Compartir
Publicidad
Publicidad

Top Gear Live, estuvimos allí con Clarkson y compañía (parte 1)

Top Gear Live, estuvimos allí con Clarkson y compañía (parte 1)
Guardar
49 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace menos de un mes tuve la oportunidad de cumplir uno de mis sueños, ver en directo a los chicos de Top Gear. Fue durante el Top Gear Live, un show que recorre muchas ciudades del planeta en lo que podría considerarse una pequeña imitación del famoso programa de la BBC.

La cita era en Holanda, más concretamente en Amsterdam, un entorno perfecto para conocer a los personajes que posiblemente tengan uno de los trabajos más admirados del mundo, probar los coches más espectaculares del mundo y que millones de personas sigan cada uno de sus programas.

El Top Gear Live comenzaba en el Amsterdam Arena a las 20.30 horas del sábado, así que aprovechamos el resto del día para concer el centro de la ciudad. Esperaba ver coches más espectaculares por sus calles, pero sinceramente al ver que todo el mundo se movía en bici me di cuenta que los coches iban a brillar por su ausencia hasta que comenzase el Top Gear Live...

Nada más entrar en el Amsterdam Arena, accedimos al primer pabellón dónde, a modo de salón del automóvil, había varios stands repletos de coches impresionantes. Algunos stands eran de patrocinadores del show, otros de marcas de coches y otros no tengo muy claro de que eran, pero tampoco era eso lo que me importaba.

Top Gear Live

Allí pudimos ver coches como el Audi R8 4.2 V8 y 5.2 V10, Porsche 911 GT3 RS, algún Spyker con su espectacular y característico aspecto, Wiessmann, Aston Martin Vantage, Porsche Carrera GT... para perder el sentido.

Pero estos coches no iban a ser los que Jeremy Clarkson y los suyos iban a utilizar para su show, simplemente eran coches de exposición para deleite de los asistentes.

Nuestro recorrido por la zona de exposición tuvo varios momentos culmen, el primero cuando vi ante mi un precioso Ferrari 288 GTO, sin duda el coche de mis sueños desde que soy un niño.

El siguiente punto a destacar entre tanta maravilla fue el stand de Mercedes Benz, dónde además de un SLR edición Stirling Moss, pude ver por primera vez en persona el nuevo Mercedes SLS AMG, sin duda uno de los deportivos más bonitos y espectaculares que se han fabricado en los últimos tiempos.

Top Gear Live

Poco a poco se acercaba la hora de comienzo del show, y he de decir que estaba algo nervioso por ver Top Gear en directo, así que entramos al recinto 15 minutos antes de que comenzase.

El recinto estaba compuesto de una zona que podríamos llamar "escenario" y otra de gradas, en la cual cabrían aproximadamente unas 2.000 personas por sesión. El sábado había tres sesiones y el domingo otras dos, con un precio de las entradas entre los 45 y los 70 euros dependiendo de la situación y la zona a la que quisieses tener acceso.

Encontramos nuestro sitio y la buena noticia era que estábamos en segunda fila, perfecto para no perdernos detalle y ver lo más cerca posible a nuestros ídolos. Tras una buena sesión de anuncios de todos los patrocinadores en las pantallas gigantes, parecía que el show iba a dar comienzo.

Pero en el centro del escenario había un Opel Astra de la última generación metido en una urna de metracrilato, que no me podía creer que fuese a quedarse allí durante todo el show. Se trataba solo de una acción publicitaria más, ya que el show comenzó con un pequeño espectáculo de derrapajes y persecuciones que tenía al Opel Astra como protagonista.

Top Gear Live

Le siguió un espectáculo bastante forzado con una gasolinera de Shell, otro de los patrocinadores. Para que luego digan que Top Gear es independiente...

A la avalancha de publicidad dinámica de empresas automovilísticas le siguió otra caravana de coches, en este caso toda la gama AMG de Mercedes comandada por el Safety Car de la Fórmula 1, que nos deleitó con el primer burn out de la noche y los primeros olores a goma quemada.

Y por fin dio comienzo el Top Gear live cuando apareció por un lado del escenario Jeremy Clarkson montado en un impresionante Bugatti Veyron y Richard Hammond montado en un Mustang de la última generación.

Jeremy Clarkson y Richard Hammond explicaron que James May no había acudido, e hicieron alguna que otra coña contra el como es habitual en el programa. Ya me sentía como si estuviese tirado en el sofá de mi casa viendo alguno de sus programas.

Continuará...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos