Compartir
Publicidad
Publicidad

Nissan NV200 Evalia, presentación y prueba en Madrid (parte 2)

Nissan NV200 Evalia, presentación y prueba en Madrid (parte 2)
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una vez que hemos analizado una de las características más importantes del Nissan Evalia (su gran capacidad de carga y habitabilidad), nos toca en esta segunda parte ver cómo se comporta el vehículo, además de analizar su equipamiento y su precio.

Empecemos por lo principal, los motores que puede montar. Hablamos de un diesel, 1.5 dCi (K9K), de 110 CV y 240 Nm de par, y un gasolina de 1.6 litros, que tiene la misma potencia pero entrega 153 Nm de par máximo. Además, el primero monta una caja de cambios de seis velocidades, frente a la de cinco que monta el motor de gasolina.

La otra diferencia entre ambos es el consumo, que se queda en 5,5 litros en el caso del 1.5 dCi y 7,3 litros en ciclo mixto homologado en el caso del motor de gasolina. En España, teniendo en cuenta que la diferencia de precio es pequeña, los motores diesel aglutinarán con toda seguridad la mayor parte de las ventas (unas 1.000 unidades en el primer año).

Comportamiento dinámico

El Nisan Evalia mide apenas 4,40 metros, y sus dimensiones contenidas le permiten moverse con cierta agilidad, especialmente entre el tráfico urbano. A esta sensación contribuye un radio de giro reducido (apenas por encima de los 10 metros) para su batalla (2.725 mm).

Nissan Evalia 9

La posición elevada nos permitirá tener una visión privilegiada del tráfico que tenemos por delante, y gracias a sus formas rectangulares es fácil adivinar dónde están los extremos del vehículo. Lo cierto es que sorprende mirar hacia atrás y ver siete asientos, y sin embargo tener la sensación de que no conducimos una furgoneta de grandes dimensiones.

Contribuye a crear esta sensación una dirección bastante asistida, que si bien nos obliga a manotear bastante, es cómoda de manejar, y resulta efectiva para movernos entre el tráfico de una gran ciudad. Teniendo en cuenta el tipo de vehículo del que estamos hablando, otro tipo de dirección (más directa o sensitiva) no hubiera tenido mucho sentido.

Dicho esto, hay que decir que a diferencia de muchos de los monovolúmenes que podemos encontrar en el mercado, el Nissan Evalia no se conduce como un turismo cuando hay que enfrentarse a una carretera algo más revirada. El Nissan, a pesar de su dirección de asistencia variable con la velocidad, no inspira la misma confianza que un turismo a la hora de enfrentarse a un giro.

Nissan Evalia 13

Esto es así porque hay un lapso de tiempo entre que giramos el volante para iniciar el giro, y el peso del vehículo se desplaza para apoyarse sobre las ruedas exteriores a la curva. Si realizamos un cambio de apoyo brusco notaremos más claramente esta sensación.

Quizá unas suspensiones más duras hubieran conseguido que la carrocería balancease menos en curva, pero hubiera sido a costa de incomodar constantemente a los ocupantes. Para un vehículo como el Nissan Evalia, unas suspensiones confortables parece lo más sensato.

Este comportamiento es normal en un vehículo que pesa algo más de 1.400 kilogramos y mide 1,86 metros de alto, pero conviene advertir que el conductor se va a encontrar con una furgoneta, más que con un monovolumen. Esto no quiere decir que el Nissan Evalia sea un vehículo poco seguro en cuanto a reacciones, simplemente significa que no se conduce exactamente igual que un turismo.

Nissan Evalia 11

Motor 1.5 dCi

De los dos motores disponibles en la gama, sólo hemos conducido el diesel de 110 CV, que como dijimos, tiene un par máximo de 240 Nm a 1.750 rpm. Con este motor el Nissan Evalia homologa un consumo mixto homologado de 5,5 litros cada 100 kilómetros.

Es un motor áspero, algo ruidoso, al que le cuesta subir hasta la zona alta del cuentavueltas, pero eso sí, efectivo. Si nos movemos entre las 1.500 y las 3.500 vueltas, podremos circular con bastante soltura en ciudad y carreteras de doble sentido. Resulta curioso como, al acelerar, se escucha claramente el soplado del turbo. No es un ruido desagradable, pero aumenta la sensación de que no es un motor silencioso.

En carretera la situación se vuelve algo más desfavorable. El motor es voluntarioso, pero le cuesta recuperar en sexta velocidad, aunque si podremos afrontar repechos con confianza, eso sí, reduciendo al menos una marcha. No obstante, el principal problema para circular por carretera, no es el motor, si no el ruido que se escucha en el interior.

A unos 120 km/h resulta complicado entenderse con el conductor si se va sentado en la segunda fila, y el ruido aerodinámico es notable, y puede llegar a resultar molesto. Si descendemos hasta los 100 km/h, la situación se normaliza , y el confort de marcha aumenta considerablemente.

Nissan Evalia 17

El problema es que hay que recordar que el Nissan Evalia está pensado para circular normalmente cargado, y en el momento de la presentación sólo íbamos tres personas en el coche, con el maletero completamente vacío. Por tanto, no estoy seguro de que con siete personas (o una carga pesada), el motor 1.5 dCi tenga suficiente potencia como para ser suficiente.

Alguno me dirá que es excepcional llevar siete personas o una carga muy pesada, pero es que aquel que se compra un Nissan Evalia lo hace precisamente porque para él, o ella, no es raro, y por tanto parece razonable plantearse cómo se comportará el vehículo cuando está cargado.

Equipamiento del Nissan Evalia

El Nissan Evalia tiene un equipamiento parecido al que nos podríamos encontrar en cualquier monovolumen, aunque con algunas características especiales. Tiene una política de opciones muy cerrada, y además presenta algunas asimetrías peculiares, que explicaremos más adelante.

Nissan Evalia 14

En concreto, no hay versiones, si no un equipamiento de serie bastante amplio para su precio, y dos paquetes opcionales que se pueden combinar con cualquiera de los dos motores disponibles. Además estos paquetes pueden ser comprados independientemente. El precio por la tercera fila de asientos es de 450 euros.

En concreto, todos los Nissan Evalia montan climatizador, cámara de visión trasera, elevalunas (delanteros) y retrovisores eléctricos, radio CD con conexión Bluetooth, luces y limpia parabrisas automáticos, acceso y arranque sin llave i-Key y faros antinieblas.

Los dos paquete de los que hablábamos cuestan cada uno 600 euros (después de impuestos). El paquete Seguridad incluye airbags laterales delanteros y control de estabilidad, y el paquete Confort añade al equipamiento de serie una pantalla táctil de 5 pulgadas, control de crucero (con función limitador) y entrada USB.

La asimetría estriba en que no parece razonable equipar a un vehículo de serie con cámara de visión trasera (por muy últil que pueda ser), pero se deje para el equipamiento opcional el control de estabilidad, que ha quedado más que demostrado que resulta fundamental.

Nissan Evalia 15

Precios del Nissan Evalia

Otro punto fuerte del vehículo japonés. La versión con motor gasolina cuesta 16.371 euros, mientras que la del motor diesel un precio de 17.262 euros. Por tanto, aunque no tiene ningún competidor claro, es el vehículo de siete plazas reales más barato que se vende en España. Un SsangYong Rodius tiene un precio (promocionalmente) algo más alto, pero también es mucho más grande.

Los precios del Nissan Evalia a los que estamos haciendo referencia tienen incluídos un descuento de unos 3.000 euros que la marca piensa mantener, por lo menos, hasta diciembre. Habrá que ver si este descuento finalmente acaba finalizando, porque por algo más de 21.000 euros, el mercado ofrece muchas opciones, y el japonés podría salir mal parado.

Nissan Evalia 10

Conclusiones finales

El Nissan Evalia es un monovolumen que ofrece siete plazas reales y una gran capacidad de carga a pesar de sus dimensiones contenidas, con un equipamiento que incluye un equipamiento razonablemente completo, pero a un precio que no encontraremos en la competencia.

A cambios de estas ventajas, el japonés tiene un motor poco potente, aunque efectivo, un interior espartano y una política de equipamiento muy cerrada. La falta de control de estabilidad de serie tampoco juega a su favor, aunque al estar en la lista de opciones, lo mejor es hacernos a la idea de que al precio del coche hay que sumarle 600 euros.

El coche para esta prueba ha sido prestado por Nissan. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

En Motorpasión | Nissan NV200 Evalia, presentación y prueba en Madrid (parte 1)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos