El coche eléctrico más barato se acerca: el precio de las baterías baja de los 100 dólares el kWh por primera vez en la historia

El coche eléctrico más barato se acerca: el precio de las baterías baja de los 100 dólares el kWh por primera vez en la historia
23 comentarios

La batería es el elemento más caro de todo coche eléctrico. Y el componente que más influye en el precio final de un coche eléctrico. En un nefasto año 2020, el precio de las baterías para coches eléctricos ha bajado por primera vez por debajo de los 100 dólares el kWh. Es más, el precio de este importantísimo componente ha bajado un 89 % en los últimos 10 años.

Hay varias razones por las que el coche eléctrico no acaba de convencer a todo el público. Una es inherente a su propio funcionamiento, como son los largos tiempos de carga de su batería con respecto a un gasolina o diésel, y otra es el precio de estos coches, son caros. Y esto se debe principalmente al elevado coste de la batería.

Pero a medida que la producción sigue creciendo, estos precios van bajando. Y este año, por primera vez en la historia, unas baterías han costado menos de 100 dólares el kWh, según informa Bloomberg.

Si bien es cierto que ese precio inferior a los 100 dólares el kWh hace referencia a las baterías para autobuses eléctricos en China, es una señal clara que este cambio en la industria que ha supuesto la movilidad eléctrica es más profundo de lo que uno podría pensar viendo las ventas de coches eléctricos.

batería coche eléctrico

Por otra parte, hay que tener en cuenta que no es un precio medio, sino un mínimo puntual.  Mirando el precio medio de baterías para autobuses eléctricos fabricados en China, estaríamos hablando de 105 dólares el kWh. Lo cual no está nada mal.

La batería representa el 21 % del precio de un coche eléctrico

En el caso de los coches eléctricos, el precio medio en 2020 sería de 126 kWh, pero si miramos el precio medio a nivel de las celdas que la componen, estamos hablando de 100 dólares el kWh. Para Bloomberg, el coste de la batería de un coche eléctrico supone ya el 21 % del precio de un coche eléctrico.

Las previsiones de Bloomberg NEF indican que para 2023 el precio medio de una batería para vehículo eléctrico será de 101 dólares el kWh. Es en torno a ese precio que las marcas deberían poder empezar a fabricar y vender coches eléctricos al mismo precio y sobre todo con el mismo margen que los coches gasolina o diésel equivalentes.

¿Y esto, cómo se traduce? Siguiendo los datos de Bloomberg, un Renault Zoe de base cuesta, antes de aplicarle el IVA, 26.570 euros. En la actualidad, 5.580 euros serían directamente imputables al precio de su batería. Hay coches europeos con motor de combustión interna cuyo coste total de fabricación es de entre 5.000 y 7.000 euros, como el Fiat 500 y sus derivados Abarth.

Renault Zoe
Según los datos de Bloomberg, la batería del Renault Zoe le cuesta al fabricante galo, casi 6.000 euros.

Viéndolo así, es normal que un coche eléctrico sea caro. Sin embargo, el precio de las baterías no deja de bajar y llegará un momento en el que efectivamente será rentable fabricar y vender un coche coche eléctrico. Y, más importante para el consumidor, los precios de venta acabarán bajando para como mínimo igualar el de los gasolina. La bajada experimentada en tan sólo 10 años es abismal. En 2010, el precio medio de una batería para coche eléctrico era de 1.100 dólares el kWh. Han pasado 10 años y ya estamos en 126 dólares el kWh.

El punto de inflexión en el que el coste de un coche eléctrico iguale al de un gasolina y pueda terminar siendo más ventajoso se sitúa en 100 dólares el kWh. Por debajo de esos 100 dólares, el coche eléctrico estará en las mismas condiciones que el coche gasolina.

De momento, las esperanzas están puestas en las baterías de estado sólido. Pueden almacenar más energía en menos volumen y con recursos más baratos de obtener para su fabricación, pero hasta ahora, nadie ha sido capaz de fabricarlas a gran escala para una aplicación en un automóvil. Toyota debería ser el primer fabricante en lograr, con un primer coche equipado con una batería de estado sólido en el mercado en 2025.

En Motorpasión | Probamos el Volkswagen ID.3: el Golf del siglo XXI es un coche eléctrico cómodo y eficiente, pero con algunos materiales mejorables

Temas
Comentarios cerrados
Inicio