Publicidad

Bruselas ya tiene su primera autopista para bicicletas, y está junto a una de las autovías con más tráfico de la capital

Bruselas ya tiene su primera autopista para bicicletas, y está junto a una de las autovías con más tráfico de la capital
10 comentarios

Publicidad

Publicidad

Concebida durante el confinamiento -qué mejor momento para hacerlo- Bruselas ha abierto a los usuarios su primera autopista para bicicletas. Según explica Euronews, se trata de una vía segregada bidireccional que sigue el curso de una de las autovías más concurridas de acceso a la capital belga, la E40.

Bautizada como E40Parkway, no cuenta con el beneplácito de las asociaciones de automovilistas, que creen que la movilidad en bicicleta es "una moda pasajera" que entorpecerá el tráfico rodado.

La contaminación como factor a tener en cuenta

El proyecto, que forma parte del plan del consistorio regional de crear 40 kilómetros de ciclovías seguras, está aún en fase de pruebas.

De acuerdo a la ministra de Movilidad belga, Elke Van den Brandt, "este espacio que antes estaba en desuso ahora es un camino realmente seguro que conecta la Avenida de las Comunidades directamente con Boulevard Reyers cuatro veces más rápido".

El objetivo es persuadir a los usuarios del coche privado para que utilicen la bici como forma de entrar y salir de la ciudad, pero una de las asociaciones de automovilistas ya se ha posicionado en contra, aludiendo a que ha sido desarrollado de forma unilateral.

Según Danny Smagghe, portavoz de la asociación Touring, esta carretera para ciclistas tendrá un impacto en el tráfico por carretera y provocará atascos, "sobre todo en invierno", explica a Euronews. Considera además que el uso de la bici es una moda pasajera y que este proyecto no conseguirá captar 'adeptos'.

Bruselas

Según comentan los primeros usuarios de esta vía a medios locales, el concepto está bien planteado pero falla en algunos puntos en su ejecución.

Por ejemplo algunos ciclistas se quejan de la cantidad de contaminación a la que se exponen, ya que la única separación con la autopista son unos bloques de cemento que, por otro lado, son bastante bajos.

Sin embargo Bruselas no es la única ciudad que ha instalado carriles bicis en lugares inusuales. En la provincia de Limburgo, en Bélgica, existe desde 2016 una pista 'submarina' que cruza transversalmente un enorme canal, literalmente.

También Copenhague cuenta con una impresionante vía a siete metros de altura que permite cruzar de este a oeste la ciudad en bici. Si nos vamos más lejos, hasta China, encontramos la mayor carretera para bicicletas del mundo.

Se ubica en Xiamen, y tiene casi ocho kilómetros de largo y cinco de altura. Se estima que 2.000 ciclistas pasan por allí cada hora.

Foto | Elke Van den Brandt

En Motorpasión | Hashima, el islote que compró Mitsubishi: de infierno minero para 5.000 personas a destino turístico morboso

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios