Compartir
Publicidad
Publicidad

Opel Calibra, 20 años ya...

Opel Calibra, 20 años ya...
Guardar
58 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay una joya que anida en nuestra memoria infantil como uno de los coches que marco la década de los 90 por sus prestaciones y afilada silueta y que seguro todos conocéis bien, el Opel Calibra.

Por fín un fabricante europeo había osado romper moldes y adaptar un coche amplio, con el chasis de la berlina equivalente, a unas tendencias que solo parecían permitidas al publico transatlántico.

Fabricado entre los años 1989 y 1997 el Opel Calibra se presentó en el Salón de Frankfurt de hace 20 años y utilizó la plataforma y la mecánica del Opel Vectra de primera generación para robar muchos corazones.

El Opel Calibra fue un coupé 2+2 con motor delantero transversal, y estaba disponible con tracción delantera o a las cuatro ruedas, pero lo que de verdad marcó a fuego a sus poseedores fue su comportamiento.

Su carrocería tenía un diseño adelantado a su época que le otorgó un gran coeficiente aerodinámico de 0,26 para el modelo básico (sus neumáticos eran más estrechos que las versiones más potentes, las cuales arrojan un coeficiente de 0,28).

Aunque fue el sucesor del Opel Manta, su ancestro sin embargo tenía motor delantero longitudinal y tracción trasera, considerándose más puro si cabe. El Opel Calibra se fabricó en Rüsselsheim, Alemania y Uusikaupunki, Finlandia.

En España se empezó a vender en 1990 y estuvo en los concesionarios hasta 1997, cuando dejó de fabricarse. Entre los años 1993 y 1994 se produjo un restyling en el modelo, incluyendo equipamiento más completo y con ligeros cambios en el interior y exterior para mantenerse al día.

Todos los motores del Calibra eran de gasolina, como mandaban los cánones de la época, y la gama empezaba con un cuatro cilindros en línea 2.0i 8v de 115cv(C20NE). Era un bloque vetusto aunque de los más fiables de la casa y se mantuvo durante toda la vida del modelo con pocas modificaciones.

El siguiente escalón del coupé de Opel era el 2.0 16v de 150cv(C20XE), y aunque ahora nos parezca una potencia de risa fue conocido como el “tapa roja” y estaba considerado uno de los mejores motores de Opel en cuanto a prestaciones.

Más adelante, al 2.0 de 16v se le instaló un turbocompresor para acariciar los 200 CV de potencia (C20LET), bloque que también se montó en el Vectra y marcó el inicio de los prestacionales 2.0 Turbo actuales de Opel.

Hacia 1994, y con motivo de las ahora archiconocidas y ansiadas normas anticontaminantes, Opel dejó el C20XE apartado, y lo cambió por un cuatro cilindros en línea atmosférico 2.0 y 136 CV(X20XEV) más ecológico. Aparte de los cuatro cilindros, había un seis cilindros en V atmosférico de 2.5 litros y 170 CV.

Las cajas de cambios asociadas eran una automática de cuatro marchas, otra de cinco marchas manual y una de seis que únicamente era para el motor con turbocompresor. La tracción 4×4 estaba disponible como opción en las versiones básicas mientras que en el Opel Calibra Turbo era de serie.

El Opel Calibra compitió en el Deutsche Tourenwagen Meisterschaft(DTM) alemán y en el Campeonato internacional de Turismos con una versión potenciada a 470 CV, llegando a proclamarse campeón de la primer categoría en 1996, con el alemán Manuel Reuter al Volante.

Vía | Wikipedia
En Motorpasión | Opel Calibra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos