Publicidad

Probamos el Audi A4: una berlina minimalista que tira de microhibridación para ganarse el distintivo ECO
Pruebas de coches

Probamos el Audi A4: una berlina minimalista que tira de microhibridación para ganarse el distintivo ECO

Con un cuarto de siglo a sus espaldas, el Audi A4 es por derecho propio una de las berlinas medias más redondas del mercado. No sólo es una berlina del segmento premium, también es una de las más maduras y reputadas, un espejo donde se miran otros fabricantes.

Para este 2020 la firma de los cuatro aros ha reforzado su apuesta y por eso hemos querido ponerlo a prueba. No, el nuevo Audi A4 no es un coche completamente nuevo, sino una actualización de la generación actual que llevaba casi un lustro en el mercado, pero se ha puesto al día con cambios por fuera, por dentro y en el apartado tecnológico.

Audi A4: referencia equilibrada y elegancia germana

Audi A4 2020 Prueba 022

A finales de 2019 llegaron al mercado las primeras unidades del último Audi A4. Se trata de una actualización de la berlina que ya conocíamos, a la que se han introducido algunos cambios exteriores e interiores para mantener su propuesta fresca en el mercado pese a ser una generación estrenada en 2015.

Exteriormente es relativamente fácil reconocer al nuevo Audi A4 porque su presencia es aún más rotunda de lo que ya era antes. En el frontal la parrilla Singleframe es nueva, más ancha y colocada más cerca del suelo, además de utilizar unos paragolpes con tomas de aire más grandes que mantienen los mismos rasgos rectilíneos.

Audi A4 2020 Prueba 004

También son nuevos los grupos ópticos, utilizando ahora de serie conjuntos LED tanto en la parte delantera como en la trasera. En la parte anterior se utilizan unas luces diurnas discontinuas, rasgo de los últimos modelos de Ingolstadt y a juego con los pilotos traseros. Opcionalmente se puede optar por los faros Matrix LED.

Por lo demás no hay grandes cambios, se mantienen los rasgos que definen a la berlina de los cuatro aros como una de las más populares en un ejercicio de continuísmo con dos caras: a quien le gusta los diseños de Audi le encantará este A4, y a quien no le guste le parecerá que es otro Audi más, sin demasiada personalidad.

Audi A4 2020 Prueba 027

Si pasamos al interior sí que nos encontraremos con más cambios. En el puesto de conducción todo está más o menos en el mismo sitio, con el mismo volante de corte deportivo pero de diámetro fino, con tres radios, pocos botones y una distribución limpia. Se agradece que no hayan recurrido al manido recurso de achatar el volante de forma innecesaria.

Tras él se alza el cuadro de mandos 100% digital (opcional), una pantalla de 12,3 pulgadas con resolución full HD que abarca toda la instrumentación. Su visibilidad es perfecta, la definición sobre fondo negro es realmente alta y sus transiciones son fluidas ante las órdenes que enviamos desde el volante. No en vano es la misma pantalla que ya vimos, por ejemplo, en el Audi S6 Avant que probamos hace unas semanas.

Audi A4 2020 Prueba 007

Sobre el salpicadero también hay novedades, pues la anterior pantalla se sustituye por un nuevo módulo. En esta ocasión hablamos de una pantalla táctil de 10,1 pulgadas firmada por Samsung, mucho más grande que antes pero que mantiene su posición volada sobre la consola. En su interior se encierra un nuevo hardware que, además, prescinde del mando giratorio tras la palanca de cambios del anterior modelo.

La legibilidad es fantástica bajo cualquier iluminación y sus controles son sencillos. La experiencia de uso es muy agradable y sólo echaríamos en falta que estuviera algo más orientada hacia el conductor, aunque su posición elevada sirve para no apartar demasiado la vista de la carretera. El control del volumen se realiza con una pequeña ruleta a la derecha de la palanca de cambios, un tanto desubicada.

Audi A4 2020 Prueba 015

Por lo demás y a excepción de unos nuevos mandos para la climatización. El salpicadero tiene la misma distribución que antes aunque con materiales diferentes. En este caso el contraste sobre el negro lo realiza una moldura de aspecto metálico que sigue la línea horizontal de la franja de aireadores.

Los materiales se perciben de calidad, con buenos acolchados y unos ajustes robustos. Lo que también hay es mucha sobriedad, quizá demasiada incluso, sobre todo si nos fijamos en las puertas. Un trabajo muy bien ejecutado pero excesivamente alemán. El Audi A4 es la berlina de su segmento que mejor encarna la definición de minimalismo: ni llega a la elegancia que a veces usa BMW ni se torna barroco como los Mercedes-Benz.

Audi A4 2020 Prueba 012 Las molduras de las puertas siguen el patrón minimalista de todo el lenguaje de diseño interior en el Audi A4.

Un motor gasolina con 150 CV que contribuye al confort

Audi A4 2020 Prueba 010

Al volante del nuevo Audi A4 nos encontramos con el mismo coche que era desde 2015, pero ha mejorado en algunos aspectos. Aparte de las nuevas interfaces que nos dejan un sabor de boca más agradable, la conducción de esta berlina nos transmite por un lado calidad y por otro confort.

Se trata de un coche que está muy bien aislado, el ruido de rodadura que pasa al interior es reducido pese a equipar en esta unidad las llantas opcionales de 18 pulgadas. La dirección en ciudad es ligera y la caja de cambios automática S tronic de siete relaciones y doble embrague tiene un funcionamiento preciso y agradable, sin tirones.

Audi A4 2020 Prueba 023

Junto al motor de gasolina 2.0 turbo de cuatro cilindros hacen una combinación interesante, especialmente para alguien que busque un confort de marcha elevado. Es un motor que con 150 CV y 270 Nm de par motor funciona de una manera viva, aunque no brillante. La curva de potencia es casi plana entre 3.900 y 6.000 rpm, por lo que su empuje es extremadamente lineal.

Empuja con suavidad en la gama baja de revoluciones y en la media/alta saca las uñas, pero no da la impresión de empujar demasiado y los adelantamientos hay que prepararlos con un poco de antelación. El peso del conjunto es de 1.515 kg, por lo que es relativamente ligero y esperábamos un poco más de garra por parte del motor.

Audi A4 2020 Prueba 009

Este carácter va directamente unido con la parquedad del consumo. La unidad que hemos probado se trata de la versión A4 35 TFSI asociada en este caso al cambio automático. Al igual que el resto de mecánicas (salvo por el A4 40 TDI), se trata de un coche microhíbrido que recibe la pegatina ECO de la DGT.

Para conseguir este distintivo en Audi han recurrido a un esquema eléctrico de 12 voltios con una batería situada junto a la batería convencional del coche, bajo el piso del maletero. El motor de arranque pone en marcha el vehículo pero también funciona como un alternador que puede recuperar energía para la batería (hasta 5 kW) y utilizarla de vuelta para impulsar al cigüeñal.

Audi A4 2020 Prueba 005

Gracias a este sistema el Audi A4 puede circular por inercia con el motor apagado manteniendo todas las funcionalidades conectadas. Su puesta en marcha es casi imperceptible al acelerar, frenar o actuar sobre la palanca de cambios, y según la marca se ayuda a ahorrar 0,3 litros cada 100 km.

Para ser un motor de gasolina de 150 CV montado en un coche relativamente grande, es fácil bajar de los 7 litros cada 100 km. Nuestra cifra total haciendo un uso variado y sin demasiadas contemplaciones del acelerador fue de 6,9 l/100 km, pero también aprovechando las bondades del modo ECO.

A nivel dinámico el Drive Select de Audi nos permite escoger entre cuatro modos de conducción: austero, confortable, deportivo y un cuarto personalizable. En el modo Eco entran en acción las recomendaciones de conducción eficiente, la desconexión del motor y una respuesta sosegada del acelerador aunque el coche no se queda muerto.

Audi A4 2020 Prueba 028

En el más deportivo de los modos, además de variar la respuesta del motor también se endurecen las suspensiones y la dirección se vuelve más pesada. En ambos casos nos pareció una variación de carácter insuficiente puesto que la dirección se sigue sintiendo ligera y poco informativa y las suspensiones aún así priman el confort de marcha.

Sí es cierto que el Audi A4 es un coche con muy buena pisada. Su amplia batalla de 2.820 mm ayudan a que el coche se sienta aplomado y con un buen aplomo al tomar curvas cerradas. Hay que reconocerlo pese a que la carrocería se incline más de lo que nos gustaría en los apoyos laterales fuertes.

Audi A4 2020 Prueba 030

La habitabilidad es buena. El puesto de conducción es agradable y cuenta con mucho espacio. Hay huecos para dejar objetos, aunque con formas un poco random. El doble portabebidas por delante de la caja de cambios no es demasiado funcional y, además, se ocupa por el voluminoso kit de fumador que a estas alturas nos choca encontrar en un coche de serie.

Después de haber realizado una buena tirada de kilómetros con le Audi A4 hay que reconocer que si bien el paquete S line interior le sienta estéticamente muy bien, los asientos tienen luces y sombras. Las butacas delanteras son muy agradables al tacto y envolventes, de corte deportivo, con un extra de apoyo lateral. Ahora bien, estos apoyos nos resultan demasiado anchos y en general son asientos tirando a duros, además de que no cuentan con regulación eléctrica.

Audi A4 2020 Prueba 031

En las plazas traseras también hay claroscuros, pues salvo por la altura de una berlina tirando a baja, tanto las cotas de anchura disponible y espacio longitudinal para las piernas son muy generosas para cuatro ocupantes adultos, aunque echamos en falta algo más de hueco para los pies bajo los asientos delanteros. Los respaldos tienen cierto apoyo lateral gracias a la forma cóncava de éstos, pero dejan la espalda en una posición un tanto extraña. La plaza central es estrecha y poco acogedora; sólo para trayectos ocasionales.

En cuanto al maletero nos encontramos con un espacio muy regular de 460 litros, aunque como de costumbre en las berlinas de cuatro puertas el mayor impedimento es la forma del espacio de carga una vez abierto. El plano de carga queda bastante elevado y es un poco estrecho, puede ser complicado subir objetos pesados.

Filosofía Audi: berlina premium

Audi A4 2020 Prueba 017

Si nos fijamos en el precio medio de la gama A4 nos encontramos con un modelo que se sitúa a caballo entre el Mercedes-Benz Clase C y el BMW Serie 3, siendo el de la hélice la más asequible de las tres opciones. El precio de partida del Audi A4 35 es de 40.750 euros, a los que añadiendo opcionales (llantas, pintura, faros, paquete S line interior y paquete Tech) se convierten en casi 51.000 euros.

De serie equipa luces de cruce automáticas, climatizador, apertura y arranque sin llave, reconocimiento de peatones, Audi drive select, tempomat y parking system trasero. Para ser un coche con un precio de partida que en la versión de acceso ya roza los 40.000 euros echamos en falta algunos elementos como el control de velocidad de crucero adaptativo o las cámaras de asistencia para el aparcamiento delante y detrás.

Audi A4 2020 Prueba 021

En el caso concreto del Audi A4 será una opción idónea para aquellos clientes que busquen fidelidad en la marca, con un diseño homogéneo dentro del mismo catálogo y sobre todo apto para los que quieran ese toque de sobriedad y robustez que tan bien sabe encarnar la firma de los cuatro aros, tanto por dentro como por fuera.

Audi A4 2020 Prueba 029

Audi A4 2020 - Valoración

7.1

Diseño exterior8
Diseño interior6
Calidad8
Habitabilidad8
Maletero7
Motor7
Seguridad7
Comportamiento7
Comodidad7
Precio6

A favor

  • Dinámica confortable
  • Habitáculo bien aislado
  • Consumos ajustados
  • Diseño elegante

En contra

  • Suspensiones excesivamente blandas
  • Ausencias de equipamiento
  • Interior sobrio
  • Motor descafeinado

Audi A4 2020 - Ficha técnica

Versión probada   A4 35 TFSI S tronic
Cilindrada1.984 cm³ Tipo de tracciónDelantera
Bloque motorCuatro cilindros en línea turbo CombustibleGasolina
Potencia 150 CV a 3.900 - 6.000 rpm Capacidad del depósito54 litros
Par motor270 Nm a 1.350 - 3.900 rpm Consumo urbano9,4 l/100 km
Masa en vacío1.515 kg Consumo extraurbano5,7 l/100 km
Velocidad máxima225 km/h Consumo combinado6,2 l/100 km
Aceleración 0-100 km/h8,9 segundos Capacidad maletero460 litros
TransmisiónS tronic automática de doble embrague PrecioDesde 40.750 euros

El coche para esta prueba ha sido prestado por Audi. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

En Motorpasión | La otra cara de los coches diésel: cómo vender de segunda mano un coche que el mercado no quiere | Los coches de preguerra que forjaron el automovilismo: un paseo por la edad de oro

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios