Compartir
Publicidad

El taxi de Madrid propone que sean los ayuntamientos los que fijen el tiempo mínimo de precontratación de los VTC

El taxi de Madrid propone que sean los ayuntamientos los que fijen el tiempo mínimo de precontratación de los VTC
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La guerra del taxi continúa su batalla en Madrid, después de que Uber y Cabify anunciaran ayer que cesarán su actividad a partir de hoy en Barcelona. 12 días de huelga y colapsos que nos conducen hoy hasta la Puerta del Sol, donde el sector de taxi espera una respuesta por parte de la Comunidad de Madrid.

La última novedad es que el taxi abre la puerta a que sea el Ayuntamiento de Madrid, y no el Gobierno regional, el que establezca un tiempo mínimo de precontratación y una distancia de 5 km para poder hacer uso de los servicios de VTC. Por otro lado, la Audiencia Provincial de Madrid ha tumbado una demanda del taxi contra Cabify por competencia desleal.

Delegar competencias a los municipios: la propuesta del taxi

Madrid

El sector del taxi ha dado 'su brazo a torcer' y dejan de exigir esa hora de precontratación al Gobierno regional con la esperanza de reanudar conversaciones después de que el presidente, Ángel Garrido, dejara claro que "el Gobierno de la Comunidad de Madrid no va a aceptar condiciones que pretenden acabar con un sector".

Pero ellos han asegurado que tampoco se moverán de la Puerta del Sol hasta que se les cite a negociar, todo, menos la precontratación.

Según informa El País, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha reconocido que quieren reducir el número de VTC mediante el establecimiento de descansos obligatorios, pero para ello la Comunidad de Madrid debe transferirle competencias.

Su planteamiento reduciría en un 25 % el número de VTC entre semana y el 50 % los fines de semana, ya que, al igual que con los taxistas, el Consistorio establecería que tuviesen que cesar su actividad algunos días.

Por otro lado, la Audiencia Provincial de Madrid ha tumbado una demanda, interpuesta por la Federación Profesional del Taxi, que consideraba que Cabify ejercía competencia desleal frente al taxi. La Audiencia considera que la filial de la VTC, Maxi Mobility, únicamente actúa como intermediaria entre usuarios y conductores de VTC.

El juzgado mercantil considera además que solo es competencia desleal el uso de la aplicación Cabify para contratar servicios de vehículos que se encuentren "circulando y ubicados en contra de lo dispuesto en la legislación del transporte".

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio