El Hopium Machina es una superberlina de hidrógeno que promete 500 CV y hasta 1.000 km de autonomía

El Hopium Machina es una superberlina de hidrógeno que promete 500 CV y hasta 1.000 km de autonomía
31 comentarios

Startups de coches eléctricos de batería hay a montones. Startups de coches de pila de combustible, no tanto. Una de las que empieza a hacer algo de ruido con su primer prototipo es la francesa Hopium. Su primer modelo, previsto para 2025, será el Hopium Machina. El primer prototipo de esta súper berlina de 500 CV ha rodado en el circuito de Linas-Montlhéry y se mostró en el salón Viva Technology. Y ya se puede reservar por 410 euros.

Hopium Machina hidrógeno

Hopium es una startup creada por un joven piloto francés, Olivier Lombard. Lombard es el ganador más joven de las 24 horas de Le Mans en la categoría LMP2. Fue en la edición de 2011 al volante de un Zytek con motor Nissan cuando tenía tan solo 20 años. Ahora, a sus 30 años pretende hacerse un hueco en la industria con una tecnología todavía poco extendida pero con la que tiene experiencia, el hidrógeno.

El creador de Hopium ya lleva siete años como piloto de desarrollo en el equipo Green GT LMPH2G, que están desarrollando un coche de competición de pila de combustible para correr en las 24 horas de Le Mans.

Hopium Machina hidrógeno

Su idea es aprovechar esa experiencia, y quiere poner en práctica estos conocimientos creando su propia marca. En 2020 desveló su plan con un primer coche, el Machina. Esta berlina premium de 500 CV ofrecerá hasta 1.000 kilómetros de autonomía con una sola carga de hidrógeno y costará 120.000 euros.

De momento, Hopium ha presentado recientemente el primer prototipo de ese coche, desvelando así algunos aspectos estéticos y técnicos. Bautizado como Alfa Cero, este prototipo ya se utilizó para pruebas de puesta a punto en la pista del autódromo de Linas-Montlhéry, cerca de París.

Hopium Machina hidrógeno

El prototipo, que ya ha alcanzado los 200 km/h, luce una firma lumínica "cuya forma recuerda la estratificación del hidrógeno y el movimiento de las olas en la superficie del agua", según la marca. El diseño de este prototipo es obra de Félix Godard, un diseñador que ha trabajado en Renault, Alpine, Citroën, Porsche y Tesla.

En cuanto a la parte técnica se reparte entre el propio Olivier Lombard, empresas tecnológicas estadounidenses con sede en Los Ángeles y el gigante francés de la fabricación de equipos plásticos Plastic Omnium, el cual desarrolla el depósito de hidrógeno.

Un proyecto más que ambicioso

Decir que el proyecto de Hopium es ambicioso sería un eufemismo. Y es que no solamente apostar por el hidrógeno es estas alturas muy arriesgado, sino que además lo hace con una tecnología propia. Hopium quiere desarrollar su propia pila de combustible. Y de paso, desarrollar también su propio software, un campo en el que los grandes fabricantes han iniciado una carrera cuyas inversiones se cifran en miles de millones de euros.

Hopium Machina hidrógeno

Para Olivier Lombard, el haber escogido el hidrógeno es quizá la parte menos arriesgada. Según explica, el Hopium Machina definitivo no llegará hasta 2025. Confía que para entonces las infraestructuras de repostaje serán ya más extensas que en la actualidad. Y la razón es el empuje que se está dando a esta tecnología desde la Unión Europea, Japón, Estados Unidos y China.

Si la industria pesada y el transporte por carretera se pasan al hidrógeno, la falta de hidrogeneras ya no serán un problema como en la actualidad. Se irán multiplicando progresivamente y si habrá puntos para repostar camiones, también se podrán usar para repostar coches.

Hopium Machina hidrógeno

Eso sí, no es que en 2025 Europa esté llenas de hidrogeneras, sino más bien que se empezará a ver el hidrógeno como una solución viable. En ese sentido, el transporte europeo quiere desplegar 95.000 camiones de pila de combustible y 1.000 hidrogeneras para 2030 .

En todo caso, no es el único en creer en el hidrógeno, grandes fabricantes, como Toyota, BMW, Honda y Hyundai, también investigan en el campo de la pila de combustible.

En cuanto a desarrollar su propia pila de combustible y propio software, desde fuera, parece realmente más arriesgado en términos de inversión. Y es que el software es el nuevo nervio de la guerra. A término, el software supondrá el 90% de la innovación en los coches, mientras que desarrollar su propia pila de combustible equivale en un coche de este tipo a desarrollar su propio V12 en el caso de un fabricante artesanal de deportivos; es el corazón del coche.

Hopium Machina hidrógeno

De momento, Hopium va cumpliendo con los tiempos que se han propuesto. El siguiente será la presentación del Alfa Uno en 2022, un modelo que aseguran será prácticamente el coche de serie.

En Motorpasión | Probamos el Audi e-tron GT: la súper berlina eléctrica es todo placer y contundencia en movimiento

Temas
Inicio