Probamos el Range Rover Sport: un SUV aún más grande y lujoso al que no le gusta el ruido
Pruebas de coches

Probamos el Range Rover Sport: un SUV aún más grande y lujoso al que no le gusta el ruido

Confort y lujo marinado con buenas cualidades dinámicas y estupendas capacidades todoterreno: sobre estos pilares se ha asentado por tradición el Range Rover Sport, que ya escribe su tercera generación. Y esta se receta se mantiene en esta última entrega, pero sumando más tecnología al servicio del confort y la conectividad.

Tras conocerlo en carne y hueso en una primerísima toma de contacto, ya hemos conducido esta nueva entrega del Range Rover Sport, que busca distinguirse del Range Rover con algo menos de lujo pero con cualidades más deportivas. Así, tiene en el punto de mira por ejemplo al Porsche Cayenne, al Audi SQ8 o al BMW X5 M.

En concreto hemos catado las, por ahora, dos joyas de la corona de la familia: la variante híbrida enchufable más potente, el P510e, y el P530 con motor V8. Ambas en los acabados más completos: el primero en el Autobiography y el segundo en el aún más completo First Edition.

Mucho espacio y el mismo maletero para todos, incluido el PHEV

Range Rover Sport 2022

A nivel de diseño ya te contamos cómo ha evolucionado el nuevo Range Rover Sport, desarrollado a la par con la última generación del Range Rover y con el que comparte muchos ingredientes y tecnología.

Respecto a su predecesor, el Range Rover Sport en esta entrega ha aumentado aún más en tamaño, siendo 6,7 cm más largo, 6,4 cm más ancho y casi 2 cm más alto. Así su batalla también crece, un total de 7,4 cm, mejorando aún más su habitabilidad, que ya era muy generosa.


largo

ancho

alto

batalla

maletero

range rover sport 2022

4.946 mm

2.047 mm

1.820 mm

2.997 mm

835 l / 1.860 l

range rover sport 2018

4.879 mm

1.983 mm

1.803 mm

2.923 mm

522 l / -

Range rover 2022

5.052 mm

2.047 mm

1.870 mm

2.997 mm

725 l / 1.841 l

Si bien sus dimensiones son algo más contenidas que las del Range Rover, a la postre hablamos de un modelo que firma casi 5,0 m de largo por lo que es notablemente espacioso en las plazas traseras con casi un metro de holgura para las piernas desde el respaldo.


asientos delanteros

ASIENTOS traseros

altura cabeza (del asiento al techo)

998 mm

982 mm

espacio piernas (entre respaldos)

1.024 mm

961 mm

Donde si ha ganado muchos enteros es en la capacidad del maletero, pues ahora llega a los 835 litros respecto a los 522 litros del anterior. Y firma la misma en cualquiera de las versiones, incluyendo las PHEV pese a la inclusión de la batería. Con la fila trasera abatida supera los 1.000 litros.

Range Rover Sport 2022

Además, desde los respaldos traseros presume de casi un metro hasta la boca del maletero y la anchura se fija en 1,4 m (1,1 m entre los pasos de rueda). En definitiva, espacio no le falta a este mastodonte, que es un perfecto compañero para devorar grandes distancias con la comodidad como santo y seña.

Tan cómodo como funcional

Al sentarnos al volante del nuevo Range Rover Sport, lo primero que apreciamos son unos asientos extremadamente cómodos y ergonómicos, con un textil de tacto muy agradable. También lo son los traseros, que si bien también pueden disponer de ajuste eléctrico, los delanteros gozan de muchas más posiciones y configuraciones: hasta 22.

Range Rover Sport 2022

Gracias a unos intuitivos mandos ubicados en las puertas, podemos regular la altura, la distancia a los pedales o la inclinación del respaldo en pocos toques.

El túnel central es enorme, con una gran superficie para el apoyabrazos que al abrirse dispone de una bandeja para el móvil y un hueco ancho pero sobre todo profundo, que puede ir refrigerado.

Se completa con otro hueco que esconde dos posavasos y bajo el túnel otro vano para dejar el móvil con varias tomas de conexión USB y sistema de carga inalámbrica.

Tanto el diseño como la calidad de acabados están fuera de toda duda, como se espera en un coche que arranca por encima de los 100.000 euros. Y por supuesto no faltan las pantallas, que son a su vez enormes.

Range Rover Sport 2022

La instrumentación digital se materializa en un panel de 13,7 pulgadas, siendo algo más grande que el display multimedia táctil de 13,1 pulgadas que va ligeramente curvado y flota por delante del frontal del salpicadero.

Pese a ello, no renuncia a mandos físicos para el sistema de climatización, incluyendo la calefacción o ventilación de los asientos, para seleccionar sus múltiples modos de conducción o para regular el volumen o apagar el sistema multimedia.

Todos estos controles se sitúan en el túnel central, por delante de los huecos portaobjetos, siendo cómodos de manejar mientras conducimos ya que están bastante elevados y mano.

Pero si queremos activar funciones más avanzadas deberemos recurrir a la pantalla. Por ejemplo la completa función masaje de los asientos delanteros, que dispone de múltiples configuraciones (tipo, dirección e intensidad). O si queremos que la calefacción solo se active en el cojín del asiento o el respaldo, también deberemos seleccionarlo desde esta pantalla.

Pese a sus muchas funciones, el sistema de infoentretenimiento Pivi Pro es muy intuitivo y directo, evitando que tengamos que navegar por menús infinitos para activar las diferentes opciones y parámetros del coche.

A los mandos del nuevo Range Rover

Range Rover Sport 2022

Iniciada la marcha en el nuevo Range Rover Sport, enseguida notamos una de sus grandes novedades: la cancelación activa de ruido.

Este sistema, similar al de los auriculares con esta tecnología, presume de filtrar sonidos de la rodadura y de otros externos eliminando frecuencias de ruido de hasta 1 kHz, dejando solo el sonido del motor que aumenta matices si optamos por el modo conducción Dynamic, más deportivo.

Para ello se vale de los altavoces colocados en los reposacabezas, que son envolventes a lo que se suma al aislamiento de la carrocería o de los cristales, que son de doble hoja.

Range Rover Sport 2022
Los altavoces integrados en los reposacabezas neutralizan frecuencias para eliminar el ruido del exterior dando prioridad al del motor

Así, nos da la sensación de ir en toda una burbuja y ya no digamos si activamos el espectacular sistema de sonido Meridian con sus nada menos que 29 altavoces repartidos por todo el habitáculo y que están perfectamente integrados, por ejemplo en el salpicadero o los paneles de las puertas.

Pero más allá de esta asombrosa tecnología, vamos a centrarnos en cómo se comporta el nuevo Range Rover Sport sobre el asfalto.


p510e

p530

motor gasolina

3.0 litros 6 cilindros en línea

4.4 litros V8 Twin Turbo

potencia MOTOR ELÉCTRICO

104 kW (141 CV)

-

potencia / par totales

510 CV / 700 Nm

530 CV / 750 Nm

capacidad batería

38,2 kWh (31,8 kWh)

-

peso

2.810 kg

2.505 kg

vel. max

242 km/h

250 km/h

aceleración 0-100

5,4 s

4,5 s

autonomía eléctrica

113 km

-

consumo mixto (l/100 km)

0,8 - 0,9

11,2 - 11,7

emisiones (wltp)

18 - 20 g/km CO2

254 - 266 g/km CO2

etiqueta

CERO

C

La variante P510e híbrida enchufable es la que más hemos conducido: la catamos tanto en ciudad como en autovía y carretera convencional.

En territorio urbano activamos el modo eléctrico, lo que supone el total silencio ya que ni oímos rugir al motor térmico desde el interior. Pese a los casi 5 m de longitud, es bastante ágil, gracias a las ruedas traseras direccionales del control dinámico Stormer Handling Pack, que es de serie en esta versión.

Este sistema se combina con el Dynamic Response Pro o el emulador e diferencial autoblocante con reparto de par vectorial que actúa frenando la rueda interior.

Range Rover Sport 2022

El terreno predilecto del Range Rover Sport es la autovía recordándonos de nuevo que es una estupenda montura para largos viajes. Y es que a los cómodos asientos se suma la suspensión neumática, con amortiguadores activos Bilstein, que filtran excepcionalmente las irregularidades del terreno, dando la sensación de que vamos flotando sobre el firme.

En descensos, el coche retiene a la perfección, pero en su justa medida, los nada menos que 2.800 kilos que pesa esta versión, lo que evita que vayamos abusando del freno.

En estas vías rápidas se muestra muy estable en curvas o giros, ya que son menos pronunciados, demostrando a altas velocidades lo que promete sobre el papel, pues su plataforma promete una rigidez un 35 % superior.

Todo ello se incrementa si además llevamos activado el modo Dynamic ya que minimiza eficazmente los balanceos. Y pese a que endurece algo más la suspensión o la dirección, a nivel de confort sigue siendo espectacular.

También ayuda la tecnología: por encima de los 100 km/h, baja automáticamente la carrocería 16 mm para mejorar su hacer en curva este tipo de carreteras, se sirve de la navegación para hacer una conducción predictiva y las ruedas traseras giran en el sentido de las delanteras desde los 50 km/h, para asegurar una mayor estabilidad.

Range Rover Sport 2022

En trazados más exigentes, no obstante, acusa bastante más las inercias, los asientos pese a que prometen total sujeción podrían hacerlo algo mejor y en ocasiones sentimos estar luchando contra la dirección, sobre todo con modo Dynamic seleccionado.

Esto lo apreciamos más aún en el PHEV debido al peso, ya que el P530 V8, que también hemos conducido en autopista y en convencional, es algo más ligero y se nota (2.500 kg).

Aún así, y en comparación con el Range Rover sí que es más dinámico y deportivo. Y si hundimos el pie en el acelerador, sobre todo el V8 transmite una genial sensación de aceleración: no en vano, presume de una aceleración de 0 a 100 en 4,5 segundos, lo que es considerable teniendo en cuenta su peso.

Range Rover Sport 2022

En lo que respecta al consumo, el PHEV yendo en modo eléctrico en el breve tramo en ciudad y en carretera en híbrido (que combina térmico y eléctrico a placer), lo fijó en 7,8 l/100 km. Muy alejado de los 0,9 l/km que promete.

También es cierto que más allá de la ciudad, donde el recorrido fue muy corto, siempre fuimos con el modo Dynamic activado y que no nos cortamos en ningún momento a la hora de hundir el pie.

Quizá circulando mayormente por ciudad, dando más prioridad al eléctrico y activando el modo Eco en carretera, sí que consiga acercarse a ese prometido litro a los 100 km.

Un lujoso SUV, pero muy capaz fuera del asfalto

Range Rover Sport 2022

También hemos tenido ocasión de probar esta tercera entrega del Range Rover Sport fuera del asfalto, donde es mucho más que capaz. A la postre hablamos de un modelo concebido por Land Rover y las cualidades todoterreno son parte de su santo y seña.

Primeramente, la suspensión neumática es configurable: desde el display táctil podemos optar por el Normal (para asfalto), Off Road (con dos niveles de altura) o Access, que lo baja al máximo para que no tengamos que escalar para subirnos al habitáculo.

Y es que en modo todoterreno presume de una altura al suelo de 28,1 cm en cualquiera de las versiones, a excepción del PHEV (27,4 mm). Y esto se traduce en que se eleva hasta 6,5 cm respecto a la configuración para asfalto (21,6 cm). Pero además, de forma automática, la suspensión se eleva otros 13,5 cm durante 15 segundos para acometer pasos exigentes.

Range Rover Sport 2022

A esto se suman los modos de conducción del Terrain Response 2, el de última generación desarrollado por Jaguar Land Rover (con específicos para arena, barro, rocas, nieve y hielo etc) o el control de descensos y ascensos.

Toda esta tecnología se combina con las características de este Range Rover Sport, que con la suspensión configurada en altura todoterreno disfruta de generosos ángulos: 30º de salida, 26,9º el ventral y 33º de entrada. Todos las variantes firman estas cifras, excepto el PHEV que ofrece menores de ventral y entrada por la batería y el sistema híbrido.


ángulo salida

ángulo ventral

ÁNGULO ENTRADA

todoterreno

30,0°

26,9° / 24,5º

33,0° / 29,7º

estándar

24,9°

21,5° / 19,1º

26,1° / 22,5º

¿Más? Sí, el Range Rover Sport va dotado de un completo conjunto de cámaras frontales, laterales y posteriores, que nos permiten controlar todo lo que nos rodea para realizar maniobras. Incluyendo el sistema de 'capó invisible' que muestra en el display todo lo que tenemos delante: obstáculos, piedras, zanjas etc.

Con estos ingredientes, sumado a las bondades del eje direccional trasero, nos enfrentamos a un circuito tan técnico como exigente.

Incluía pendientes ascendentes y descendentes que rozaban los 30º de inclinación, estrechos pasos que parecía imposible que pudiera acometer dada su envergadura o cruces de puentes donde nos inclinamos lateralmente hasta el límite llegando a quedarse apoyado en solo dos de sus ruedas.

Range Rover Sport 2022

Todos estos tramos los solventó de forma sobresaliente, siempre tirando de paciencia, jugando con los modos o el control de descensos como nos iba indicando cada instructor apostado en los diferentes tramos y cuidando la dirección al milímetro gracias a sus indicaciones.

"Confía en la tecnología", nos comentó uno de ellos cuando nos dispusimos a bajar una pendiente cercana a los ocho metros de altura: con el sistema de control de descensos activado, soltamos el pie del freno para que bajara dejando todo el hacer a la reductora. Todo un acto fe dada la inclinación: más de 25º.

Nos faltó acometer algún arroyo o corriente de agua para poner a prueba su capacidad de vadeo: sobre el papel promete hasta 90 cm.

Range Rover Sport 2022

En definitiva, el nuevo Range Rover Sport suma a sus cualidades dinámicas unas generosas capacidades off road que se quedan muy cerca a las de un todoterreno puro. Todo va en gustos, pero fue en esta prueba donde nos más nos divertimos con este gigante británico.

Barra libre de tecnología y equipamiento

Range Rover Sport 2022

En cuanto al equipamiento, el Range Rover Sport viene dotado con un sin fin de tecnologías y bondades al servicio del confort, la conectividad o la asistencia a la conducción. Y más en las variantes First Edition y Autobiography que representan el tope de gama.

En ambas dispone de faros Pixel LED adaptativos, portón del maletero de apertura eléctrica, llantas de hasta 23 pulgadas, lunas oscurecidas, asientos de ajuste eléctrico delanteros calefactados y ventilados, climatizador bizona, volante calefactado, cámaras 360º, sensores de estacionamiento trasero y delantero o un sistema que cierra automáticamente las puertas si las dejamos entornadas.

Las pantallas de más de 12 pulgadas también son de serie, con el sistema Pivi Cro que dispone de conexión a Internet, navegador integrado y ofrece actualizaciones remotas.

El asistente virtual es Amazon Alexa que, además de entender órdenes en lenguaje natural, permite conectarse al dispositivo en el hogar para realizar funciones de domótica a distancia si contamos con ellas en casa.

Range Rover Sport 2022

Y en cuanto al sistema de sonido Meridian 3D Soundround con función envolvente es de serie en estos acabados más completos, mientras que el aún más avanzado Meridian Signature es siempre opcional.

La carga inalámbrica asimismo es de serie en cualquier acabado, mientras que el Head-Up display solo lo encontramos incluido en los más altos.

Aunque también encontramos algunos extras como la climatización de cuatro zonas independientes, el sistema de purificación de aire Pro, las cortinillas integradas para las ventanas traseras, la iluminación ambiental configurable y más avanzada, la apertura manos libres para el portón trasero o el sistema de preacondicionamiento remoto del habitáculo.

En la ecuación no falta un completo abanico de sistemas de asistencia activa como control de crucero adaptativo, sistema activo de mantenimiento de carril, frenada automática de emergencia con detector de peatones y ciclistas, limitador de velocidad, detector de señales de tráfico, detector de fatiga mediante cámara y sensores, asistente por tráfico cruzado trasero o detector de ángulo muerto.

Range Rover Sport 2022

Jaguar Land Rover promete que más adelante, dispondrá en opción del sistema de aparcamiento en remoto, para aparcar o desaparcar el coche desde el teléfono móvil.

En resumen, un equipamiento propio de un coche que acaricia el segmento de lujo, aunque sin llegar a las fantasías que encontramos en el Range Rover, casi propias de una limusina.

Precios y gama del Range Rover Sport 2022

Range Rover Sport 2022

En el nuevo Range Rover todas las mecánicas son electrificadas a excepción de la P530 con el motor V8 de 530 CV, que es el más potente.

Dispone así de variantes mild-hybrid diésel y gasolina de entre 249 CV y 300 CV, con etiqueta ECO, además de dos híbridas enchufables de distintivo CERO: una de 440 CV y otra de 510 CV, que es la que hemos probado.

Todas, excepto la térmica pura de ocho cilindros en uve ya se pueden configurar en nuestro mercado, estando fijadas las primeras entregas para octubre. El V8 ha estado únicamente disponible en la variante First Edition, que se ha agotado rápidamente.

Jaguar Land Rover España nos ha confirmado que volverá a poder configurarse en el primer trimestre de 2023 y solo se podrá seleccionar en los acabados más completos (previsiblemente en el Autobriography y Dynamic HSE).

Pero este Range Rover Sport igualmente contará en su familia con una versión completamente eléctrica por primera vez en su historia. De momento, poco se sabe de esta variante cero emisiones que se espera para 2024.


etiqueta

P.V.P

3.0 I6 PHEV 440 CV S

CERO

102.700 euros

3.0D 249 CV MHEV SE

ECO

103.050 euros

3.0D 249 CV MHEV dynamic se

ECO

106.550 euros

3.0D 300 CV MHEV se

ECO

107.250 euros

3.0 I6 PHEV 440 CV SE

CERO

109.300 euros

3.0D 300 CV MHEV DYNAMIC SE

ECO

110.750 euros

3.0 I6 PHEV 440 CV DYNAMIC SE

CERO

112.550 euros

3.0 I6 PHEV 440 CV DYNAMIC HSE

CERO

121.500 euros

3.0 I6 PHEV 510 CV Autobiography

CERO

141.650 euros

3.0 I6 PHEV 510 CV First edition

CERO

145.500 euros

Temas
Inicio