Compartir
Publicidad
Publicidad

El Nissan GT-R no pudo seguir abusando en Japón

El Nissan GT-R no pudo seguir abusando en Japón
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

Estamos en uno de los campeonatos de GT más prestigiosos a nivel internacional, el SuperGT japonés. En las dos primeras carreras de la nueva temporada, el impresionante Nissan GT-R GT500 se había paseado a sus anchas, logrando lo que hacía 10 años no se lograba en Japón: que un mismo coche ganara las dos primeras citas de la temporada. Y, por cierto, el último en lograrlo había sido el Skyline GT-R. Todo queda en casa.

Pero en la tercera cita de la temporada, en Fuji, casa de Toyota, mira tú por dónde, con los lastres (55kg) empezando a pesar de lo lindo en los hasta entonces imparables GT-R, el reinado de Nissan se desmoronó con una discreta actuación de todos sus coches, viendo al GT-R mejor clasificado en una triste 10ª posición.

El encargado de hacerse con la victoria aprovechando el despiste de Nissan fue el Lexus Zent Cerumo SC430.

Más información | Racingpasión (SuperGT)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos