Compartir
Publicidad
Publicidad
Peugeot 3008, te contamos cómo es el SUV más atrevido por fuera y más avanzado por dentro
Pruebas de coches

Peugeot 3008, te contamos cómo es el SUV más atrevido por fuera y más avanzado por dentro

Publicidad
Publicidad

Hace justo ahora un año que hablamos por primera vez del Peugeot 3008, un SUV sorprendente que viene desde las galias dispuesto a marcar un antes y un después con un lenguaje y una forma de comunicación no verbal con el conductor y sus acompañantes que evoluciona de manera ostensible con lo visto hasta la fecha en la marca del león.

Acabamos de llegar de Bolonia de probar el nuevo 3008 por las preciosas carreteras de la región de Emilia-Romagna, y nos hemos encontrado con un SUV del segmento C ciertamente curioso. Resulta ligero, ágil, espacioso y, sobre todo, es una experiencia sensorial ponerse tras el nuevo i-Cockpit. Todo un salto generacional acertado y razonable a partes iguales.

Esta es la nueva cara del león

Peugeot 3008 2017008

No podemos decir que en Peugeot no se la hayan jugado esta vez con el diseño del 3008. El paso adelante generacional entre el modelo anterior y el nuevo es más notable de lo que todos nos esperábamos antes de la presentación del nuevo modelo y recibe ahora una imagen mucho más robusta, dinámica y compacta que antes. Tres características que le harán venderse mejor como SUV.

Empezando por delante, las líneas del frente son las que determinan el resto de la figura del 3008. Un recio morro cortado casi en vertical contrasta con las formas de sus elementos definitorios. La gran parrilla central cóncava, las enormes tomas de aire y los faros sesgados aportan una presencia fuerte pero sin ser recargada.

Peugeot 3008 2017044

El capó es casi horizontal, recibiendo unas prominentes nervaduras en los laterales y prolongando sus líneas desde los LED de los faros delanteros pasando por los perfiles laterales, marco inferior de las ventanillas y muriendo de forma sólo interrumpida por la cintura antes de llegar a los faros traseros.

La zaga también es un rasgo definitorio de este 3008, con esos faros repartidos en tres líneas verticales dentro de una superficie acristalada horizontal, una ventanilla inclinada y el prominente alerón integrado en el techo. El paragolpes cuenta con formas muy definidas y un falso difusor en su zona inferior, puede que un tanto exageradas, pero dentro de la línea general del vehículo.

Peugeot 3008 2017040

Todos los acabados llevan llantas de aleación (17, 18 o 19 pulgadas) y los principales cambios entre unos y otros están en las barras del techo, el techo y los montantes en negro brillante, la pintura bitono, molduras cromadas, acabado de los retrovisores, embellecedores... Las opciones más asequibles no parecen cutres.

La elección de colores que hemos podido ver en persona está muy conseguida y me gusta que desde el blanco entero del acabado Allure hasta el GT en dos tonos, todos tiene un aspecto contundente. Si tuviera que elegir uno, me quedaría con el GT-Line con el techo negro y las lunas tintadas.

Dile hola al interior del futuro

Peugeot 3008 2017 012

Al depositar nuestro cuerpo sobre el asiento del conductor nos zambullimos de lleno en el universo Peugeot. Esta realidad que se llama i-Cockpit casi no tiene similitudes con ningún otro puesto de mando que nos encontremos en el mercado y es aquí precisamente donde los galos han querido buscar la diferenciación y que sus cliente encuentren dentro de los Peugeot el aliciente como para querer repetir con ellos.

Igual que ocurre en modelos anteriores como el 2008, el Peugeot 3008 emplea un volante de reducidas dimensiones y cortado tanto por la parte superior como por la inferior, pero en esta ocasión equipa el volante más pequeño del mercado. Al principio es un poco raro de usar pero al final te acostumbras a agarrar por el lado plano. Eso sí, el tacto de su cuero y el grosor son fantásticos.

Peugeot 3008 2017 017

Sobre el salpicadero y mirando por encima de la rosca, su panel de mandos completamente digital nos saluda con una presentación moderna aunque sin estridencias. Es totalmente configurable con cuatro modos preestablecidos (conducción, navegación, mínimo y cuadrantes) más uno custom, y la transición entre ellos se hace de manera fluida, intuitiva y pintona a través del mando giratorio izquierdo del volante. Punto positivo para la elección de colores, la iluminación y el brillo de la pantalla. No da ni un mal brillo, su visibilidad es perfecta.

El tercer elemento principal que compone el i-Cockpit es una consola central que está presidida por una pantalla táctil capacitiva de ocho pulgadas a través de la que controlaremos todas las funciones posibles (configuración del vehículo, ambiente, climatización, audio, navegador...). De forma contraria a lo que ha ocurrido en los coches de otros fabricantes franceses, en Peugeot no han querido deshacerse totalmente de la botonera táctil y han aglutinado el acceso a las funciones anteriores mediante un piano muy bien resuelto situado delante de la palanca de cambios.

Peugeot 3008 2017 014

La idea me gusta y me parece elegante, pero hay acciones con las que se duplican los movimientos. Por poner un ejemplo, si llevas la navegación en pantalla y quieres controlar la climatización tienes que pulsar la tecla física correspondiente, modificar la temperatura en la pantalla táctil y, si quieres volver a la navegación, tocarla otra vez, Sam.

Lo cierto es que a poco tiempo que pases en el 3008 la botonera física se controlará sin necesidad de tener que mirar a qué corresponde cada tecla, así que tampoco es algo especialmente preocupante. Otra opción para acceder a las funciones principales es mantener tres dedos sobre la pantalla hasta que aparece un menú en pantalla con las opciones del piano, pero de esta manera la mano derecha pasa más tiempo de viaje.

Peugeot 3008 2017 036

Un aspecto más sobre el que se extiende el concepto del i-Cockpit es que en el interior del Peugeot 3008 se ha empleado un lenguaje de diseño novedoso y muy bien resuelto. Múltiples formas y texturas (madera, aluminio, diferentes plásticos, cuero, tela) se alternan para tanto por el salpicadero como en las molduras de las puertas para aportar una sensación de amplitud que compense el gran volumen de la consola central que se extiende entre los asientos delanteros.

La forma interior de las puertas con líneas ascendentes hacia delante, cóncavas y que se estrechan en su parte superior ofrecen una muy buena amplitud interior. Esta sensación se apoya también en un parabrisas tendido que se extiende cerca de nuestra línea vertical y que deja entrar una gran cantidad de luz.

Peugeot 3008 2017 039

Peugeot ha cuidado mucho la insonorización, casi no se cuela ruido de rodadura, ni mecánico, ni aerodinámico. ¡Ah! Por cierto, que aprovechando ese túnel intermedio se ha colocado un cómodo apoyabrazos que esconde una guantera central refrigerada de capacidad más que generosa. Si no caben un par de botellas de refresco de dos litros poco debe faltar.

Para completar la inmersión en la experiencia 3008, el SUV más moderno de Peugeot tu experiencia sensorial mediante los perfiles Boost y Relax, cada uno con una ambientación, iluminación, perfume y masaje (en las versiones que lo equipen) específicos para conquistarle a través de cuatro de los cinco sentidos.

Motores eficientes y con carácter

Peugeot 3008 2017076

De los seis motores que componen la gama del nuevo SUV de Peugeot hemos podido probar cuatro: el 1.6 BlueHDi de 120 CV y el 1.2 PureTech de 130 CV con cambio manual de seis relaciones por una parte, y por la otra el el 1.6 THP de 165 CV y el 2.0 BlueHDi de 180 CV con la transmisión automática.

Las dos primeras versiones (1.6 diésel de 120 CV y 1.2 gasolina de 130 CV) se corresponden con los modelos llamados a ser los protagonistas a nivel comercial, ya que representarán el grueso de ventas y serán los más comunes por la calle. Las dos me parecen unas opciones magníficas como coche para todo. Son suficientemente potentes para cumplir en cualquier circunstancia, puedes afrontar adelantamientos en carretera con seguridad y consumen poco.

Peugeot 3008 2017024

En las versiones más potentes las prestaciones son notablemente mejores. Entre los diésel y gasolina gordos, me quedaría con el diésel por el empuje disponible a bajo y medio régimen, además tiene un sonido muy agradable (de todos, el 180 CV es el más bullicioso, los demás casi no se escuchan). El 165 CV gasolina anda de sobra, pero su forma lineal de entregar la potencia da la impresión de que no corre, aunque sí, corre. Cosas de la transmisión automática de convertidor de par (para los motores más potentes no hay transmisión manual ni como opción.

Hablando de las transmisiones, las manuales me parecieron correctas, con recorridos un tanto largos pero suaves y precisos. Lo que no me gustó es que el aspecto de la palanca de cambios para las versiones con cambio tradicional rompen un poco la estética moderna del interior.

Peugeot 3008 2017003

En el caso de las automáticas, con su joystick futurista para seleccionar el modo de la caja de cambios, podremos hacer un uso totalmente automático o secuencial con levas. En ambos modos el comportamiento es suave y reactivo, con un poco de retardo a veces pero sin ser nada criticable. Si estuviéramos hablando de un doble embrague sería otra historia, pero el 3008 monta convertidor de par.

Un SUV alegre y fácil de llevar

Peugeot 3008 2017011

Pasando ahora a la dinámica, nos hemos dado cuenta que el trabajo realizado por la marca del león no se ha limitado a un exterior bien resuelto y un interior modernete. Más allá de las diferencias en acabados, transmisión y equipamiento disponible, la popularidad de los modelos menos potentes no está reñida con un comportamiento peor. Por ejemplo a nivel de confort interior se benefician de un tacto más agradable ya que equipan suspensiones de menor dureza.

En total serán tres los tipos de suspensión distintos, siendo la del acabado GT la más firme de todas y con otras dos con un tarado más cómodo en función de si escogemos entre los acabados Active y Allure o GT. Pensando en el uso habitual de este tipo de coche y su perfil del cliente, ni la suspensión dura del GT resulta incómoda ni la menos firme del Active es blandurria.

Peugeot 3008 2017043

La menos dura sí que da algo más de juego a la carrocería en los cambios de dirección y en apoyos fuertes, pero a cambio sobre zonas rizadas fuera de carretera filtra mejor los baches. Por otro lado la suspensión más firme de todas, la del acabado GT, mantiene al 3008 bien pegado al asfalto en todo momento y siendo capaz de moverse con alegría y gracilidad entre las curvas cerradas de un puerto de montaña.

Otra de las claves en el comportamiento de este SUV con aspiraciones dinámicas está en su peso. La utilización de materiales ligeros (policarbonato para el portón del maletero, por ejemplo) en parte de su carrocería, el aluminio y el acero de alta resistencia permiten que las cifras sobre la báscula sean bastante contenidas para el tipo de coche que es y su tamaño: desde 1.325 kg para los gasolina y 1.375 kg los diésel. Además, la elección de en qué elementos usar estos compuestos no es baladí, ya que en Peugeot han buscado un coche con carrocería elevada pero con un centro de gravedad bajo y bien situado.

Peugeot 3008 2017019

Para agradar aún más al público que escoja un 3008 como su coche y fidelizar a los clientes a través de una experiencia agradable, este SUV del segmento C recurre a una dirección de asistencia eléctrica cuyo tacto es absolutamente neutral, suave y agradable. A cambio nos encontramos con la típica pega de estos tipos de dirección: casi no hay información que se transmita a través de las manos sobre lo que ocurre bajo las ruedas.

Para resumirlo en pocas palabras, el Peugeot 3008 es un SUV generalista cuyo precio a lo mejor se sitúa por encima de la media (no demasiado), pero por la calidad de sus interiores, por el esmero con el que se dedica en agradar a sus ocupantes y el apartado tecnológico que respalda al conductor, el regusto que te queda es el de haber conducido un coche muy próximo al de los premium alemanes.

Versión Emisiones CO2 (gr/km) P.V.P. IMM IVA ACCIÓN CLIENTE P.V.P. FINAL
Nuevo 3008 Active 1.2L PureTech 130 S&S 117 25.150 € 0% 21% 1.700 € 23.450 €
Nuevo 3008 Active 1.2L PureTech 130 S&S EAT6 120 26.950 € 0% 21% 1.700 € 25.250 €
Nuevo 3008 Active 1.6L BlueHDi 100 S&S 103 25.550 € 0% 21% 1.700 € 23.850 €
Nuevo 3008 Active 1.6L BlueHDi 120 S&S 104 26.650 € 0% 21% 1.700 € 24.950 €
Nuevo 3008 Active 1.6L BlueHDi 120 S&S EAT6 108 28.450 € 0% 21% 1.700 € 26.750 €
Nuevo 3008 Active 2.0L BlueHDi 150 S&S 114 28.450 € 0% 21% 1.700 € 26.750 €
Nuevo 3008 Allure 1.2L PureTech 130 S&S 117 27.400 € 0% 21% 1.700 € 25.700 €
Nuevo 3008 Allure 1.2L PureTech 130 S&S EAT6 120 29.200 € 0% 21% 1.700 € 27.500 €
Nuevo 3008 Allure 1.6L BlueHDi 120 S&S 104 28.900 € 0% 21% 1.700 € 27.200 €
Nuevo 3008 Allure 1.6L BlueHDi 120 S&S EAT6 108 30.700 € 0% 21% 1.700 € 29.000 €
Nuevo 3008 Allure 2.0L BlueHDi 150 S&S 114 30.700 € 0% 21% 1.700 € 29.000 €
Nuevo 3008 GT-Line 1.2L PureTech 130 S&S 117 29.350 € 0% 21% 1.700 € 27.650 €
Nuevo 3008 GT-Line 1.6L THP 165 EAT6 129 32.550 € 4,75% 21% 1.700 € 30.850 €
Nuevo 3008 GT-Line 1.6L BlueHDi 120 S&S 104 30.850 € 0% 21% 1.700 € 29.150 €
Nuevo 3008 GT-Line 1.6L BlueHDi 120 S&S EAT6 108 32.650 € 0% 21% 1.700 € 30.950 €
Nuevo 3008 GT-Line 2.0L BlueHDi 150 S&S 114 32.650 € 0% 21% 1.700 € 30.950 €
Nuevo 3008 GT 2.0L BlueHDi 180 S&S EAT6 124 37.300 € 4,75% 21% 1.700 € 35.600 €

e-Kick, el complemento cool, limpio y funcional

Peugeot E Kick 005

En colaboración con la empresa Micro, Peugeot ha desarrollado un complemento perfecto para aquellos que quieren recorrer de forma ágil, rápida y respetuosa con el medio ambiente. El e-Kick es un patinete asistido eléctricamente a juego con la personalidad del 3008.

Es plegable, ligero (8,5 kg) y hecho a la medida del maletero del Peugeot 3008 para que, sobre una plataforma específica, recargemos las baterías del e-Kick antes de llegar a nuestro destino. La batería de iones de litio se aloja en la plataforma y el motor está integrado en la rueda trasera para favorecer el diseño minimalista.

Su autonomía es de unos 12 kilómetros, los que podremos cubrir a una velocidad de 25 km/h de punta. A la hora de frenar, lo haremos mediante un freno de pie, además de recuperar energías en fases de deceleración. Fuera del coche también podremos recargar el patinete, dejándolo al 100% en cosa de una hora. ¿Su precio? Algo por encima de los 1.500 euros.

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos