Publicidad

El gigante de los coches de alquiler Hertz vuelve a estar al borde de la bancarrota

El gigante de los coches de alquiler Hertz vuelve a estar al borde de la bancarrota
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hertz, el gigante estadounidense de los coches de alquiler está al borde de la bancarrota. Según indican en Bloomberg, la compañía tiene hasta el 22 de mayo para conseguir 400 millones de dólares para sus acreedores o se verá abocada a la quiebra.

Una de las maneras más evidentes para la compañía es que podría vender parte de su inmensa flota de automóviles. Solo en Estados Unidos, tiene una flota de más de 560.000 vehículos. A nivel internacional, su flota era en 2018 de más de 180.000 coches. Aunque no todos esos coches son propiedad de Hertz, o de alguna de sus dos filiales Dollar y Thrifty, pues también existen varios franquiciados que operan bajo las marcas de Hertz.

El problema para Hertz a la hora de vender parte de su flota es que el mercado del coche usado está en caída libre, al igual que el de los coches nuevos, por causa de pandemia de covid-19. Y nadie sabe realmente lo que tardará en volver a niveles anteriores a la pandemia.

Hertz mustang

Además, el efecto que tendría sobre el mercado la llegada de decenas de miles, si no cientos de miles, de coches procedentes de Hertz, podría ser el de hundir los precios de muchos de los vehículos. Y obviamente, la mayoría no serían los modelos especiales y premium de la marca, como lo fueron en su día, los Mustang.

Sin turismo ni viajes a la vista, no hay salvación

Hertz bancarrota

Según Bloomberg, los dos principales bancos con los que trabaja Hertz, Deutsche Bank AG y Barclays Plc, deben decidir en las próximas dos semanas si dejan que Hertz pueda generar ingresos vendiendo activos, como sus coches, o bien dejar que se declare en concurso de acreedores.

El accionista principal de Hertz, Carl Icahn (con el 39 % de las acciones de la compañía) ya ha efectuado una inyección de capital en la compañía después de tener que despedir en Estados Unidos a 10.000 personas y evitar el pasado 5 de mayo una situación que habría la compañía a la bancarrota. Es también lo que ha permitido a Hertz retrasar los pagos al 22 de mayo.

Hertz alquiler de coches

El principal problema de Hertz es el mismo al que se enfrentan las compañías aéreas y del sector turismo en general. Si no hay turismo o viajes de trabajo por causa de pandemia de coronavirus, casi nadie alquila coches. Evidentemente, Hertz no es la única compañía de rent-a-car que está atravesando dificultades. Avis, por ejemplo, ha registrado unas pérdidas de 158 millones de dólares.

En Motorpasión | ¡De cine! Probamos el Ford Mustang Bullitt, 464 CV salvajes en homenaje a Steve McQueen

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios