Compartir
Publicidad

Crea su carrocería soñada a base de espuma y lija

Crea su carrocería soñada a base de espuma y lija
Guardar
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los coches se disfrutan conduciendo, pero también mirándolos, admirándolos y viendo cómo los demás se giran a nuestro paso, cada uno valora más o menos la estética según sus predilecciones. Por ejemplo, para los seguidores del tuning extremo prima la estética por encima del comportamiento dinámico y hay coches sencillos cuya transformación cuesta más que el propio coche.

Y luego tenemos casos extravagantes como el de este lituano, un verdadero artista del modelado que ha convertido un Mercedes-Benz CLK SL500 en un superdeportivo a base kilos y kilos de lo que parece espuma de poliuretano. ¿No sabes de qué te hablo? Seguro que lo has visto en alguna casa en construcción, esa espuma amarilla que se utiliza como aislante en los muros o para sujetar marcos de puertas y ventanas. En este caso es fibra de vidrio con kevlar y carbono, parece pero no es.

15

Nuestro artista modificó el CL500 instalando unas enormes llantas de 30 pulgadas de diámetro. Tuvo que cortar los pasos de rueda originales y crear unos con más grandes para cubrir el crecimiento en anchura de los ejes. No contento con esto modificó el escape para obtener una doble salida central, cambió pilotos traseros, faros delanteros y le acopló una enorme calandra delantera cromada que, de primeras, parece sacada de una película de dibujos animados.

Paso dos: cubrir el coche de espuma para darle la forma deseada, pero no de cualquier manera, el resultado debía ser exquisito y el desarrollo también. Con gran esmero, paciencia y técnica, va dando la forma definitiva a cada una de las piezas de la carrocería del Mercedes y, las llantas que parecían desproporcionadas, resultan adecuadas en el nuevo diseño.

Llega el turno del interior, más espuma para conformar un salpicadero, consola central y guarnecidos personalizados. Está tapizado en piel muy clarita, incluido el techo, lo asientos tienen ribetes y escudos oscuros para crear contraste y, en busca de la máxiam exclusividad, los mandos de la consola central y la palanca del cambio cuentan con cristales de Swarovsky.

Una capa de pintura a la carrocería, unos escudos con la marca que responsable de la preparación (AG Excalibur), rejillas, molduras y el resultado puedes juzgarlo tú mismo. Un superdeportivo único, pero también elegante, con unos acabados exquisitos y muchas, muchas horas de trabajo… Como para despistarse y golpearle tontamente.

Vía | Circoviral.com

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos