Compartir
Publicidad
Probamos el Peugeot 5008, un SUV con hasta siete plazas, amable y que se supera a sí mismo
Pruebas de coches

Probamos el Peugeot 5008, un SUV con hasta siete plazas, amable y que se supera a sí mismo

Publicidad
Publicidad

El Peugeot 5008 se ha transformado. El nuevo modelo presentado recientemente es una reinterpretación que ha cambiado su concepto para volverse un coche más capaz, más fresco y con un nivel de habitabilidad varios enteros por encima de lo que conocíamos hasta ahora.

Su diseño made in Peugeot es sólo la punta del iceberg de un coche completamente dispuesto a pelearse en el muy competido segmento de los SUV con una propuesta fresca y con personalidad propia. Lo hemos puesto a prueba y nos hemos encontrado un 5008 muy válido como primer coche de familia.

Un Peugeot 5008 completamente nuevo por fuera

Peugeot 5008 2018 Prueba

El exterior del Peugeot 5008 se beneficia de los últimos diseños de la marca y convierten a este SUV en el coche del león que ha ganado más enteros al cambiar generación. Antes teníamos una especie de monovolumen con un diseño poco agraciado y ahora nos encontramos con un SUV de dimensiones medias y estética contundente.

Por delante el 5008 es primo hermano (más hermano que primo) del Peugeot 3008. Ambos modelos son prácticamente imposibles de diferenciar si nos los encontramos de frente y es que lucen el mismo frontal con dos grandes faros rasgados, una parrilla cóncava y angulaciones por doquier. Por encima el capó marca el punto más alto de la parte delantera en sus extremos laterales, dejándose caer por los lados de la carrocería hacia los pasos de rueda.

Peugeot 5008 2018 Prueba

El perfil es el de un SUV puro, pero no reniega de sus genes de familia. El pilar trasero es donde encontramos todas las diferencias con respecto al 3008, ya que se ha corrido hacia atrás para dejar espacio en una parte trasera considerablemente más amplia. La línea de la cintura doble se prolonga hacia atrás y se amplía el voladizo trasero de forma horizontal, sin la elevación de su pariente menor.

En la zaga el lenguaje utilizado es el mismo aunque con salvedades. Desde el techo se deja caer la pintura negra por un alerón integrado hasta la línea negra que une los dos pilotos traseros por una luneta menos inclinada que busca maximizar el espacio interior y terminando en un paragolpes acabado en plástico de dimensiones XL.

iCockpit, el protagonista del interior

Peugeot 5008 2018 Prueba

Como buen SUV mediano tirando a grande, el interior es el de un coche espacioso en el que sobre todo destaca la calidad de los acabados. Sí es cierto que nos encontramos algunos plásticos duros en la zona baja del salpicadero o la parte trasera de los asientos delanteros, pero en general la percepción de calidad es muy alta.

La combinación de texturas y zonas tapizadas con otras acolchadas es todo un acierto. Especialmente en esta configuración los tonos negros y grises dominan el entorno y sus formas crean una sensación de amplitud reforzada por la iluminación ambiental. Eso sí, se pierde espacio habitable al dejar al conductor y el acompañante separados por completo con túnel de transmisión muy alto que esconde una guantera de generosas dimensiones.

Peugeot 5008 2018 Prueba

Peugeot está haciendo un gran trabajo con sus interiores y el iCockpit incorporado en esta nueva generación del 5008 es un salto cualitativo adelante más que notable. Sentados tras el volante de este coche al principio la distribución es un tanto atípica, con ese volante pequeño achatado por sus extremos y colocado en una posición bastante baja a la que hay que acostumbrarse. No es mejor ni peor, sólo es diferente. A la hora de maniobrar, junto con una dirección bastante asistida, facilita mucho la operación al mantener los brazos en una altura intermedia. Repetimos, hay que acostumbrarse.

Esta ubicación para el volante está condicionada por el panel de instrumentos digital en posición elevada. La gran pantalla que luce el 5008 es clavada a la del 3008 que conocimos en su presentación, y se trata de una configuración completamente digital que cobra vida al pulsar el botón de arranque. Sus animaciones son fluidas y bastante modernas, aunque para algunos puede resultar demasiado Star Trek.

Peugeot 5008 2018 Prueba

La cantidad de información repartida en los diferentes modos de visualización se muestra de forma clara y concisa, sin llegar a resultar la sobredosis de gráficos y datos de otras marcas, algo que personalmente hemos agradecido. Su diseño es un tanto arriesgado pero es cierto que cuando miramos al cuadro tenemos que retirar algo menos la mirada para localizar la información que buscamos.

Podremos configurar tanto los parciales como los temas, variando los colores pero manteniendo las estructuras. En cualquier caso, el GPS por ejemplo mostrará sus indicaciones de forma dinámica cada vez que nos llegue una nueva orden, independientemente de si estamos utilizando el panel de navegación o no.

De forma complementaria encontramos una pantalla táctil que preside el salpicadero de estilo minimalista. Las teclas de piano ubicadas en la parte inferior de la consola nos darán acceso a las diferentes funcionalidades de dicha pantalla y a partir de ahí navegaremos a través de los menús directamente sobre la pantalla. Las teclas inferiores son casi más un elemento artístico que realmente funcional, puesto que sus tareas podrían haber sido asumidas por la pantalla y no tener que tocar así en dos lugares diferentes.

Peugeot 5008 2018 Prueba

La segunda fila de asientos cuenta con tres butacas independientes que se pueden regular longitudinalmente. Su espacio es más que generoso y sólo en la posición más avanzada habrá poco espacio para las piernas. Es una configuración pensada para dejar sitio si desplegamos la tercera fila, que son más bien testimoniales, para emergencias, compromisos o desplazamientos con niños ya que el espacio para los pies es reducido no, lo siguiente.

En el espacio del maletero, sin levantar los dos asientos adicionales, hay 702 litros de volumen útil que pueden ir hasta 1.862 litros con los asientos intermedios abatidos. Con las tres filas de asientos el espacio de carga se reduce hasta casi desaparecer. La operación se realiza tirando de correas de manera sumamente sencilla y deja un suelo de carga casi totalmente plano y diáfano.

Peugeot 5008 2018 Prueba
Peugeot 5008 2018 Prueba

Peugeot ha acertado al desdoblar su oferta SUV con dos modelos complementarios. El 3008 se ha enfocado a un público más joven con características enfocadas a familias unipersonales o parejas con un hijo que no necesiten demasiado espacio y busquen un diseño con aires más dinámicos y un 5008 en el que la habitabilidad interior (los huecos portaobjetos, el espacio del maletero, las dos plazas extra o la regulación de las bacada intermedia) pueden albergar a familias con más de tres miembros de forma cómoda manteniendo el mismo espíritu general.

Nobleza, comodidad y refinamiento en forma de SUV de siete plazas

Peugeot 5008 2018 Prueba

Pulsamos el botón de arranque y el Peugeot 5008 cobra vida. Se trata del motor 1.5 BlueHDi de 130 CV y 300 Nm de par motor como cifras máximas. Al comenzar a movernos por ciudad el SUV más grande de Peugeot parece sentirse como león en la sabana, sus 4.641 mm de largo (4.447 mm en el 3008, casi 20 cm más) y 2.840 mm de distancia entre ejes no resultan excesivos en el tráfico urbano y se mueve sin demasiadas complicaciones.

La dirección se siente ligera y los mandos son aterciopelados, especialmente el del embrague. El motor es sumamente suave y le podemos dejar caer casi hasta el ralentí en marchas largas sin que nos regale ninguna coz. Simplemente si nos quedamos sin empuje tendremos que bajar una marcha, pero su comportamiento es dulce a cualquier rango de revoluciones.

Rápidamente y a medida que pasan los kilómetros por cualquier entorno nos damos cuenta de que el 5008 es un coche amable. Es cómodo, es práctico y es suave, pero al mismo tiempo resolutivo a la hora de mantener velocidades de crucero altas o acometer adelantamientos estirando marchas con vehemencia.

Peugeot 5008 2018 Prueba

Estirando las marchas nos encontramos con suficiente potencia como para salir airosos de cualquier situación en carreteras de un solo sentido, y es que para ser un SUV su peso no es demasiado elevado y se queda un poco por encima de 1,5 toneladas. Su carácter afable en cambio sí que se nota a la hora de atacar las curvas, con un tarado de suspensiones confortable que provocará algunos cabeceos en los giros más cerrados.

Viajar con él se tornó una sorpresa al toparnos con un coche grande que se mueve muy bien y que sobre todo es muy silencioso. En autopista no pecó por ser ruidoso ni por aerodinámica ni por rodadura, lo que denota un buen trabajo de aislamiento acústico por parte de los ingenieros franceses, algo que ayuda a sobrellevar el paso de los kilómetros. Igual que los asientos con masaje equipados en este GT-Line, una licencia adicional.

Peugeot 5008 2018 Prueba

Como viene siendo habitual en los coches modernos, la electrónica del Peugeot 5008 incluye un modo Sport para conducción animada. Al activarlo las gráficas se tornarán rojas en el cuadro de mandos, la respuesta del acelerador se hará más contundente, la dirección más directa y cambiará el sonido del escape (digitalmente a través de los altavoces).

Personalmente estos modos de conducción artificiales no parecen aportar demasiado valor añadido a un coche de estas características (SUV familiar de siete plazas), al contrario, lo desvirtúan tratando de simular algo que no son y con un tacto del acelerador demasiado artificial, poco dosificable que compromete el buen sabor de boca que el 5008 ofrece en el resto de situaciones.

Buen equipamiento y consumo ajustado

Peugeot 5008 2018 Prueba

Además del típico regulador de velocidad, el Peugeot 5008 puede equipar control de crucero activo con función de parada y arranque en los modelos con caja de cambios automática. El regulador electrónico de velocidad equipado de serie con un funcionamiento óptimo no es especialmente brusco a la hora de regularlo desde el mando del volante, y también puede equipar detección de peatones entre su equipamiento de seguridad a un precio inferior al de otros modelos con equipamientos similares.

A nivel de conectividad el Peugeot 5008 está bien resuelto, contando con conexión USB, auxiliar, Bluetooth, plataforma de carga inalámbrica, Android Auto y Apple CarPlay. Desconocemos si fue cosa de esta unidad en concreto, pero tuvimos algunos problemas de conectividad con dispositivos Android aunque a nivel personal prefiero cero distracciones. Teléfono a la guantera.

Peugeot 5008 2018 Prueba

Las comodidades tecnológicas del 5008 añaden a su abanico el acceso y arranque sin llave, la apertura remota del portón del maletero con función patada o varios ambientadores incorporados en los perfiles de usuario.

El precio de tarifa es de 34.150 euros para el Peugeot 5008 GT Line 1.5 BlueHDi, un coche que nos ha dejado un buen sabor de boca por lo agradable que es vivir el tráfico con él y con su facilidad para hacer bien el 90% de las misiones que se encomienden a un coche de familia, además de ofrecer un consumo medio muy contenido rondando los 5 litros a los 100 km en condiciones reales.

Peugeot 5008 2018 Prueba

Estéticamente puede gustar más o menos (depende del gusto de cada uno) pero el salto adelante dado por el 5008 tanto en el interior como en el exterior hacen que sea un coche mucho mejor que el anterior modelo, y es que aparte de la denominación no tiene nada que ver con el coche que era antes.

Peugeot 5008 2018 Prueba

Peugeot 5008: nuestra puntuación

7.7

Diseño exterior7
Diseño interior9
Calidad8
Habitabilidad8
Maletero8
Motor7
Seguridad8
Comportamiento7
Comodidad8
Precio7

A favor

  • Diseño y calidad interior
  • Suavidad del motor a cualquier régimen
  • Habitabilidad interior
  • Diseño renovado
  • Consumo ajustado

En contra

  • Modo Sport
  • Balanceo de la carrocería en curva
  • Demasiado futurista para algunos clientes

Peugeot 5008 2018 Prueba

Peugeot 5008 - Ficha técnica

Versión probada   GT Line 1.5 BlueHDi
Cilindrada1.499 cm³ Tipo de tracciónDelantera
Bloque motor4 cilindros en línea CombustibleGasóleo
Potencia131 CV a 3.750 rpm  Capacidad del depósito56 litros
Par motor300 Nm a 1.750 rpm Consumo urbano4,7 l/100 km
Masa en vacío1.505 kg Consumo extraurbano3,8 l/100 km
Velocidad máxima191 km/h Consumo combinado4,2 l/100 km
Aceleración 0-100 km/h12,7 segundos Capacidad maletero702 - 1.862 litros
TransmisiónManual Precio34.150 euros

El coche para esta prueba ha sido prestado por Peugeot. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas

Fotografía | Two_sides

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos