Llega la edad de oro de los coches usados: Toyota utilizará su fábrica de Reino Unido para reacondiconar sus coches de segunda mano

Llega la edad de oro de los coches usados: Toyota utilizará su fábrica de Reino Unido para reacondiconar sus coches de segunda mano
10 comentarios

Los coches de segunda mano son un mercado que hasta hace poco, los fabricantes apenas tocaban, más allá de vender los coches cuyos leasing o renting terminaban. Toyota va a dar un paso más allá al utilizar su factoría inglesa para reacondicionar los coches antes de ponerlos a la venta.

Los coches tienen una vida útil que va más allá de los cuatro años de media que dura un leasing o un renting. Esta nueva rama de la actividad del grupo nipón permitirá para añadir valor a los vehículos a lo largo de su ciclo de vida.

Agustín Martín, presidente y director general de Toyota GB, explicó a Autocar los primeros detalles de un nuevo proceso que Toyota implementará como parte de su nueva sub-marca de movilidad centrada en las flotas, Kinto. "Tenemos que ampliar la forma de ver la vida útil del coche” y cómo puede beneficiar esto al cliente.

Para conservar una clientela durante "al menos hasta los 10 años" de vida comercial, Toyota llevará los coches de vuelta a la fábrica después de su primer ciclo de uso, al final de un contrato de leasing, por ejemplo, y los renovará "al mejor nivel" para garantizar que el segundo usuario tenga un vehículo lo más nuevo posible.

El mismo proceso podría llevarse a cabo, sugirió Martín, antes del tercer ciclo de uso, tras el cual Toyota centrará sus esfuerzos en reciclar los coches de la forma más eficiente posible. El concepto es similar al de los smartphones, tablets y ordenadores reacondicionados.

Toyota y otros fabricantes quieren ser actores principales del mercado de segunda mano

Gama Toyota

En los últimos tiempos, los fabricantes han decidido entrar en el mercado de los coches de segunda de mano. Las ventas son superiores a las de los coches nuevos, en España se venden prácticamente dos coches de segunda mano por uno nuevo, mientras que en otros países, como Francia o Alemania, hablamos de tres coches de segunda mano por uno nuevo.

Una de las primeras incursiones, algo tímidas en el sector de la segunda mano, fue la del grupo Volkswagen con su red de ventas de coches usados, Das Welt. Sin embargo, actualmente, el campeón de la venta de coches usados reacondicionados (y además vía internet) es el grupo francés Aramis Auto.

Propiedad a altura del 60 % del grupo Stellantis, este empresa fundada en 2001, posee filiales en Bélgica, Reino Unido y España. En nuestro país compró la startup Clicars (que era básicamente una réplica del modelo de negocio de Aramis Auto).

Toyota Manufacturing

Toyota, utilizando su factoría del Reino Unido, donde se fabrica actualmente el Corolla, entrará en un segmento al auge, a pesar de la caída del mercado de VO en algunos mercados debido a la falta de oferta.

Sobre todo, entrará apostando por su propia marca. La idea es que no será lo mismo un coche reacondicionado por una empresa generalista, como puede ser un Aramis, que un Toyota de segunda mano reacondicionado en una fábrica de Toyota.

No se conocen más detalles de cómo será el proceso. En principio será una operación que se limitará al Reino Unido, pero no se descarta que se pueda ampliar a otros mercados. Por otra parte, recordemos que Toyota posee también una factoría en Valenciennes, Francia, que en un futuro podría dar ese mismo servicio al continente.

La propuesta de Toyota difiere, sin embargo, de la ReFactory de Renault. El principio en ambos casos es el mismo: dar una segunda, tercer o cuarta vida a un coche. En el caso de Toyota -y de Aramis Auto- hablamos de un reacondicionamiento.

Es decir, una revisión exhaustiva con la sustitución de los elementos que haga falta y una renovación cosmética para darle una segunda vida. En el caso que las reparaciones necesarias superen un determinado coste, simplemente el coche se recicla.

En el caso de la ReFactory,  Renault va un paso más allá y actualizará también los vehículos para que puedan funcionar con energías limpias, incluyendo el retrofit y la conversión de algunos coches  a coche eléctrico o furgoneta de hidrógeno. Sólo los coches eléctricos serían reacondicionados, con una nueva batería, por ejemplo.

En Motorpasión | Probamos el Toyota Land Cruiser: un 4x4 que hace malabares entre la calidad de rodadura y las prestaciones todoterreno

Temas
Inicio