Compartir
Publicidad
Publicidad
De 0 a 1.000.000 en siete generaciones: repasamos la vida del Porsche 911 desde el primero hasta el último
Porsche

De 0 a 1.000.000 en siete generaciones: repasamos la vida del Porsche 911 desde el primero hasta el último

Publicidad
Publicidad

El Porsche 911 número 1.000.000 se fabricó hace un par de semanas, dejando claro que se trata del modelo deportivo más exitoso de todos los tiempos. El mundo del automóvil cambió en 1963 cuando se presentó en el Salón de Frankfurt el, por entonces, conocido como Porsche 901.

Desde aquel modelo original hasta el actual 991.2 han pasado muchos años y el mito se ha ido fraguando mediante la evolución de sus siete generaciones. Así que nada mejor que repasar las características básicas de cada una de ellas para entender lo que representa tener un nueveonce.

El nacimiento del mito 911

Porsche 911 1963

Bajo el nombre 901 y como sucesor del Porsche 356 se presentó el primer Porsche 911 en el Salón del Automóvil de Frankfurt de 1963. Pronto la denominación tuvo que cambiar por una reclamación de los derechos por parte de Peugeot y nació así el Porsche 911.

Inicialmente contaba con un motor bóxer de seis cilindros que desarrollaba 130 caballos, con el que alcanzaba la nada despreciable velocidad de 210 km/h. Los que buscaban algo más sencillo podían optar por el 912 y su motor de cuatro cilindros.

El éxito de este modelo fue descomunal desde el primer momento, y eso llevó a desarrollar nuevas versiones como el 911 S de 160 caballos, el 911 Targa, el 911 T el 911 S y el 911 E. Todo este esfuerzo por desarrollar más el modelo tuvo su culmen con el nacimiento del 911 Carrera RS 2.7 en 1972, el "cola de pato" con su motor de 210 caballos capaz de dar miedo a cualquiera que lo condujese.

De esta primera generación se fabricaron 81.100 unidades.

Serie G y la llegada del primer 911 Turbo

Porsche 911 serie G

Diez años después de su nacimiento, llegó la segunda generación del Porsche 911 que se convertiría en la más longeva de la familia 911, estando a la venta desde 1973 hasta 1989. Los 911 G llamaba la atención por sus paragolpes muy prominentes con fuelles en forma de acordeón, los cuales eran necesarios para cumplir con las extrictas normas de seguridad de Estados Unidos.

La seguridad de los ocupantes mejoró con la incorporación como parte de la dotación de serie de cinturones de seguridad de tres puntos y los asientos con reposacabezas integrados.

Con esta generación llegó el nacimiento del Porsche 911 Turbo en el año 1974 un modelo que deslumbró al mundo con sus brutales 260 caballos de potencia extraídos de un bloque de tres litros. Tal fue su éxito que solo unos años más tarde la cilindrada aumentó hasta los 3.3 litros y 300 caballos de potencia.

Más tarde llegarían los 911 SC, los Cabriolet y el icónico 911 Carrera Speedster con el que se puso punto y seguido a esta segunda generación de la que se fabricaron ni más ni menos que 198.414 unidades.

El 964 y la llegada de la tracción total

Porsche 911 964 Carrera

Quince años después de la aparición de este modelo, la tercera generación del Porsche 911 vio la luz en 1984. El 964 era nuevo en un 85% de los componentes, su carrocería volvía a ser estrecha y estilizada y como novedad principal, destacaba la llegada de las primeras versiones Carrera 4 con tracción a las cuatro ruedas, presentadas seis meses antes que los Carrera de tracción trasera.

El motor bóxer 3.6 refrigerado por aire entregaba 250 caballos. La llegada de ayudas a la conducción como el ABS, medidas de seguridad como los Airbag o la primera caja de cambios Triptronic podrían considerarse los avances más destacados. Las versiones 911 Carrera RS, 911 Turbo S, y 911 Carrera 2 Speedster son sin duda los que más pedigree tienen de la familia 964. Un total de 74.008 fueron producidos.

Querido 993

Porsche 911 Turbo 993

Mi generación favorita del 911 es la 993, tal vez porque cuando comenzaba a tener uso de razón era la versión que ocupaba las portadas de todsa las revistas de coches, o tal vez influenciado por una vuelta que me dieron de niño en un 993 de color amarillo que me dejó marcado.

Nacido en 1993, su estilizada carrocería con aristas menos marcadas que en las generaciones predecesoras, un morro muy bajo o la llegada del chasis de aluminio hicieron del 993 un mito muy cotizado hoy en día.

Con el llegó el primer Porsche 911 GT2 y el primer Turbo con tracción a las cuatro ruedas. Con 67.535 unidades, estuvo a la venta hasta el año 1998 y fue el último refrigerado por aire.

996 o el patito feo de la familia

Porsche 911 desde origen hasta 996

Como ocurre en todas las familias, siempre hay un patito feo, un hermano rebelde que no comulga con las normas que rigen la familia. En el caso del Porsche 911 este sería el 996, ya que podemos considerarla la generación desafortunada de esta saga de éxito.

El 996 perdió inexplicablemente uno de los rasgos más característicos del 911, los faros delanteros redondos, que dieron lugar a unos con forma de lágrima de diseño un tanto cuestionable. A pesar de eso y de sus fallos mecánicos, el 996 estuvo a la venta entre 1997 y 2005 y en total se comercializaron 179.163 unidades.

Lo que debemos agradecer a esta generación es el nacimiento de la versión GT3, cuyo primer miembro data de 1999. También fue destacable la versión GT2, con frenos carbonocerámicos de serie, que es del año 2000.

997, vuelta a la cordura

Porsche 911 997 frontal y trasera

Presentado en julio de 2004 en versiones Carrera y Carrera S, el 997 equipaba el sistema Porsche Active Suspension Management (PASM) con suspensiones regulables, algo de agradecer si tenemos en cuenta que el Carrera ya entregaba 325 caballos, mientras que el Carrera S llevaba la cilindrada hasta los 3.8 litros y la potencia hasta los 355 caballos.

El Porsche 911 Turbo 997 llegó en el año 2006, dos años más tarde con el restyling apareció la cambios de doble embrague PDK y el punto y final fue el Porsche 911 GT2 RS, una edición limitada a 500 unidades que extraía de su motor bóxer de 3.6 litros 620 caballos situándose hasta la fecha como el Porsche 911 más potente de la historia.

En total se vendieron 215.092 de este futuro clásico que hoy en día ya tiene un precio relativamente asequible.

991 y 991.2, hola Turbo Carrera

En 2011 llegó la versión más moderna y tecnológica del 911, el 991. Desde el primer momento esa generación dejó claro que venía para convertirse en el referente de su segmento, con unas prestaciones descomunales que se combinaban con unos consumos acordes con las necesidades actuales.

La versión Targa, muy fiel al modelo original, llegó en 2013 y la Turbo y GT3 poco después. Es este 991 el que en 2015 recibe una actualización que supone el fin de los motores atmosféricos en las versiones Carrera, dando paso a las versiones turboalimentadas, más potentes y eficientes al mismo tiempo.

Así el Porsche 911 ha alcanzado un millón de unidades fabricadas, una cifra muy elevada para uno de los coches más exclusivos de la historia, considerado por muchos como el rey de los coches deportivos de toda la historia.

En Motorpasión | 50 años de Porsche 911: repasamos su historia en vídeo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos