Compartir
Publicidad
Honda reducirá la presencia de metales raros en sus híbridos: por qué es importante
Industria

Honda reducirá la presencia de metales raros en sus híbridos: por qué es importante

Publicidad
Publicidad

Honda pondrá a la venta en la segunda mitad del año un nuevo híbrido en el que se ha reducido el uso de metales raros en los motores eléctricos. Honda ha desarrollado el nuevo motor-generador en colaboración con Daido Steel & Co. en lo que será la primera aplicación práctica del trabajo en caliente del imán de neodimio, lo que le permite carecer de metales raros.

Con el auge de los coches híbridos y eléctricos, los cuales consumen muchos metales pesados y raros para su fabricación, esta nueva técnica permitirá a Honda abaratar los costes, a medida que la demanda por esos materiales vaya subiendo, y liberándose de paso de una hipotética falta de suministro si el principal productor mundial -China- decide cerrar el grifo.

Un proceso único

Honda explica que los imanes de nedodimio necesitan una protección para el calor para ser usados en automóviles y eso se consigue añadiendo metales pesados y raros a su composición, como el disprosio y/o terbio. Pero las reservas de esos materiales es limitada, a la vez que compleja de obtener y la demanda es cada vez mayor. La técnica desarrollada por Honda y Daido Steel permite a los imanes de neodimio ser resistentes al calor sin necesidad de una protección.

Honda Electric Motor Without Rare Earth Metals Motor eléctrico de Honda sin metales raros

Por otra parte, Honda ha desarrollado un nuevo motor eléctrico en el que se puedan usar sus nuevos imanes. La marca no ha desvelado más datos, pero ha indicado que equiparán el sistema Sport Hybrid i-DCD que debutará en el nuevo Honda Freed, el cual se pondrá a la venta en otoño en Japón.

La demanda y el control de metales raros es una cuestión estratégica para los países

A priori, no parece un tema muy relevante. Sin embargo, la demanda de metales raros podría convertirse en breve en una cuestión estratégica, como lo son las reservas de petróleo. A término, la demanda de metales raros (son 15 en la tabla periódica) será anualmente 40.000 toneladas superior a las reservas mundiales. Actualmente, el mayor productor mundial -y casi el único- es China. Posee la mitad de las reservas mundiales y es responsable del 95 % de la producción mundial.

Mina en Mongolia

Uno de los metales más consumidos por la industria es el neodimio, usando tanto en los motores de los coches híbridos como en las turbinas de las centrales eólicas. El disprosio y terbio, se añaden al neodimio para darle resistencia a las altas temperaturas. Cada Toyota Prius de anterior generación lleva 1 kg de neodimio y entre 10 y 15 kg de lantano, por ejemplo.

Además, con la situación de casi monopolio de la producción en China las empresas mineras chinas no siempre toman las medidas necesarias para proteger el medio ambiente en el proceso de extracción, ni tampoco han ofrecido compensaciones y alternativas a los campesinos donde se hallaron filones.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio