El futuro Porsche Cayman eléctrico quiere seguir siendo el mejor deportivo, y se niega a perder la estructura de motor central

El futuro Porsche Cayman eléctrico quiere seguir siendo el mejor deportivo, y se niega a perder la estructura de motor central
4 comentarios

La próxima generación de los Porsche Cayman y Boxster dispondrá de una plataforma de coche eléctrico y deportivo diseñada expresamente para imitar el carácter de los actuales coches con motor de gasolina en posición central y que podría, además, servir de base para futuros modelos de Audi y Lamborghini.

Gracias a una novedosa disposición de las baterías, denominada "e-core", estos primeros deportivos eléctricos de Porsche deberían ofrecer una posición de conducción y un centro de gravedad lo más bajos posible, en adecuación con lo que se espera de ellos a nivel dinámico. En todo caso, esa es la intención de Porsche.

Parte de esta nueva estrategia fue desvelada por Porsche con el concept car Mission R. Si bien el Mission R es un adelanto de lo que podría ser el coche de una futura copa monomarca con modelos 100 % eléctricos, también desvela detalles de estilo y las dimensiones de los futuros Cayman y Boxster eléctricos.

Y una copa monomarca es también una manera de promocionar y comunicar sobre la deportiva de un nuevo modelo. Especialmente cuando ese nuevo modelo es eléctrico y sustituye a uno que siempre ha sido una referencia en términos dinámicos, como es el Cayman, y por supuesto, el Boxster.

En Porsche reconocen que el Mission R refleja el trabajo que se está realizando en paralelo en el estudio de diseño de la empresa sobre los futuros vehículos eléctricos, lo que sugiere que algunos elementos de estilo se verán en los modelos de producción. Además, las dimensiones del coche son similares a las de los actuales 718 Cayman y Boxster.

Porsche Cayman Electrico 2000 1
Porsche Mission R

Porsche utilizó una versión modificada del chasis del 718 Cayman para fabricar el concepto Mission R, pero eso no significa que el futuro Cayman eléctrico recupere la plataforma del actual modelo, incluso modificada. Utilizar una base existente de dimensiones similares al concept para su fabricación es una práctica común a la hora de crear concept cars.

Una plataforma específica que podría ser compartida con Lamborghini y Audi

Porsche Cayman Electrico 2000 4
El futuro Porsche Cayman deberá comportarse igual de bien que el modelo actual en circuito, cómo mínimo para lograr cierta legitimidad.

Oliver Blume, CEO de Porsche, explicó que no hacen “un traspaso de la plataforma con motor de combustión interna porque hay demasiados compromisos". Así, la plataforma de los futuros Cayman y Boxster será propia y desarrollada ex profeso para ellos, “aunque conectada con algunos módulos procedentes de otros coches. Pero la plataforma será única", explicó Blume.

Una de las claves de esos futuros modelos es la posición de la batería. El Mission R está diseñado para imitar el diseño de un deportivo con motor central, colocando las baterías -el elemento más pesado del vehículo- detrás del conductor, pero por delante del eje trasero, donde normalmente se situaría el motor de combustión interna.

Porsche Cayman Electrico 2000 5

En ese sentido es un tanto diferente del resto de coches eléctricos que sitúan la batería en el piso del coche, entre los dos ejes. Aquí, para poder conservar una altura baja, Porsche optaría por situar la batería detrás de los pasajeros. Es una solución similar a la que propondrá Lotus en su futuro eléctrico desarrollado en colaboración con Alpine.

Por último, el director técnico de Porsche, Michael Steiner, aseguró que Porsche estaba investigando un diseño de baterías con motor central antes de intentar imitar un coche de tracción trasera como el 911 porque, con la tecnología actual de los vehículos eléctricos, la empresa quería mantener las baterías dentro de la estructura central de choque del coche por razones de seguridad.

Además, Steiner insinuó que esta disposición de la plataforma también podría utilizarse para coches de mayores prestaciones en el futuro, tal vez de las marcas hermanas Lamborghini y Audi, señalando que se podría desarrollar un concepto como el Mission R con una disposición "en la dirección" de un superdeportivo. Finalmente, el Audi R8 eléctrico podría ser una realidad gracias a Porsche.

En Motorpasión | Probamos el Porsche 718 Boxster GTS 4.0, un lobo con piel de cordero y 400 CV de sensaciones extremas

Temas
Inicio