
Roadtrip Pasión™, de Houston a Detroit. Día 2

Estéticamente se parece mucho al Clase S, aunque a escala. Por algo lo llaman ya "baby S". La unidad en cuestión monta la parrilla clásica con la estrella en el capó, aunque se ofrece también, como en el Clase E, la parrilla deportiva, con la gran estrella presidiéndola.

A nivel interior cambia mucho, y a mejor. Personalmente, me gusta mucho la nueva forma del volante, el cuadro de instrumentos y la disposición general de los mandos, que mezcla rasgos de modelos inferiores como el Clase A y de modelos de más categoría como el Clase E o el Clase S. El paso adelante es importante. Tiene un aspecto mucho más premium, con materiales de mayor calidad y más agradables al tacto. Además, las plazas traseras parecen más amplias que antes.

Nashville, la ciudad de la música

Nuestro destino para hacer noche hoy no es otro que Nashville, Tennessee, la capital de la música. Una ciudad colorida y llena de vida en la que encontramos música en directo por todas partes.

Roadtrip Pasión™, de Houston a Detroit. Día 2

Músicos callejeros, decenas de bares con espectáculos musicales y un ambiente muy bueno en las calles del centro. Decidimos tomar unas cervezas antes de cenar (los coches ya en el garaje, podéis respirar tranquilos) y entramos en el Honky Tonk Central, un local de tres plantas con un grupo tocando country en directo en cada una de ellas.

Abundan los sombreros de cowboy, las barbas al estilo ZZ Top y las botas de vaquero. Como auténticos turistas, no paramos de tomar fotos y grabar vídeos con nuestros teléfonos. Es cierto que en España encontramos con facilidad locales con música en directo y en general hay mucha vida en nuestras ciudades, pero para nuestros vecinos europeos no es tan habitual, así que disfrutan el doble.

Desde luego Nashville es una ciudad a la que hay que volver. Es un lugar seguro, con mucho que hacer y con una vida nocturna muy interesante si te gusta la música americana. Una pena no haber podido aprovechar más tiempo aquí, pero tenemos una misión por delante y no podemos entretenernos por el camino, por atractivos que sean los planes.

Hoy es la primera noche en la que tenemos algo más de tiempo para descansar y, de paso, para ir adelantando trabajo. Mañana pondremos rumbo a Louisville, Kentucky, donde haremos noche antes de encarar la recta final con destino Detroit.

CONTINUARÁ...

Fotografía | Javier Álvarez En Motorpasión | Roadtrip Pasión™: de Houston a Detroit (día 1, días 3 y 4)

Temas
Comentarios cerrados
Inicio