Compartir
Publicidad

Este Bentley Bentayga buscará un récord en la mítica subida a Pikes Peak con Rhys Millen al volante

Este Bentley Bentayga buscará un récord en la mítica subida a Pikes Peak con Rhys Millen al volante
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Probablemente asocies el nombre de Bentley al máximo lujo pero no al mundo de la competición, a pesar de que la firma británica tiene mucha historia en el mundo de las carreras y compite actualmente en turismos con su Continental GT3. Lo que seguro no te imaginabas es un Bentley en la subida a Pikes Peak.

Tal y como os adelantamos hace unos meses, el SUV de la firma inglesa o Bentley Bentayga participará en el ascenso a la mítica montaña de Colorado -el próximo 24 de junio de 2018-, en Estados Unidos, y lo hará con un piloto muy experimentado al volante: el neozelandés Rhys Millen.

Dos veces ganador de Pikes Peak (con un Hyundai en 2012 y un prototipo en 2015) e hijo de Rod Millen, cinco veces campeón en la prueba junto a Toyota, el piloto irá esta vez a los mandos de un Bentayga con motor 6.0 litros W12 biturbo con 608 CV de potencia y 900 Nm de par motor máximo.

Bentley Bentayga Rhys Millen Pikes Peak

Por supuesto, el lujoso modelo inglés ha sido convenientemente preparado para la competición, si bien conserva la gran mayoría de componentes de fábrica, como la suspensión neumática o los neumáticos Pirelli de serie -y es que participa en la categoría de coches de serie-.

Ahora incluye, eso sí, una jaula antivuelco, un sistema de extinción de incendios, un escape Akrapovic, un kit aerodinámico de fibra de carbono o asientos de carreras tipo baquet con arneses. Todo lo demás es de estricta serie, incluida la pintura Radium Satin.

Lo cierto es que, a pesar de que es la primera vez que un Bentley participa en esta famosa prueba americana, la marca tiene bastante tradición en el ámbito de las subidas, como la Shelsley Walsh Hill Climb inglesa (aunque para la época dorada de la marca en dicha prueba hay que remontarse a los años veinte).

Bentley Bentayga
Bentley Bentayga de serie

Para conseguir el récord que se han marcado como objetivo, Millen deberá pilotar el Bentayga a una media de velocidad superior a los 95 km/h (59 mph) y finalizar la prueba cruzando la meta en menos de 12 minutos y 35 segundos, que son las cifras marcadas por el Range Rover Sport en 2014, con Paul Dallenbach al volante.

"La oportunidad de pilotar un Bentley en Pikes Peak es algo que no podía dejar pasar. He visitado el mes pasado la fábrica de Bentley en Crewe, Inglaterra, y me impresionó el nivel de destreza necesario para fabricar a mano estos coches. También pude conducir este coche preparado por primera vez y me sorprendieron sus prestaciones. Estoy deseando prepararme para la carrera, competir en la montaña con un Bentley y con suerte conseguir el récord SUV", concluye Millen.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio