Compartir
Publicidad

Desmantelado en Sils un taller que fabricaba réplicas ilegales de Ferrari y Lamborghini

Desmantelado en Sils un taller que fabricaba réplicas ilegales de Ferrari y Lamborghini
Guardar
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Qué malo es el quiero y no puedo. La aspiración de algunos es tener un coche con el que poder fardar al máximo, la contraprestación es que suelen ser coches muy caros y al alcance sólo de unos pocos. Encontrarse un superdeportivo de saldo puede parecer una gran oportunidad, pero nadie da duros a pesetas como se suele decir.

Precisamente esto es un pequeño nicho de negocio que aprovechó un taller de Sils (Girona) y que ha sido desmantelado por la Policía Nacional. Este establecimiento se dedicaba a fabricar réplicas de Ferrari y Lamborghini a partir de coches de gama media para venderlos por internet en páginas de anuncios clasificados.

14 coches falsificados y una plantación de marihuana en el mismo taller

Taller Clandestino Ferrari

En la operación se ha detenido a tres personas, las mismas que realizaban el proceso de conversión de un coche normalito en todo un pura sangre. "La investigación se inició tras la intervención en Benidorm de un vehículo que simulaba la apariencia de un deportivo de la marca Ferrari vulnerando los derechos de propiedad industrial de la citada marca", afirma la Policía en su comunicado.

Posteriormente, "gracias a la investigación de los agentes se pudo identificar a la persona que llevó a cabo la fabricación del vehículo falsificado y su posterior venta a través de webs de anuncios de segunda mano". Una especie de timo del tocomocho 2.0, como el que te vende un iPhone y te llega a casa una caja con una piedra, pero en este caso sabiendo que comprabas una piedra.

Ferrari Replica1

En el momento de la redada se encontraron en el interior del taller un total de 14 vehículos en proceso de transformación, de ellos cuatro pretendían ser deportivos de Maranello listos para su venta. El Ferrari 348, el Ferrari 360 o el Ferrari F430 han sido los más falsificados sobre bases de Toyota Celica, MR2 y otros donantes con sobredosis de masilla.

El modus operandi de este negocio ilegal empleaba moldes para la reproducción de piezas de la carrocería en fibra de vidrio que se adaptaban a los coches donantes, se pintaban y se decoraban con logotipos y emblemas réplica de los originales. Además los agentes también se incautaron de la documentación de todos los coches y material diverso como cuadros de mandos.

Ferrari Replica3

Siendo un caso en el que la imagen y la marca de los fabricantes se veía seriamente dañadas, los encargados de intervenir en esta operación han sido el Grupo II de Propiedad Intelectual e Industrial de la Comisaría General de Policía Judicial, el Grupo III de Delitos Tecnológicos de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña y el Grupo V de Policía Judicial de la Comisaría de Benidorm.

Por si esto no fuera suficiente, el líder de la banda tenía dentro del taller una completa instalación para el cultivo de 950 plantas de marihuana con refrigeradores, transformadores, ventiladores y lámparas, previsiblemente para sacarse un sobresueldo.

¡Gracias a Nacho por el soplo!

En Motorpasión | Dolorpasión™: El Toyota Celica que quiso ser un Ferrari F430

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos