Una filial de Hyundai supuestamente empleó a niños de 12 años en una fábrica de estampado de Alabama, EE.UU.

Una filial de Hyundai supuestamente empleó a niños de 12 años en una fábrica de estampado de Alabama, EE.UU.
13 comentarios

Una filial de Hyundai en el estado de Alabama supuestamente empleó a niños de 12 y 13 años para trabajar en una planta que suministra piezas de automóvil para la cadena de montaje del fabricante surcoreano.

Los menores de edad trabajaban nada más y nada menos que en una planta de estampado de metales operada por SMART Alabama LLC, cuya mayoría del capital está en manos de Hyundai, según informa el Washington Post citando una investigación de Reuters.

Según la agencia de noticias, esa fábrica llegó a emplear hasta 50 trabajadores menores de edad para trabajar en los tres turnos del taller de metalurgia, que suministra piezas para los coches ensamblados en la factoría insignia de Hyundai en Estados Unidos, también situada en el estado de Alabama.

Muchos de esos niños son hijos de inmigrantes procedentes de América Central y del Sur y a menudo indocumentados. Según los informes de la agencia, la planta ya ha sido investigada varias veces por repetidas infracciones a la salud y seguridad de los trabajadores, incluyendo riesgos de amputación.

Un portavoz del Departamento de Trabajo de Alabama dijo que se coordinaría con el Departamento de Trabajo de EE.UU. y otras agencias para investigar las prácticas laborales y de seguridad de SMART.

Las agencias de trabajo temporal y de colocación, criticadas

production alabama

En un comunicado, SMART dijo que había seguido las leyes federales, estatales y locales y "niega cualquier acusación de haber empleado a sabiendas a alguien que no fuera elegible para el empleo".

La empresa dijo que recurría a agencias de trabajo temporal para cubrir los puestos de trabajo y que esperaba que "estas agencias cumplieran la ley al reclutar, contratar y colocar a los trabajadores en sus instalaciones".

En cuanto a Hyundai, asegura en su comunicado que "no tolera las prácticas de empleo ilegales en ninguna entidad de Hyundai". Y añade: "Tenemos políticas y procedimientos que exigen el cumplimiento de todas las leyes locales, estatales y federales".

Cabe destacar que las empresas de trabajo temporal en Estados Unidos han sido a menudo criticadas por los defensores de los trabajadores porque han permitido a los grandes empresarios desplazar la responsabilidad de comprobar la idoneidad de los empleados que contrataban.

Es decir, son en ocasiones utilizadas como empresas tampón para que la empresa empleadora o la fábrica no se vea salpicada por posibles infracciones o delitos en ese campo. La culpa sería así siempre de la empresa temporal y no de la fábrica.

Por otra parte, hay que recordar que no todas las empresas o incluso centros de producción tienen sindicatos. Si bien son legales no son obligatorios, como pueden serlo en Europa. Conseguir que los trabajadores puedan organizarse en sindicato es muy complejo. En Tesla, por citar un famoso fabricante como ejemplo, no hay sindicatos en ninguna de sus fábricas estadounidenses.

Una desaparición que destapa un posible trabajo infantil en la primera economía del mundo

Hyundai Santa Cruz
Hyundai Santa Cruz, uno de los modelos fabricados por la firma coreana en Estados Unidos.

Christina Cook, Joshua Schneider y Mica Rosenberg son los autores de esta investigación. El caso de SMART salió a la luz tras publicar la historia de una adolescente de Guatemala que al poco tiempo de llegar a Estados Unidos consiguió trabajo en un matadero de pollos en la ciudad de Enterprise. Pronto, les llegaron avisos de que en una fábrica de automoción cercana, también empleaban a niños inmigrantes.

Sin embargo, no fue hasta la desaparición de una niña guatemalteca de 13 años acompañada de un adulto que se pudo destapar el supuesto caso de SMART. Los encontraron el día mismo de la desaparición en el estado vecino de Georgia, pero la policía se sorprendió al ver que la niña trabajaba en la misma fábrica que el adulto. ¿Cómo era posible?

La policía local, finalmente comprobó que ella y sus hermanos, de 12 y 15 años, estaban trabajando allí, remitió el asunto a la fiscalía general del estado de Alabama.

La niña, que cumple 14 años este mes, y sus dos hermanos, de 12 y 15 años, trabajaban en la planta a principios de este año y no iban a la escuela, aseguran en el artículo. La escuela es obligatoria hasta los 17 años en Alabama.

Temas
Inicio