Compartir
Publicidad
Publicidad

Una de terrorpasión: el Ferrari 550M de Uday Hussein

Una de terrorpasión: el Ferrari 550M de Uday Hussein
Guardar
42 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los hijos de Saddan Hussein tenía entre otros deportivos de lujo un ejemplar de Ferrari 550 Maranello. Este cavallino fue fabricado entre 1996 y 2003, tenía un motor V12 de 5.5 litros frontal y transmisión de 6 marchas a las ruedas posteriores, como no podía ser de otra forma. Con sus 485 CV de potencia era capaz de acelerar de 0 a 100 en 4,2 segundos y alcanzar una impresionante velocidad punta de 320 Km/h.

Con la invasión de Irak, muchos de los vehículos de lujo de la familia del dictador salieron a la luz. Unos fueron confiscados, otros robados y otros sencillamente no tuvieron tanta suerte. La foto superior no es del coche concreto del que os hablo, pero las fotos que vienen a continuación (extremadamente fuertes) si tienen toda la pinta de ser auténticas.

Estas imágenes circularon por Internet hace 2 años, no creo que quede ni polvo del coche ahora. Perteneció a Uday Hussein (muerto en 2003) y se encontró en uno de sus palacios. Los soldados de ocupación, rebeldes, o cualquier otra entidad cruel se cebó de mala forma con esta preciosidad de coche, ignorando el valor que podría haber alcanzado en una posible venta.

Las imágenes son para echarse a llorar:

Ferrari 550M

Ferrari 550M

Ferrari 550M

Ferrari 550M

Aquí podemos ver más detalles del destrozo. Supongo que soportaría el pack completo de torturas: incendio, ensañamiento con objetos duros, pedradas, robo de piezas, desguace casi total…

Ferrari 550M

Del motor, como puede comprobarse, apenas queda una miseria de lo que un día fue. No entiendo mucho de restauración, pero no creo que mereciese la pena coger nada, parece pura chatarra:

Ferrari 550M

Ferrari 550M

Por último, el número de bastidor, este podría confirmar la autenticidad del coche.

Ferrari 550M

Sí, es asqueroso, horrible, Terrorpasión, gore, insoportable… pero al menos queda el consuelo de que no lo volaron por los aires. Otro día os hablaré de un Lamborghini que también perteneció a Uday y que fue utilizado para unos bonitos fuegos artificiales al llenarlo los soldados americanos de explosivos.

Qué final más indigno para un coche como éste, perteneciera a quien perteneciera.

Pau fue el responsable de que os haya traído esta barbarie fotográfica.
Fuente | Ferrari Owner’s Club
En Motorpasión | El Mercedes de Saddam Hussein

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos