Compartir
Publicidad
Publicidad

No hagas mucho caso a las cifras sobre Takata, porque no se sabe bien cuántos coches hay afectados

No hagas mucho caso a las cifras sobre Takata, porque no se sabe bien cuántos coches hay afectados
Guardar
5 Comentarios
Publicidad

Parece una llamada al pánico, pero es un simple baño de realidad. Si no has estado en coma durante los últimos años, sabrás que el caso Takata lleva camino de convertirse en una de las peores pesadillas en cuanto a llamadas a revisión de coches afectados por el problema de los airbags cuyo detonador se destruye al funcionar en un choque, causando graves daños a los ocupantes de los vehículos por proyección de piezas.

Tal y como explicamos en un anterior episodio de este culebrón vergonzoso, una dificultad básica para dar fin al caso está en que los vehículos afectados no son lotes completos, sino que se trata de unidades sueltas. Dar con los coches concretos es como buscar una aguja en un pajar, y eso impide incluso cuantificar el problema de forma precisa. Ahora, según informa Reuters, existe un preocupante baile de números entre los cálculos de la NHTSA y los números que manejan los fabricantes que son clientes de Takata.

Y la diferencia es de un montón de millones de coches.

En concreto, la agencia nortamericana tiene en el punto de mira 34 millones de vehículos, mientras que los recuentos realizados por el conjunto de las marcas afectadas se queda en 16,2 millones de unidades, 20 millones estirando la cifra al máximo. En Estados Unidos apenas se recuerda una llamada a revisión tan complicada, si exceptuamos la que sobrevino en 1981 a causa de un problema en el bloqueo de estacionamiento de las transmisiones automáticas Ford (la posición P de la palanca de cambios), que se llevó por delante a 21 millones de vehículos.

Al parecer, ha habido un tremendo jaleo a la hora de recontar los vehículos, de manera que se llegaron a computar hasta ocho veces algunos de ellos, una por cada llamada a revisión realizada, ya que una parte de las piezas que se montaron para sustituir a las defectuosas... también estaban en mal estado. Por ahora, Takata afirma haber vendido 4 millones de repuestos, de los cuales un 10 % vuelven a ser defectuosos, por lo que los propietarios de los vehículos afectados han tenido que volver a pasar por el taller. Si no fuera porque han muerto personas por culpa de estas piezas, sería hasta cómico el descontrol que llevan Takata y la NHTSA.

Vía | Reuters
En Motorpasión | Caso Takata

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos