Compartir
Publicidad
Publicidad

Ya puedes ver el Mazda CX-9 al desnudo antes del Salón de Los Ángeles

Ya puedes ver el Mazda CX-9 al desnudo antes del Salón de Los Ángeles
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las novedades que se podrán ver en el Salón de Los Ángeles es el Mazda CX-9, el nuevo SUV de tamaño grande de la marca. De momento, la firma de Hiroshima sólo publicó un teaser de forma oficial, pero en Carscoops ya tienen unas capturas de pantalla del nuevo Mazda. Como suele ser habitual, la versión de producción no es tan agresiva como en los bocetos de los diseñadores y si bien recupera las claves estilísticas del Mazda Koeru Concept , el CX-9 se nos antoja un modelo más conservador.

El frontal es puro KODO Design, con una calandra muy vertical y un parachoques delantero muy esculpido, destacando los faros diurnos con tecnología LED, al estilo del pequeño Mazda CX-3. De perfil parece un SUV de lo más clásico, aunque gracias a su largo capó, a sus aletas anteriores ligeramente curvadas y a un voladizo muy corto en la zaga, desprende el mínimo de deportividad que vemos en todos los últimos diseños de la marca.

2016 Mazda Cx 9 6

En la zaga, los pilotos traseros son más finos y al igual que en el Mazda6 familiar van unidos por una lama cromada. Básicamente, recupera el lenguaje estético del mencionado Mazda6 y del CX-5, todo ello en un formato XL. A bordo, el salpicadero es nuevo aunque mantiene la tendencia de compartir salpicadero o muchos de sus elementos entre diferentes modelos de la gama (CX-3, Mazda2 y MX-5, por ejemplo). En el CX-9, el salpicadero tiene mucho que ver con el del Mazda6. Con respecto a otros Mazda su diseño ya no separa piloto y copiloto de forma tan evidente, forma aquí un arco que rodea conductor y copiloto.

El Mazda CX-9 es la propuesta de Mazda para el segmento de los grandes SUV de 7 plazas. En Estados Unidos tendrá que rivalizar con los Volvo XC90, BMW X5 y Audi Q7, por nombrar ejemplos europeos. A priori no llegará al mercado español, pero no descartemos que Mazda importe unas 100 unidades de forma puntual, como ya hizo en varias ocasiones con el anterior CX-9. El hecho que sólo esté disponible con una motorización gasolina (seguramente el 2.5 litros SkyActiv) no ayuda a su difusión en nuestro mercado, donde un SUV grande ha de ser diésel.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos