Compartir
Publicidad

Renault... ¿híbrido? Es cuestión de tiempo

Renault... ¿híbrido? Es cuestión de tiempo
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

"Estudiamos la introducción progresiva del híbrido en nuestras gamas de aquí a 2020". Con estas palabras, el director de Estrategia Mecánica de Renault, Marc Bodin, nos ha dejado pensativos a más de uno. Durante años, la marca del rombo se ha saltado el paso de la hibridación y ha hecho del eléctrico su bandera. Eso, y profundizar en la eficiencia de motores, eran sus formas de contener emisiones de CO₂ al nivel que se marcaba desde Bruselas.

Ahora hace un año, Carlos Tavares explicó que Renault comenzaría a trabajar con híbridos low-cost. ¿La razón? Por un lado, la electrificación no avanza al ritmo previsto. Por el otro, la suma de eléctrico más eficiencia máxima en motores térmicos está a punto de no ser suficiente. Se hace necesario explorar la vía híbrida. Pero, ¿a qué precio?

En este terreno, Toyota lleva la batuta de forma incontestable. Ahora, con todo el camino avanzado por la nipona, Renault se propone echar mano de otra firma japonesa, su aliada Nissan, en la investigación y desarrollo de unos híbridos que podrían estar a punto para el final de esta década. Nissan, de hecho, ya hace tiempo que a través de Infiniti anda proyectando sus propios híbridos.

Renault Initiale Paris

De momento, por supuesto, no hay pistas sobre qué modelos de Renault se hibridarían más allá del prototipo Initiale Paris que se dio a conocer en el último Salón de Frankfurt y que llevaba una motorización de este tipo. También hay, en el Technocentre de Renault en Guyancourt, un Dacia Duster que se está probando en su versión híbrida. Lo más probable es que se cree una gama paralela, de corte similar a la familia Z.E. en eléctricos.

Sí que hay, en cambio, algún detalle menor sobre el tipo de hibridación que se busca. Por una parte, se piensa en un híbrido light, con un motor de 10 kW para apoyar al motor de combustión pero sin la potencia suficiente como para funcionar en modo 100 % eléctrico. La otra línea es la de un híbrido enchufable con un motor de 40 kW que sí sería capaz de mover el vehículo por sí solo.

Sea como fuere, lo que está cada vez más claro es que el grupo galo de automoción va a emprender el camino híbrido en los próximos tiempos. Veremos si logran un reto que de entrada ya es complicado, en un escenario que lo hace aún más complejo.

Vía | Les Echos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos