Compartir
Publicidad

La estrategia de la Fórmula E para mantener la competitividad a pesar de la llegada de grandes marcas

La estrategia de la Fórmula E para mantener la competitividad a pesar de la llegada de grandes marcas
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Fórmula E ya trabaja en una nueva reglamentación para cuando las grandes marcas desembarquen en la categoría. Aunque aún acabe de empezar la cuarta temporada, los organizadores con Alejandro Agag a la cabeza, ya piensan en cómo gestionarán el reglamento a partir de los próximos años para mantener la competitividad .

Las grandes fortunas que los equipos de fabrica pueden invertir en desarrollar sus monoplazas sitúan en una clara posición de desventaja a lo pequeños equipos privados que han competido hasta ahora en la Fórmula E. Buscar el equilibrio para que ninguna de las partes salga perjudicada es ahora el principal objetivo.

La mejor forma de blindar la permanencia de estos equipos es mediante un reglamento exigente desde el principio y enfocado a equiparar recursos. Por el momento tanto las nuevas incorporaciones como los equipos privados parecen abrazar la propuesta.

Si no les das, no lo echarán en falta

 J6i7221

La presencia de las marcas en la Fórmula E ha ido in crescendo a medida que ha evolucionado la categoría y que los fabricantes han tomado conciencia de la necesidad de desarrollar la tecnología del futuro.

"Como organizadores, estuvimos en el lugar correcto en el momento adecuado. Obviamente, la situación del diesel fue, en cierto modo, algo malo que nos ayudó, porque permitió acelerar el cambio al mundo eléctrico. Mientras tanto, el Acuerdo Climático de París de 2015 contra el cambio climático y las emisiones de co2 también impulsó las cosas en nuestra dirección".

formula-e-salida-hong-kong

Alejandro Agag tiene una visión muy clara acerca de cómo evitar que surjan las desigualdades que hay en otras categorías como la Fórmula 1. El empresario -que no olvidemos que antes de ser repudiado por Bernie Ecclestone, trabajaba mano a mano con él- tiene clara que la mejor forma de que nadie se pueda negar a hace recortes, es manteniendo el control desde el inicio.

"Uno de los mayores desafíos para nosotros es mantener bajo control el campeonato al mismo tiempo que lo están los fabricantes y equipos privados. Tenemos ventaja, porque empezamos de cero y diseñamos todo el formato. Eso facilita cosas como el control de costes. En un campeonato como la Fórmula 1, que existe desde hace muchos años y en el que hay partes que ya tienen unos ingresos asignados, nadie quiere renunciar a ninguna ventaja que haya conseguido".

Baterías comunes a todos

formula-e-rome

Una de las medidas impuestas por la organización desde un inicio y que puede que haya sido la principal causante de la supervivencia del certámen ha sido la estandarización de ciertas partes de los monoplazas. El ahorro de costes que supone para los equipos usar todos las piezas y componentes proporcionados por la organización es bastante grande.

A pesar de que la revolución que la Fórmula E sufrirá en su quinta temporada -ahora mismo, vamos por la cuarta- hay ciertos elementos que se mantendrán comunes a todos los equipos. Para, por un lado, proteger a los equipos pequeños y por otro, para asegurarse la competitividad que tanto gusta a los aficionados.

"Los fabricantes en la Fórmula E quieren ganar y están dispuestos a destinar los recursos necesarios para ello, pero no a cualquier precio. Ninguno parece animado en iniciar un desarrollo tecnológico de la batería, por ejemplo. Creo que debería mantenerse estándar durante varias temporadas más".

Habrá que ver cómo se desarrolla ésta idea y qué aplicación práctica tiene de cara al futuro. Porsche, BMW y Mercedes, además de toda las marcas ya implicadas, Renault, Audi, Jaguar, DS y Mahindra, han apostado por el modelo de campeonato de la Fórmula E. Ahora, el objetivo es conseguir que no se marchen desencantados tras el primer año.

Declaraciones | Motorsport.com

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio