Publicidad

Financiando los coches eléctricos con coches de combustión: NEVS subasta un SAAB 9-3 a estrenar

Financiando los coches eléctricos con coches de combustión: NEVS subasta un SAAB 9-3 a estrenar
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Todavía es posible conseguir un SAAB 9-3 nuevo a estrenar. Es una unidad de 2013 y la subastará la National Electric Vehicle Sweden o NEVS, que compró todo lo que quedaba de SAAB cuando se hundió la compañía en 2012. La recaudación servirá para financiar proyectos de movilidad de cero emisiones.

Concretamente, NEVS destinará la recaudación al programa de becas que tiene NEVS con la West University de Suecia para proyectos de movilidad sostenible. Según explican en NEVS: "La beca se otorgará a personas que realicen esfuerzos significativos para allanar el camino para futuras soluciones de movilidad, que van desde tecnologías de automóviles eléctricos y economías compartidas hasta iniciativas para automóviles autónomos".

SAAB 9-3 fábrica

NEVS, que ha empezado a fabricar coches eléctricos para el mercado chino sobre la base del SAAB 9-3, pondrá a la venta una de las muy pocas unidades “nuevas” que quedan del SAAB 9-3. Se trata de un 9-3 Aero Turbo, equipado con un 2.0 litros turbo de 220 CV y cambio automático, de color plata y que ha estado aparcado desde que salió de la línea de montaje de Tröllhattan.

Estaba destinado a servir para unos crash-tests y fue por tanto apartado del stock de coches para clientes. El coche, desde entonces, prácticamente no ha circulado. El cuentakilómetros apenas indica 40 km.

Uno de los últimos SAAB, un 9-3 Aero Turbo

SAAB dejó de fabricar el 9-3 en 2011 y tenía previsto presentar un nuevo modelo en 2012, pero ese mismo año la empresa se declaró en bancarrota y se puso fin al desarrollo del sustituto del 9-3.

NEVS 9-3 Un NEVS 9-3 eléctrico en el Las Vegas CES de 2017. La filiación con el SAAB 9-3 es evidente.

Aun así, en 2013, cuando NEVS (formada por una serie de inversores chinos) compró SAAB, la producción del 9-3 se reanudó en 2013 (pero ya sin tener la licencia para usar el nombre comercial de SAAB). Finalmente, tan solo 420 unidades salieron de fábrica.

NEVS comenzó recientemente a producir en China un coche eléctrico para el mercado chino, basado en el SAAB 9-3, con una autonomía de 300 km. Actualmente, NEVS es propiedad del gigante chino Evergrande y posee una participación cruzada en Koenigsegg para la producción de un sueprdeportivo en Suecia.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir