"Se acabó el petróleo barato". El huracán Ida acaba con la producción de crudo de Shell en el Golfo de México hasta 2022

"Se acabó el petróleo barato". El huracán Ida acaba con la producción de crudo de Shell en el Golfo de México hasta 2022
22 comentarios

El devastador huracán Ida, que dejó a su paso por el sur de EEUU a finales de agosto graves inundaciones y una nueva generación de huracanes, también ha golpeado a la industria petrolera.

Irónicamente, Royal Dutch Shell se ha visto afectada por un fenómeno cada vez más habitual debido al cambio climático, y ha dado por perdida la producción en el Golfo de México hasta 2022: 300.000 barriles diarios. ¿Qué significa todo esto?

Las consecuencias del cambio climático. El huracán Ida, de categoría 4, ha dejado daños catastróficos en estados como Nueva York o Luisiana. Las plataformas petrolíferas del Golfo de México se vieron afectadas, con daños en las estructuras y vertidos al mar.

Qué ha pasado con Shell. Shell, que es el mayor productor estadounidense de petróleo del Golfo de México, con ocho instalaciones, fue una de las compañías más afectadas, con 28 millones de barriles retirados del mercado.

Ha pronosticado que los daños sufridos en sus instalaciones reducirían la producción hasta principios del año que viene, según informe Reuters. De hecho, más de tres semanas después de que el huracán Ida arrasara la costa, aún hay un 40 % de la producción de Shell afectada.

Esos 300.000 barriles que la petrolera pronostica que no producirá equivale a 0,2 millones de barriles diarios sobre una producción mundial que está en los 95 millones diarios.

"Se acabó el petróleo barato y comienzan los problemas"

Shell

Qué implica esto. El Golfo de México, rico en hidrocarburos, es una de las principales áreas de producción de petróleo de Estados Unidos. Las continuas interrupciones han dificultado las exportaciones y han hecho subir los precios del crudo.

Claro que las empresas cuentan con depósitos para este tipo de situaciones, sobre todo del enorme stock del que se hizo acopio en 2020, forzosamente ante la brutal caída de demanda.

Sin embargo, algunos expertos advierten de que se está llegando a un punto de no retorno:

"Tiene un límite. A este paso, en pocas semanas o meses el precio del petróleo puede dar un buen susto", explica a Motorpasión Antonio Turiel, investigador científico del CSIC.

¿Hemos alcanzado el peak oil? Para Turiel llegamos a este punto en 2018:

"Con la inversión en nuevos yacimientos en retroceso, no recuperaremos nunca esos niveles de producción de entonces (alrededor de 98 Mb/d). Y la inversión retrocede porque las compañías petroleras comprobaron de 2011 a 2014 que no se gana dinero ni con precios altos del petróleo. Se acabó el petróleo barato y comienzan los problemas".

Este experto advierte que, con el cambio climático, cada vez será más habitual que se presenten problemas de este tipo, a lo que se añade la fragilidad del sector industrial debido a unas extensas redes de distribución que funcionan en el momento justo.

Petroleo

La Agencia Internacional de Energía ya advirtió que, aunque la demanda de petróleo seguirá aumentando cada año hasta 2026, no durará. Mientras tanto, las petroleras, las eléctricas y las empresas gasistas buscan formas de diversificar su negocio para no morir a través de las energías 'limpias', hidrógeno o combustibles sintéticos, como es el caso de Exxon Mobil y Chevron.

"Sí, estamos en medio del peak oil, escasea el diésel, se encarece la extracción de materiales en las minas y el transporte marítimo y empieza a faltar de todo", sentencia.

En Motorpasión | Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico con las tarifas de la luz que hay en España en 2021

Temas
Inicio