Compartir
Publicidad
Publicidad

326 kilos menos en el próximo Mazda MX-5

326 kilos menos en el próximo Mazda MX-5
Guardar
55 Comentarios
Publicidad
Publicidad

O al menos eso es lo que se rumorea que están intentando conseguir los ingenieros de Mazda. Según Edmunds Auto Observer, que dice tener la información de una fuente interna fiable, la próxima generación del MX-5 podría pesar 326 kg menos (720 libras) que la actual (según dice ese es el objetivo que se han marcado en el departamento técnico de diseño, para el modelo que se lanzará en 2012 o 2013).

La intención es conseguir regresar a las sensaciones de conducción del MX-5 original, del año 1998: roadster pequeño, ligero, rápido, ágil, de propulsión trasera… y divertido. Incluso pretenden que sea todavía unos 181 kg más ligero que el primero (que rozaba los 980 kg). El objetivo es estar por debajo de los 800 kg de peso en vacío.

Desde Mazda están bastante preocupados porque las ventas de coches deportivos han bajado mucho en los últimos años, y también ellos se han visto afectados, incluso en su modelo más exitoso, aunque algo menos que otros (un descenso del 34% desde el año 2005). Quieren dar una imagen renovada y revitalizada en el mercado de los turismos deportivos, en los que cada vez hay más competencia.

Mazda-MX-5-tras-3

Creo que nadie se extrañará si recordamos que los coches han ido engordando con el paso del tiempo. Han ido creciendo sus dimensiones, entre otras cosas para aumentar el espacio perdido en zonas de deformación y absorción de impactos, para mejorar la seguridad en caso de accidente, y también por culpa de incorporar cada vez mayor equipamiento (y ya se sabe, cuantas más cosas lleve, más pesa el coche).

Pero si queremos un coche deportivo, el peso juega en nuestra contra: ¿ponemos un motor más grande con más potencia que compense las prestaciones perdidas por una mayor masa? No, mejor seamos eficientes: si reducimos el peso volveremos a tener prestaciones enérgicas, y podremos usar motores de consumo contenido. Esto es obvio, pero muchas veces parece que lo olvidamos.

Así que los ingenieros de Mazda están intentando conseguir esa fuerte reducción de peso de varias maneras:

  • Aligerando la carrocería y el bastidor: utilizando aceros de alta resistencia que permitan reducir la sección de las piezas.
  • Con un motor más pequeño: los actuales motores son, o bien un 1.8 (de 126 CV), o bien un 2.0 (de 160 CV), están pensando en la posibilidad de montar un 1.4 de inyección directa y turbo.
  • Con una caja de cambios manual más pequeña y ligera.
  • Eliminando todo lo que sea prescindible: por ejemplo la tapa de la guantera, aligerando asientos (estructura más ligera, adelgazando mullido), etc.

Mazda-MX-5-int-3

Es muy probable que también opten por hacerlo un poco más compacto, ahora mismo mide 4,02 m de longitud, pero podría ser un poco más pequeño (tanto en longitud como en anchura). Incluso no descartan reducir algunos equipamientos y venderlo algo más barato. No comentan nada acerca del uso de materiales más ligeros (plásticos, y compuestos), pero podría ser otra opción más a tener en cuenta.

Habrá que estar atentos a lo que finalmente son capaces de lograr con el Mazda Mx-5.

Vía | Autoblog Green, Autoblog
Fuente | Edmunds Auto Observer
Más información | Mazda
En Motorpasión Futuro | Avion, el deportivo americano de los dos litros de consumo, UPS y las furgonetas de plástico
En Motorpasión | 2011 Mazda MX-5 Miata Special Edition

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos