Compartir
Publicidad

Geely podría convertirse en el mayor accionista de Daimler. ¿Joint venture a la vista?

Geely podría convertirse en el mayor accionista de Daimler. ¿Joint venture a la vista?
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días que resuenan los rumores de que el gigante Geely (Lynk & Co, Volvo, Lotus) planea convertirse muy pronto en el mayor accionista del consorcio alemán Daimler, del que son propietarios la alianza Renault-Nissan y la Autoridad de Inversiones de Kuwait. El multimillonario propietario de Geely, Li Shufu, se ha mantenido al margen de los comentarios, pero podría estar fraguándose una alianza para materializar el interés de Geely por la tecnología en el campo de la electrificación de Daimler.

Una lógica expansión en Europa y un salto obligatorio en China

Lynk Co 01

Sabemos que Lynk & Co quiere comenzar a producir sus SUV de lujo en Europa y que Volvo podría estar pensando en ofrecer su fábrica en Gante, Bélgica, además de la logística para introducir el exitoso todocamino chino.

Ante las informaciones por parte del periódico alemán Bild am Sonntag de que Geely podría convertirse en el mayor accionista de Daimler (después de la Autoridad de Inversiones de Kuwait), Shufu se ha limitado a decir que Europa está desempeñando "un papel muy importante para el desarrollo de marcas automotrices" bajo su liderazgo. Y añadió: "Construir marcas en el mercado europeo ha sido el objetivo desde el comienzo".

Por su parte, Daimler ha dicho que acogería con beneplácito cualquier inversor a largo plazo que compre acciones en el mercado abierto, declinando comentar específicamente sobre Geely.

El interés del gigante asiático por hacerse con un trozo de pastel de Daimler pasaría por acceder a la tecnología de baterías y vehículos eléctricos que está desarrollando el consorcio alemán; este a cambio obtendría una sede en China para comercializar vehículos eléctricos en el que es el mayor mercado automovilístico del mundo.

Sin embargo, Daimler rechazó el pasado noviembre una oferta de Geely para hacerse con una participación del 5 %.

La compra representaría otro paso adelante en una gran ola de adquisiciones de marcas y participaciones industriales, como los casi 4.000 millones de dólares que gastó Geely en diciembre para convertirse en el mayor accionista de Volvo AB, el segundo fabricante de camiones más importante del mundo.

Pero la ambición de Shufu de expandirse por Europa comenzó con adquisición en 2010 de Volvo Cars; el año pasado se hizo con Proton y Lotus añadiendo a su impresionante portfolio The London Taxi Company. Pero además, en julio de 2017 adquirió Terrafugia, la empresa estadounidense que hará a los coches volar y que participa en una reñida carrera por conquistar las alturas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos