Compartir
Publicidad

¿Quién puede participar en la Gumball 3000?

¿Quién puede participar en la Gumball 3000?
47 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No se cual ha sido vuestro plan de este puente de mayo, pero como ya os avisamos en un post del fin de semana anterior de Héctor, el viernes comenzó la carrera más alocada y famosa de todas las que se celebran fuera de un circuito, la mítica Gumball 3000.

La totalidad de sus participantes se encuentran entre las 500 fortunas más grandes de nuestro planeta, de acuerdo, pero a mí hoy, después de un plan de mortales corrientes durante los días libres, se me ha ocurrido que a lo mejor os preguntáis qué hay que hacer para participar en este evento, pues el ser famoso y/o tener dinero no es suficiente.

Para empezar, en esta edición de 2009 la organización ha decidido reducir el número de coches participantes de 200 a 120, así que el primer requisito para entrar en esta lista de locos afortunados es tener algo realmente especial aparcado en el garaje, y esto no implica que sea un súper deportivo, si no algo único o realmente raro como un 911 rosa por ejemplo.

El siguiente paso es pagar la inscripción de 40.000 euros por pareja y coche que se exige en esta ocasión (el año pasado esta cifra se elevó a 100.000 euros pues hubo que transportar los coches en avión hasta…Shanghái), en la cual están incluidos el alojamiento en hoteles de cinco estrellas durante toda la carrera y la entrada VIP a las increíbles fiestas de cada fin de etapa.

gumball-logo.jpg

Para que tengáis algunos datos más de esta prueba, que sepáis que se trata de un invento del multimillonario inglés Maximillion Cooper allá por 1999, y su idea era seguir con la tradición de las carreras ilegales que se hacían en Estados Unidos desde que, en 1971, el periodista del motor Brock Yates organizara la Cannonball Baker Sea para protestar contra la implantación del límite de velocidad en 55 millas por hora 88,5km/h.

Brock se inspiró en las hazañas de Ernest G. Cannonball, quien en 1914 estableció el primer récord de velocidad en grandes trayectos al cubrir la distancia entre Los Ángeles y Nueva York (5.347 km) en 11 días, 12 horas y 10 minutos. En 1933 y ya en coche, ese tiempo se quedó en 53 horas y 30 min. Las Cannonball se disputaron en 1971, 1972, 1975 y 1979.

Pero claro no todo es de color de rosa. Las multas están a la orden del día entre sus participantes y la media es de unos 70.000 euros por edición en este concepto, la mayoría como era de esperar por excesos de velocidad, habiéndose llegado a registrar casos de detenciones de algunos participantes por superar los 320km/h, como le ocurrió a Adrien Brody en 2004.

533-gumball.jpg

Más grave resulto el suceso ocurrido en la edición de 2007, donde se registró un accidente mortal cuando dos participantes, en Macedonia, mataron con su Porsche 911 a una pareja de ancianos que circulaba en un Golf, siniestro que obviamente obligó a suspender la carrera y a que en 2008 se celebrará fuera del viejo continente.

Fuente | Car&Tecno
En Motorpasión | La Gumball 3000 empieza en breve

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio