Compartir
Publicidad

Kia limita las entregas de coches eléctricos y PHEV en España hasta 2020... para cumplir con las normas de emisiones

Kia limita las entregas de coches eléctricos y PHEV en España hasta 2020... para cumplir con las normas de emisiones
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Está circulando por redes sociales lo que parece ser un comunicado interno de Kia Motors Iberia, en el que se ordena a los concesionarios de la marca frenar las ventas y matriculaciones de coches híbridos enchufables (PHEV) y eléctricos en lo que queda de año. Según ese documento, el objetivo es poder matricular esos coches en 2020 y que computen para la media de emisiones de ese año.

Según el documento, firmado por el director de Planificación y Logística de Kia Motors Iberia, Javier Casado, y enviado a los concesionarios el 1 de agosto, se insta a paralizar las facturaciones de híbridos enchufables y eléctricos a partir del 1 de octubre.

Al mismo tiempo se paralizará también las matriculaciones de estos coches a partir del 1 de noviembre “para alcanzar los objetivos de descarbonización impuestos por la UE”, recordando que esas medidas se adoptan “desde KME y KIA Motors Iberia”. En esa carte se recuerda, además, que esas restricciones se levantarán el 1 de enero de 2020.

Por otra parte, en la carta, se explica que sería una orden de Kia Europe, por lo que esta situación se podría dar en otros países europeos.

Nos hemos puesto en contacto con Kia para conocer la autenticidad de ese documento. No ha desmentido el documento ni puesto en duda su veracidad, simplemente se nos ha remetido un comunicado que reproducimos a continuación:

«Para Kia Motors Iberia la transparencia frente a nuestros clientes es un tema prioritario. Por ello hemos informado a nuestra Red de Concesionarios de las dificultades de producción que tendremos en el último trimestre del año, derivadas de la ofensiva de producto y producción que la marca tendrá a nivel de modelos electrificados en el año 2020. La finalidad última es informar a los consumidores que los plazos realistas de entrega de las unidades vendidas, ya de por si altos, se verán incrementados en los próximos meses debido a estos ajustes en la producción y distribución, necesarios para afrontar con éxito la gran demanda en vehículos electrificados que esperamos para el año que viene.»

Es decir, sí puede existir un retraso en las entregas de este tipo de vehículos debido a una dificultades en la producción de los mismos y a la necesidad de tener stock de cara al año que viene, momento en el que esperan una gran demanda de este tipo de vehículos.

De hecho, no es algo extraño que una marca en un determinado mercado tenga una cantidad limitada de unidades para vender. A cada mercado se le adjudican un número de unidades, sobre todo cuando se trata de modelos recién presentados o cuya producción tiene ciertas limitaciones. Es el caso del Kia e-Soul, por ejemplo. La filial española de Kia tiene adjudicadas tan solo 100 unidades del nuevo eléctrico para 2019.

Kia Electrico

Si la demanda es muy elevada, en esos casos se piden más unidades a otras filiales de otros países que pudieran tener stock. ¿Qué pasa cuando esas filiales tampoco tienen excedentes? Depende de cada marca, algunas optarán por explicar que hay seis, ocho o diez meses de espera, mientras que otras preferirán “limitar” la comercialización de esos coches de diferentes maneras esperando que no se note mucho o incluso pueden directamente reconocerlo, explicando que están desbordados por el éxito y que no se llega.

Actualmente, Kia propone en el mercado español dos coches eléctricos, el Kia e-Niro y el e-Soul, así como dos híbridos enchufables, el Niro PHEV y el Optima PHEV, disponible tanto en carrocería sedán como familiar.

95 g/km de CO₂ en 2020 y coches PHEV que cuentan doble en el computo

Kia Electrico

La necesidad de cumplir con la media de emisiones de 95 g/km de CO₂ para todos los vehículos vendidos en Europa a partir de 2020 ha propiciado que casi todos los fabricantes se apunten al carro de la movilidad eléctrica proponiendo coches de bajas emisiones (inferiores a 50 g/km), ya sean híbridos enchufables y/o coches eléctricos.

Y es que no solamente estos coches arrojan medias homologadas de emisiones de CO₂ muy bajas (los PHEV) o nulas (eléctricos), sino que en los primeros años de implementación de la norma se contabilizarán aplicando un factor multiplicador. Esto explicaría el interés de los fabricantes en lanzar al mercado la mayoría de estos vehículos en 2020 e incluso, al parecer, limitar las entregas en lo que queda de año para poder contabilizarlos en 2020.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio