Compartir
Publicidad

Un reposabrazos "jaula de Faraday" para evitar distracciones con el móvil, la última idea de Nissan

Un reposabrazos "jaula de Faraday" para evitar distracciones con el móvil, la última idea de Nissan
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se llama Nissan Signal Shield y es la idea más reciente de Nissan para combatir las cada vez más comunes distracciones al volante. Y es que la mayoría de conductores contemporáneos son bombardeados asiduamente por estímulos externos, principalmente de su smartphone, y parece que, aún sabiendo el peligro que esto supone, seguimos haciendo caso al teléfono mientras conducimos.

El fabricante nipón ha decidido adoptar una solución basada en el principio de la jaula de Faraday como forma de combatir este aluvión de estímulos durante la conducción. Se trata de un reposabrazos central cuyo compartimento para guardar objetos bloquea la señal del smartphone (cobertura móvil, datos, bluetooth, Wi-Fi...) y se ha instalado en un Nissan Juke.

Aunque se trata de un prototipo, explora la posibilidad de ubicar el teléfono en un lugar que evite la llegada de mensajes o notificaciones, aunque sí permitiría por ejemplo escuchar la música del teléfono a través del sistema de audio del vehículo haciendo uso de un cable USB. Una vez se cierra el compartimento, se crea una "zona de silencio" que detiene todas las señales del teléfono. Basta con abrir la tapa para que el teléfono vuelva a conectarse a la red o al Bluetooth del vehiculo.

Un reposabrazos
Un reposabrazos

Esta solución se ha creado en base a una idea descubierta hace casi dos siglos, la jaula de Faraday, un principio por el que si creamos una "caja" cerrada hecha de material conductor, como una malla metálica, se generará en el interior un campo magnético nulo. Al introducir dentro un teléfono, cualquier señal electromagnética se distribuye por el material con el que está fabricada la "jaula" y no llega al dispositivo.

El único problema de esta idea es que, al final, la decisión la sigue teniendo el conductor y, si realmente quiere hacer uso del teléfono, podrá decidir no ubicar el móvil en el reposabrazos. Lo bueno es que si hacemos uso del compartimento, la ausencia de estímulos nos hará olvidarnos un poco del teléfono, las redes sociales y demás cosas, convirtiendo el coche en un lugar de desconexión, libre de distracciones.

Vídeo | Youtube

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos