Compartir
Publicidad

Un año de #novullpagar: balance de la protesta antipeajes en Cataluña

Un año de #novullpagar: balance de la protesta antipeajes en Cataluña
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos los grandes incendios comenzaron con una chispa. En este caso, la chispa la endenció Josep Casadellà, un conductor catalán harto de pagar autopistas de peaje que ya habían sido pagadas en su día, repagadas sucesivamente, y que formaban parte de un expolio por parte de la empresa Abertis.

La mecánica del movimiento era sencilla. Llegar a la barrera del peaje, negarse a abonar la tarifa, esperar a que anotasen la matrícula y levantasen barreras. El año pasado existía un vacío legal, pero Abertis consiguió una reforma legal a la carta, elevando a delito ese comportamiento. #novullpagar sigue dando guerra.

Dicho movimiento fue apoyado inicialmente por partidos nacionalistas. Para evitar suspicacias, os diré que uno tiene tres letras en sus siglas y otro dos. El primero fue muy votado, el segundo abandonado por los electores. Ambos pasan ya del movimiento, como suele pasar acabadas unas elecciones (en este caso las catalanas).

No quiero pagar peajes

Según datos de la plataforma No quiero pagar y Basta de peajes, se han producido 100.000 insumisiones. La quinta parte de las mismas, 20.000, han cabado en procedimientos sancionadores de 100 euros. Varios activistas ya están viendo embargados sus sueldos para hacer frente al pago del peaje, la sanción y los intereses de demora.

Inicialmente la reacción del SCT, equivalente catalán a la DGT, fue multar por no respetar la señal de "PEAJE". La señal dice que hay que parar en el peaje, no que haya que pagarlo. Con la reforma posterior, ya no quedaron dudas. Antes se movía por la vía civil, se convertía en delito de estafa al superar los 400 euros defraudados.

Recientemente, para sortear esa reforma legal, el movimiento propone el #novullpassar, es decir, recurrir a las alternativas gratuitas el último fin de semana de cada mes. También denuncian que Abertis es la responsable de que no se desdoble la N-II ni se liberen las concesiones ya amortizadas.

No vull pagar

Las conexiones empresariales y políticas salpican a Abertis, La Caixa, OHL, ACS, Convergencia i Unió, etc. No solo está la cuestión de los peajes no liberados, sino los peajes en sombra (paga la Administración pero no hay barreras) y el bloqueo de facto de la situación para perpetuarla.

Este movimiento se ha contagiado a otras zonas, pero con menor éxito, como Valencia (AP-7), Castilla y León (AP-6), Andalucía (AP-4), etc. Estas cosas, en plena crisis, siempre hacen más ruido que en tiempos de bonanza. Mientras tanto, otras concesionarias que solo dan pérdidas han tenido que ser rescatadas por el Estado.

Las autopistas de peaje son otra burbuja pendiente de explosión en nuestro país. Varios trazados se diseñaron con la premisa de que sobraría dinero para peajes y que el terreno a expropiar se conseguiría a precio de saldo. No cumplidas ambas condiciones, acabó pasando lo inevitable. Autopistas sin coches y la consecuente ruina.

Fuente | "Directe":http://www.directe.cat/noticia/286197/un-any-del-novullpagar-lescandol-dabertis-al-descobert, "Cadena Ser":http://www.cadenaser.com/sociedad/articulo/any-vull-pagar/csrcsrpor/20130328csrcsrsoc_11/Tes (en catalán), "e-notícies":http://politica.e-noticies.es/erc-y-si-dejan-tirados-a-los--novullpagar-73913.html En Motorpasión | "Cobertura del caso #novullpagar":https://www.motorpasion.com/tag/novullpagar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos