Compartir
Publicidad

Pagar los puntos de recarga para coches eléctricos es cosa de todos los implicados, según la CNMC

Pagar los puntos de recarga para coches eléctricos es cosa de todos los implicados, según la CNMC
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sabemos que en la expansión del coche eléctrico no solo entran en juego las materias primas y los fabricantes. Para que estos vehículos de baterías funcionen tienen que comer, y es aquí donde la infraestructura de distribución y los puntos de recarga hacen acto de presencia. Entran en juego así las eléctricas, que tienen ante este cambio de paradigma una gran oportunidad de negocio que ya están explotando.

A este respecto, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) considera que el coste del desarrollo de las infraestructuras de recarga para los coches eléctricos no debe recaer únicamente en las distribuidoras eléctricas.

Reparto de costes

Electrical 1989072 960 720

La CNMC argumenta que no se ha especificado el papel que debe tener el distribuidor de electricidad en el sector de la recarga y que su desarrollo debería realizarse "en un contexto de competencia", del tal forma que se incluya dentro de una estrategia nacional.

El regulador señala que empresas como Gas Natural Fenosa, Iberdrola, EDP España, Endesa o Aeedive han planteado la posibilidad de responsabilizarse de la expansión de estas redes de carga con lo que eso conlleva: incluir dentro de sus propias inversiones la ejecución y mantenimiento de estas infraestructuras.

LA CNMC ha rechazado esta propuesta y considera que todos los sectores afectados han de asumir costes y no solo las eléctricas, que, bajo la normativa europea, solo pueden desarrollar puntos de recarga en condiciones muy particulares y en un sistema competitivo. Entre estos actores que deben asumir costes se encuentra el sector hotelero y el sector servicios, por ejemplo.

Por otro lado, el pasado mes de noviembre se simplificaron los requisitos para los gestores de carga, de forma que se favorezca la expansión de esta red para todos los actores implicados.

Las eléctricas se han puesto las pilas

Amrumbank

En 2017, los denominados vehículos alternativos (híbridos, enchufables, eléctricos, GLP...) fueron los que más crecieron (un 35%). Pero a pesar de su crecimiento, los vehículos híbridos (+58% con respecto a 2016) suponen únicamente un 2,6% del total del mercado europeo, mientras que los eléctricos puros (+37%) son sólo el 1,3% de las matriculaciones totales.

¿Y los puntos de recarga? Según el portal Electromaps, en España hay un total de 3.009 puntos de recarga para vehículos eléctricos, cifra que no deja de aumentar. Gas Natural Fenosa, por ejemplo, ha enfocado su estrategia en el estudio de las redes de carga en edificios residenciales de las grandes y medianas ciudades.

Electromaps

Endesa por su parte ha puesto el foco en Mallorca con la instalación puntos de recarga rápida y la instalación en Barcelona el primer punto de carga ultrarrápida por pantógrafo para autobuses eléctricos. Iberdrola (junto a EDP, Endesa, GIC e Ibil) ha puesto en marcha recientemente el proyecto CIRVE (Corredores Ibéricos de Infraestructura de recarga rápida de Vehículos Eléctricos) que se desarrollará hasta finales de 2020 y sus 40 puntos de recarga formarán parte de la red Transeuropea de Transporte.

Y así una larga lista de eléctricas que cuentan desde hace tiempo con un plan para hacerse con el trozo de pastel que ofrece la movilidad eléctrica, mientras los precios de la electricidad y el gas natural bailan al son del Ibex 35.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos